..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.141, Viernes, 15 de septiembre del 2006

 

Mil cubanos, a espera del permiso de trabajo de EEUU
por Ketty Rodríguez

En el pasado número de LIBRÍNSULA hacíamos mención de este artículo que a solicitud de nuestros lectores reproducimos de forma íntegra:

No ha podido asistir a las consultas médicas de su embarazo y lo peor es que no tiene con qué pagar el alquiler de su casa, y todo por una razón: Inmigración no le ha enviado a tiempo el permiso de trabajo que le corresponde.

Mileidis González y Gilberto Cabrera, ambos cubanos y amparados legalmente en Estados Unidos por un parole, han esperado agónicamente el único documento que les puede cambiar la vida, y que pasados los 90 días reglamentarios en que debían recibirlo aún no ha llegado.

Se calcula que unos 1,000 cubanos en Miami están en una situación similar.

''No tenemos dinero para pagar el alquiler de este mes y no sabemos qué pasará'', dijo González, con las manos cruzadas sobre su barriga de seis meses, durante una conferencia de prensa organizada por el Centro de Protección del Inmigrante en la Florida (FIAC).

La pareja tiene además una niña de 3 años que sufre de asma y que tampoco ha recibido el cuidado médico necesario.

Cabrera, que tiene licencia para manejar camiones, ha intentado buscar trabajo por ''la izquierda'', pero ha sido inútil. "En todos lados me piden el permiso de trabajo que no llega''.

Al no tener una forma de ganarse la vida, el matrimonio no ha podido comprar un vehículo para trasladarse, y al no asistir a las horas comunitarias que exige el Departamento de Niños y Familia, han perdido la ayuda que otorga esta agencia.

González sólo asistió a una consulta médica recién llegada a Miami, y mientras su embarazo progresa no ha tenido control médico. Tampoco tiene dinero para una alimentación adecuada.

Frente a esta situación, FIAC exigió una respuesta inmediata al Buró de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y de la demanda colectiva que presentó contra la agencia el pasado julio.

Cheryl Little, la presidenta ejecutiva de FIAC, explicó que Inmigración ha tenido un ''fallo técnico'' en el procesamiento de las solicitudes, que en lugar de tener un número de extranjero de 8 dígitos, cambió a 9 dígitos.

Al parecer, el USCIS tuvo problemas y ha retrasado la entrega de unos 1,000 permisos de trabajo para cubanos, según estimaciones de FIAC. Esto representa más de $100,000 que el USCIS ha recibido del pago de las solicitudes.

''Es inconcebible que por un problema con las computadoras muchas personas que han pagado para obtener un permiso de trabajo legal estén sufriendo penurias innecesarias'', dijo Little.

Al respecto, la portavoz del USCIS, Ana Santiago, no quiso hacer ningún comentario porque "está pendiente en corte un proceso judicial''.

Olga Mayor, una cubana de 45 años, ha esperado pacientemente el permiso de trabajo por más de nueve meses.

''He perdido buenos trabajos por no tener el permiso, y me siento muy frustrada'', dijo la mujer, que encabeza la demanda contra el USCIS.

Mayor es técnico dental con experiencia, pero no ha podido ejercer su profesión por la falta del permiso de trabajo. Desde que llegó en diciembre del año pasado, ha vivido en casa de varias amistades, durmiendo en sofás o en camas prestadas.

Lo peor es que no tiene dinero para comprar las medicinas para controlar la hipertensión de la que sufre. "Me siento de manos atadas... vine pensando en el sueño americano que aún no he visto''.

kerodriguez@elnuevoherald.com

http://www.miami.com/mld/elnuevo/15463853.htm





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938