..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.142, Viernes, 22 de septiembre del 2006
Libro de visitas
 

Ramón Humberto Colás EL REGRESO DEL TÍO TOM DE BUSH
Por Angel de la Guardia

Hasta hace apenas unos días, Ramón Humberto Colás, autoproclamado “fundador de las bibliotecas independientes en Cuba” nos juraba por todos sus ancestros que no descansaría en su lucha vertical hasta que cada cubano de la isla, hasta el último habitante de la Sierra Maestra o de la Punta de Maisí, no tuviese en sus manos un ejemplar de alguna novela de Zoe Valdés, un ensayo de Vaclacv Havel sobre el alcohol, perdón,… sobre la libertad, y algún articulejo de Carlos Alberto Montaner sobre la democracia, aunque este último, como se acaba de probar en medio del escándalo del “Nuevo Herald”, recibía una paga generosa del gobierno de George W. Bush por exteriorizar su santo celo democrático.

Para sorpresa de sus innumerables fans, entre los que nos contamos, acaba de colgar los guantes este bibliotecario, al que jamás se ha visto con un libro en la mano ni pisando una biblioteca; este independiente siempre pendiente de las sobras de la mesa yanqui, donde antes que él comen, por precedencia en el color de la piel y por antigüedad al servicio de los enemigos de Cuba, sus cúmbilas terroristas de la Fundación Nacional Cubano Americana.

Resulta que de las cenizas del bibliotecario que nunca fue, y del independiente que le hubiese aterrorizado ser, ha brotado, como por arte de magia, o mejor, de las agencias de inteligencia norteamericanas que se ocupan del frente cubano, la egregia figura de un nuevo Ramón Humberto Colás, reciclado en Alto Comisionado del Imperio para la Protección de los Negros de la Isla, como si de una especie en extinción se tratase. Y para ello le han creado un engendro propagandístico llamado CUCAD con los 80 millones recién destinados por Bush para que se forren sus amigotes cubanos, perdón… para acabar con la Revolución, como quien da una maruga a un tonto para que deje de molestar a la gente.

La CUCAD, señoras y señores, es nada más y nada menos que la tapadera de turno de Colás y un puñado de avispados camajanes del exilio cubano de Miami para seguir arramblando, como han hecho hasta ahora, con el dinero de los contribuyentes norteamericanos que su gobierno destina para minar el sistema constitucional y las leyes cubanas. Con tanto éxito se han consagrado a la tarea, que llevan en ello la friolera de casi medio siglo cosechando un éxito rotundo. Ahora ya no son bibliotecarios independientes, mucho menos después de la paliza moral recibida en la recién concluida Asamblea anual de IFLA, en Seúl, donde, una vez más, la comunidad profesional internacional les cerró la puerta en la cara, negándose a ser dócil comparsa de los planes yanquis contra Cuba. Ahora, como si fuesen jicoteas de río en tiempo de muda, se fabrican un caparazón engañoso para atrapar ingenuos, como si de verdad los cubanos necesitasen de tales engendros para seguir construyendo una sociedad como la nuestra, imperfecta, pero mucho más humana, solidaria, igualitaria e integrada que aquella donde hoy vive el Sr Colás. Porque si de racismo se trata, en el pasado y en el presente, los Estados Unidos se llevan las palmas de oro en cualquier olimpiada internacional que se convoque.

Sería muy interesante que la CUCAD se ocupase, por ejemplo, en aplicar una encuesta entre los habitantes de New Orleans, los sobrevivientes del huracán Katrina. Propongo que conste de dos simples preguntas:

1) ¿Cree Usted que exista racismo en los Estados Unidos?
2) ¿Cree Usted que el actual gobierno del Presidente Bush ha logrado disminuir en algo el racismo dentro de los Estados Unidos, o por el contrario, lo ha exacerbado?

Las respuestas la sabemos de antemano, solo fingen desconocerla asalariados del propio Bush, como este recién estrenado Tío Humberto Tom. Lo trágico es que desde Mississippi, corazón del sur profundo, donde tanta sangre y lágrimas provocasen y provocan la esclavitud, el racismo, la exclusión y la pobreza en los Estados Unidos surjan organizaciones falsas como esta para intentar fomentar la división y el odio racial entre los cubanos, probablemente uno de los pocos países en el mundo de hoy donde sus habitantes no se identifican por el color de la piel, sino por su orgullosa pertenencia a una nacionalidad que se proclama cubana.

Eso es lo que pretenden destruir CUCAD y la cucaracha de Ramón Humberto Colás, ambos al servicio descocado del yanqui. Creen que fomentando divisiones falsas dañarían la unidad que fomenta la Revolución. No les importan los cubanos de piel más oscura, tampoco los de piel más clara: solo les importa acabar con Cuba, como hacen hoy con Irak, fomentando una guerra civil artificial para asegurarse el dominio del país, y de paso, su petróleo.

Mientras este Tío Tom de Bush, servil y traidor a los suyos, pasa de un disfraz a otro con tal de lucrar, un negro revolucionario cubano de verdad, no de opereta, llamado Esteban Lazo, líder político que fue cortador de caña en su niñez, y un venezolano descendiente de indios llamado Hugo Chávez, acaban de ser delirantemente acogidos por cientos de indios y afromericanos en Harlem, como otras veces lo fuese el propio Fidel.

Reverendo Lucius Walter dio la bienvenida a la delegación cubana
Chávez y Danny Glover en Harlem. Foto: AP

Fidel y Malcolm X

¿Por qué CUCAD y Ramón Humberto Colás no se aparecieron por allí con sus pancarticas contra Cuba?

Hoy, 22 de septiembre, se conmemoran 120 años del día en que se abolió oficialmente en Cuba la esclavitud.

Colas y sus amos trabajan sin tregua para restaurarla.


Ángel de la Guardia.

Chávez extiende programa de asistencia a comunidades pobres estadunidenses
DAVID BROOKS CORRESPONSAL

Nueva York, 21 de septiembre. Uno está acostumbrado a escenas donde los ejecutivos de las petroleras aparecen abrazados con inversionistas, banqueros y políticos -particularmente ahora que gozan de ganancias sin precedente-, pero tal vez no hay nada más extraño que ver a los ejecutivos en jefe de una de las principales empresas petroleras de este país abrazados por gente pobre en las calles de Harlem.

Eso fue lo que sucedió afuera y adentro de la iglesia bautista Monte de Olivos en el corazón de Harlem, cuando Félix Rodríguez, presidente de Citgo Petroleum Corporation, y Rafael Gómez Abreu, intercambiaban saludos y abrazos con gente y líderes de barrios pobres estadunidenses. Y fue aquí, hoy, donde Hugo Chávez llegó para anunciar la ampliación de un programa que ofrece combustible venezolano para calefacción a cientos de hogares, albergues y viviendas pobres de Estados Unidos iniciado el año pasado.

Mientras que los medios masivos aquí y los políticos trataron con desprecio e ira los comentarios del presidente venezolano ante la Organización de Naciones Unidas ayer, donde llamó "diablo" a George W. Bush, en Harlem fue recibido con gran entusiasmo, cariño y gratitud por representantes de comunidades pobres de varias partes del país. Estas comunidades no necesitan traducción para entender quiénes son los diablos en este país.

Aquí estaban delegaciones de pueblos indígenas de Alaska (vestidos con su indumentaria tradicional con la que ofrecieron un baile), Maine y Minnesotta, representantes de organizaciones comunitarias, afroestadunidenses, latinos y anglos, todos que han pasado frío por vivir en la marginación bien disfrazada en el país más rico del mundo. Algunos fueron beneficiados con el programa de solidaridad venezolano que se comprometió a entregar 40 millones de galones de combustible para 180 mil hogares, decenas de albergues para los sin techo e instituciones de apoyo comunitario en ocho estados durante el invierno pasado.

Redoblan auxilio para el invierno

Para este invierno, anunció aquí Chávez, Venezuela a través de su empresa estadunidense Citgo, hará más que duplicar ese esfuerzo; se destinarán 100 millones de galones de combustible para 459 mil hogares en 18 estados. El programa ofrece 40 por ciento de descuento para viviendas, y dona gratuitamente el combustible para albergues y otras instituciones de apoyo. A la vez, impulsa mecanismos para la entrega y distribución de este combustible sin intermediarios, con la venta directa a organizaciones.

Dijo que parte de las ganancias de Citgo por sus operaciones en Estados Unidos serán transformadas en este mecanismo de asistencia para las comunidades pobres e indígenas aquí.

Chávez y Danny Glover en Harlem. Foto: APPresentado por el famoso actor afroestadunidense Danny Glover, Chávez fue recibido con una ovación y consignas bolivarianas en esta histórica iglesia donde lo escuchaban entre otros, políticos locales, el destacado filósofo político Cornel West, uno de los más reconocidos intelectuales afroestadunidenses, y líderes comunitarios. Con los medios estadunidenses registrando atentamente toda referencia a diablos, el presidente venezolano realizó otra de sus multifacéticas presentaciones, con temas desde el imperialismo, hasta Jesucristo, Mark Twain y Martin Luther King, Jr., el independista venezolano Miranda, a las luchas históricas de los pueblos "aborígenes" de las Américas, hasta las luchas de "la madre, Africa", de la igualdad como el asunto fundamental de la lucha humana y regresando varias veces a su relación con Estados Unidos.

Le pido a Dios, dijo, "más temprano que tarde, que el pueblo estadunidense elija un presidente con el cual se pueda hablar... que sea inteligente, trabajador, comprometido con la vida y no este caballero que tienen de presidente que camina como ese vaquero, John Wayne, y no tiene la más mínima idea de la política... me duele decirlo, un alcohólico, en verdad, un acomplejado pero peligroso porque tiene mucho poder".

Bromeó al afirmar que hoy no haría "ninguna referencia personal" al hablar de un diablo, aunque señaló que a veces el diablo toma forma de persona, "y hay personas que se comportan como el diablo", ante la risa del público.

Señaló que intentan tacharlo de enemigo de Estados Unidos, y repitió: "nos ponen la etiqueta de enemigo para después hacer lo que quieran. No soy enemigo de Estados Unidos, soy enemigo del imperialismo". Pidió que "despierte el pueblo de Estados Unidos para bien del mundo, para bien de ustedes mismos".

Rechazó que haya amenazado con suspender el envío de petróleo a Estados Unidos, como se le ha acusado en los medios y por algunos políticos, como agresión a este país. Lo que sí dijo, relató, es que si Washington intenta agredir a Venezuela, como lo hizo antes con el fallido golpe, si este país comete un acto de agresión, en ese caso sí suspendería el suministro de petróleo.

"Algunos me llaman tirano, pero en Venezuela estamos transfiriendo el poder al pueblo", afirmó después de hablar de numerosas iniciativas populares. Señaló que eso es lo que decía Lincoln.

Concluyó recomendando una vez más la lectura de Noam Chomsky, y declaró que "aquí, habrá mundo para todos o no habrá mundo para nadie".

Félix Rodríguez, el presidente de Citgo, informó que la empresa estadunidense pero 100 por ciento del Estado venezolano, y también una empresa "latina" (cuenta con 7 refinerías y unas 14 mil gasolineras en este país), tiene un compromiso. "Para Citgo el objetivo no es sólo hacer dinero, sino también está el lado de la solidaridad, de la justicia". Refirió que todo este programa para los pobres comenzó con el ofrecimiento de apoyo del gobierno venezolano a su contraparte estadunidense ante el desastre del huracán Katrina el año pasado. Contó cómo el programa benefició inicialmente a comunidades indígenas de Maine y barrios del Bronx en Nueva York en "una muestra de solidaridad de una petrolera" y sentando un ejemplo para otras petroleras.

Informó que han recibido amenazas -"por lo menos una al día"- de atentados contra la empresa, y algunos políticos hablan de un boicot, pero subrayó que el petróleo de Venezuela es "petróleo de paz".

Un líder del Consejo Inter-Tribal de Alaska, red de unos 231 pueblos indígenas, algunos de los cuales vivían al norte del círculo del ártico, dijo que Citgo había ayudado en lo esencial, es decir, mantenerlos con calefacción y para contar con combustible para ir de pesca y cazar para alimentar a su gente. Señaló que aunque Alaska proporciona 10 por ciento de las necesidades petroleras de Estados Unidos, es el estado con los precios más altos de combustible en el país, más del doble del promedio, lo cual tiene graves consecuencias para los pueblos pobres indígenas. "Las petroleras estadunidenses gozan de altísimas ganancias mientras para nosotros los precios son los más altos en el país... ¿dónde están todos los ejecutivos, y los políticos, estadunidenses?", preguntó, al agradecer el apoyo de Citgo "en nombre de miles de nativos de Alaska". El líder concluyó con un "gracias, señor Chávez", y se abrazaron.

Representantes de varias comunidades firmaron el convenio junto con Chávez en el acto para renovar el programa para este invierno. "Este es el tipo de relaciones pueblo a pueblo que necesitamos para democratizar la política exterior", declaró el actor Glover.

En tanto, los medios continuaron enfocándose en los ataques verbales de Chávez contra Bush, y apenas registraron el contenido de su mensaje y de este programa.

Tomado de: http://www.jornada.unam.mx/2006/09/22/037n1mun.php


Reverendo Lucius Walter dio la bienvenida a la delegación cubanaRecibe delegación cubana solidaridad en Nueva York

NUEVA YORK (PL).— La delegación cubana que participa en la 61 Asamblea General de la ONU, encabezada por el vicepresidente del Consejo de Estado Esteban Lazo Hernández, fue recibida con calurosas muestras solidarias durante una entusiasta bienvenida pública en la barriada de Harlem.

"Sabemos que este barrio es la cuna de la solidaridad con la Revolución cubana", dijo el también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba al referirse a la acogida que brindó la población de Harlem al presidente Fidel Castro, en respuesta a las hostilidades que rodearon su primera visita a la ONU en septiembre de 1960.

Durante la ceremonia de solidaridad, que desbordó de público el amplio salón frente al altar de la Iglesia de la Intercesión, el director ejecutivo de la fundación Pastores por la Paz, reverendo Lucius Walter, indicó que Cuba es merecedora de agradecimientos.

"Damos las gracias a Cuba por los médicos y especialistas que dispuso para enviar en auxilio de las víctimas del huracán Katrina y que el Gobierno de (George W.) Bush no permitió", dijo el líder de Pastores por la Paz.

Lucius Walter también agradeció a Cuba por los 110 jóvenes estadounidenses que estudian Medicina en esa isla de manera gratuita.

"Pero hay mucho más por lo que debemos agradecer a Cuba, como su ayuda en la derrota del régimen del Apartheid en Sudáfrica, luego de la gloriosa victoria en los combates de Cuito Cuanavale", dijo el respetado reverendo en medio de aclamaciones del público.

Al intervenir en la ceremonia de solidaridad, la directora ejecutiva del gremio nacional de abogados, Heidi Bogosian, destacó el caso de Los Cinco cubanos injustamente encarcelados en Estados Unidos por sus actividades en prevenir acciones terroristas contra la Isla.

La abogada descalificó la legitimidad de ese proceso judicial por celebrarse sobre la base de insuficientes evidencias y en un clima hostil condicionado por campañas anticubanas en la prensa para influir en la opinión pública y en el criterio del jurado.

Bogosian aprovechó la ocasión para anunciar la celebración de una marcha el sábado próximo en Washington para reclamar la libertad de Los Cinco cubanos.

La abarrotada sala central de la Iglesia de la Intercesión estalló de júbilo al informar el ministro cubano del Exterior, Felipe Pérez Roque, que el presidente Fidel Castro se encontraba en una fase de franca recuperación después de la delicada operación a la que fue sometido.

"En estos momentos, su salud se encuentra en una franca recuperación, aunque todavía requiere de más tiempo para estar en plenas condiciones", dijo Pérez Roque.

Al hablar al público presente, el vicepresidente Esteban Lazo calificó de inmorales las condenas carcelarias dictadas contra esos cinco jóvenes y destacó que ésa es una muestra más del odio del Gobierno imperialista estadounidense contra la Revolución cubana.

Durante la ceremonia de solidaridad, Lazo fue agasajado por un grupo de jóvenes que entregaron una felicitación al presidente Fidel Castro por su 80 cumpleaños.

La ocasión sirvió para que el miembro del Buró Político hiciera un recuento de la trayectoria revolucionaria de Fidel, desde sus años universitarios, el asalto al cuartel Moncada, el desembarco del yate Granma y la lucha en la Sierra Maestra.

También destacó la presencia de Fidel en momentos críticos en Cuba como la invasión mercenaria por Playa Girón, preparada por Estados Unidos, y los embates del ciclón Flora en el oriente del país.

"El primero en estar en la trinchera es Fidel", dijo Lazo en medio de los aplausos de la audiencia.

Antes de concluir la ceremonia, el ministro Pérez Roque agradeció estas muestras de solidaridad y destacó su crucial importancia en momentos en que el Gobierno estadounidense arrecia el bloqueo contra Cuba y dispone de planes secretos contra la Isla.

El acto de solidaridad contó con la presencia de destacas figuras entre las que sobresalieron el actor Danny Glover y el ex fiscal General estadounidense, Ramsey Clark.

Tomado de http://www.granma.cu/espanol/2006/septiembre/vier22/delegacion.html




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938