..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.140, Viernes, 8 de septiembre del 2006

Libro de visitas

 

39 años de la muerte de Tania la guerrillera
Por Pedro Antonio Álvarez

Haydée Tamara Bunke Bider murió el 31 de agosto de 1967. Recordamos a la internacionalista que, cuando le encargaron la misión en Bolivia a propuesta del Che, se puso el nombre de Tania, porque había leído la biografía de una joven rusa de 17 años de nombre Soja Kosmodemjanskaja, que luchaba bajo el nombre de Tania contra los nazis, quienes luego de tomarla prisionera, la torturaron y la ahorcaron.

En 1935, sus padres Erich Bunker y Nadia Bider, perseguidos por el régimen nazi-fascista de Adolf Hitler, emigraron de Alemania junto a su pequeño hijo Olaf a la República Argentina, donde nace el segundo vástago del matrimonio el 19 de noviembre de 1937: una niña a la que pusieron Tamara por su abuela y Haydée por exigencias judiciales.

Con la caída del nazismo, los padres deciden regresar a Alemania a pesar de la resistencia de Tamara. Pero su madre logra convencerla con la promesa de que iban a volver a la Argentina. En la República Democrática Alemana (RDA, la Alemania Comunista), ingresa a la JLA (Juventud Libre Alemana), donde desarrolla una intensa labor como dirigente. Fue miembro del Partido Socialista Unificado Alemán y del Departamento de Relaciones Internacionales por su capacidad intelectual y el dominio de los idiomas español, alemán, inglés, francés e italiano.

Tania se interesaba por lo que ocurría en Latinoamérica. Al triunfo de la Revolución Cubana trabajaba en el Buró de América Latina de la JLA en la organización del VII Festival Mundial de la Juventud que se realizaba en Alemania. Incondicional de la causa cubana, toma contacto con la delegación del Ballet Nacional de Cuba, al mismo tiempo que llegaba una delegación comercial cubana encabezada por el Che Guevara. Ella sirvió de intérprete para ambas delegaciones. El Ballet continuó de gira por Europa y de regreso hace una escala en Berlín en mayo de 1961, donde Tamara se suma a la delegación para llegar a Cuba el 12 de mayo.

En esos tiempos se hacían los preparativos para el Congreso Internacional de Estudiantes en el que participa con su organización. Pronto entra a trabajar en el Ministerio de Educación en traducciones e intérprete de las delegaciones extranjeras que llegaban a Cuba. Estudió periodismo en la Universidad de La Habana, mientras participaba en las campañas de alfabetización. Ingresó en las milicias, trabajaba en los sindicatos e integraba el grupo de estudios de la realidad argentina.

El 25 de mayo de 1962 los argentinos radicados en Cuba organizaron una fiesta para celebrar la fecha patria en la participaron el Che y Tamara, que se destacaba por su educación musical. Fue allí que el Che Guevara propuso la necesidad de la lucha armada en nuestra región y que quedaba planteada para una próxima reunión. En ésta, había algunos que no estaban de acuerdo porque no la consideraban oportuna. Tamara se retiró, en actitud molesta, antes que finalizara la reunión, porque no apoyaban la propuesta del Che.

Su compromiso revolucionario

En los primeros meses del año 1964 Tamara Bunke Bider recibió un minucioso entrenamiento en Cuba. Concluída su preparación fue citada por el Che a su oficina del Ministerio de Industrias donde le explicó su misión.

Entonces Tamara parte para Europa el 9 de abril utilizando un pasaporte a nombre de Haydee Bider González y dos documentos de identidad distintos: Vittoria Pancini y Marta Iriarte. Es el comienzo de una vida difícil: debe llevar una personalidad falsa y vivir en medios hostiles a su ideología y sus costumbres. Entre las varias misiones encomendadas, debía tomar fotos de una aldea en la frontera ìtalo-alemana y de un matrimonio de ancianos, para luego mostrarlos en los próximos pasos de su misión, como si fueran su pueblo natal y sus padres.

El 5 de agosto llega a Frankfurt, donde aprende los hábitos y las costumbres de la República Federal Alemana (RFA), y asume la personalidad y los documentos de Laura Gutiérrez Bauer, una argentina de profesión etnóloga, identidad con que trabajará definitivamente. Entonces parte para Perú, donde trabaja como antropóloga y arqueóloga en el Cuzco. Luego se dirige a la frontera boliviana por varios medios: mula, camión, tren. Pasa a Bolivia, y de Copacabana se traslada a La Paz sin mayores dificultades.

En el Museo Argentino de La Paz, conoce y se vincula con los pintores Juan Ortega Leyton y Moisés Chire Barrientos (pariente del entonces presidente boliviano). Ambos le van presentando a varias personalidades. Estrecha así importantes y valiosas relaciones para su misión, como las de Gonzalo López Muñoz (jefe de la Dirección Nacional de Informaciones de la Presidencia), Julia Elena Fortún (funcionaria del Ministerio de Educación del que dependía el Departamento de Folclore, al cual ingresó Tamara por recomendación del Secretario de la Embajada Argentina Ricardo Arce). Incluso llegó a representar a ese Departamento en el Festival Latinoamericano del Folclore realizado en Salta en 1965.

Ocuparía mucho espacio nombrar las importantes y valiosas relaciones con las cuales se relacionó Tamara para cumplir su misión en Bolivia, que le abrieron las puertas hasta llegar al mismo presidente Barrientos y al vice Ovando, interesados en esta mujer hermosa de cabellos negros, ojos verdes-azules, simpática, agradable y de amplia cultura. El 20 de enero de 1965 había logrado su radicación definitiva en Bolivia como Laura Gutiérrez Bauer; se movía dentro de los círculos bolivianos como una brillante estrella, y contrajo matrimonio con Mario Martínez, un estudiante de ingeniería.

En 1966 recibe al primer contacto secreto con el seudónimo de Mercy -identidad nunca descubierta ni por la CIA- con noticias y nuevas instrucciones. La contraseña era: ¿Usted dio clases de alemán comercial? Luego siguen entrevistas clandestinas, viaja a Brasil y a su regreso inicia los preparativos para recibir a los guerrilleros.

Cuando llega el Che le da nuevas instrucciones, entre ellas, viajar a la Argentina en misiones secretas y de regreso acompañar a Regis Debray y a Ciro Bustos al campamento guerrillero.

Se convierte en Tania

Mientras esperaban al Che que se encontraba de recorrida, dos desertores informan al ejército boliviano y a la CIA la presencia de Tamara. Descubierta, se incorpora a la lucha armada con el seudónimo Tania. En su Diario el Che escribe: …todo parece indicar que Tania está individualizada, con lo que se pierden dos años de trabajo bueno y paciente…

Tania integraba el grupo de retaguardia de Joaquín (Juan Acuña Núñez), cuando otro traidor, el campesino Honorato Rojas, delata al grupo a los soldaditos bolivianos al mando del capitán Mario Vargas.

El 31 de agosto de 1967, el grupo de Joaquín cae en la emboscada en Vado de Yeso sin que Tania pueda empuñar su arma. Troncharon una vida ejemplar, su conducta guerrillera y su trabajo clandestino. Había aportado toda su capacidad y su fuerza para la revolución en Latinoamérica.

Médico Forense. Conductor del Programa "Libros y Música" de 15 a 17 por FM Noticias, 88.1.

http://www.lahaine.org/index.php?blog=3&p=16854

 




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938