..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 3, Nro.143, Viernes, 29 de septiembre del 2006

Libro de visitas

 

Lorca murió hace 70 años y nos legó una obra "completamente viva"
Carmen Sigüenza/EFE

Cuando se cumplen 70 años del asesinato de García Lorca, su portentosa y rica obra sigue teniendo tanta fuerza que le ha convertido en un poeta "inmortal" con una literatura "completamente viva", en opinión de los poetas Francisco Brines, Antonio Gamoneda, Colinas, García Montero, Angel González o Villena.

Al poeta más grande de la generación del 27 y uno de los más importantes del siglo XX, la muerte le atrapó cuando su talento estaba en total plenitud. Dos meses antes de ser fusilado había terminado una de sus obras más reconocidas "la Casa de Bernarda Alba" y acababa de terminar otro de los poemarios que después fue venerado, "Diván de Tamarit".

Circunstancias éstas, junto con su éxito en Latinoamérica, donde sus obras de teatro eran las más vistas y representadas, que hacen presagiar que "su obra habría continuado siendo grandísima".

"Lorca es sencillamente genial. Y hoy en día lo que importa es su obra, que está plenamente viva, aunque pudo verse ensombrecida por el significado de su muerte. Fue el genial de la Generación del 27. En él se da la variedad y la intensidad. Estaba dotado para lo interno y lo externo. Es el poeta de los mitos y alguien inimitable", explica a Efe el poeta y académico Francisco Brines, único superviviente de la generación de los 50, junto con Angel González y José Manuel Caballero Bonald.

Brines cree que la influencia de Lorca ha sido mayor en las literaturas de fuera de España que en las de aquí, y destaca "Llanto por Ignacio Sánchez Mejías" y "Romancero Gitano", como dos obras "increíbles por su expresión y sensualidad".

Precisamente Angel González, quien reconoce que la primera lectura de Lorca fue "uno de los mejores descubrimientos" de su vida, considera que el poeta granadino estaba lleno de talento y que su obra "tiene tal trascendencia que forma parte de la literatura universal".

El poeta leonés Antonio Gamoneda piensa que la figura de Lorca puede contemplarse desde dos perspectivas: una, "que es la fundamental, y es que es el poeta más grande de su generación, y otra, que fue el protagonista de una crueldad histórica. Ambas van en paralelo; de tal manera, que en el extranjero, Lorca es más conocido por su asesinato que por el valor literario de su obra, que es muy grande".

"De no haber muerto a los 38 años, su obra habría seguido creciendo. Habría llegado a limites difíciles de imaginar. Habría estado muy arriba", añade el autor de "Arden las pérdidas", al tiempo que asegura que si tuviera que salvar un libro de Lorca de un incendio, lo haría con "Poeta en Nueva York".

Para otra de las voces más representativas de la lírica actual, el también leonés Antonio Colinas, la figura de Lorca "nos remite a su muerte y nos lleva a preguntarnos ¿por qué se quiere matar a un poeta? Tal vez, la respuesta -dice Colinas- está en que la poesía es el lenguaje final, el que queda cuando fracasan el resto de los lenguajes, el de los políticos o los economistas".

En opinión de Colinas, Lorca y Neruda son los dos grandes poetas en lengua española del siglo XX "por su novedad y ruptura". "La obra de Lorca no admite imitadores -continúa-, en cuanto un poeta imita a Lorca, chirría.

El autor de "Sepulcro en Tarquinia" explica que admira la obra rupturista de Lorca pero que sintoniza más "con el Lorca más puro, de tono popular y lírico".

El poeta granadino Luis García Montero indica que Lorca "es uno de los más grandes poetas contemporáneos. 'Poeta en Nueva York' o 'Divan de Tamarit' están en lo más alto en la literatura en lengua española. Es uno de los mejores poetas que han sabido encarnar la crisis de los individuos en la modernidad, a la altura de los más grandes", recalca este poeta y profesor y añade que piensa que "Lorca habría seguido una evolución paralela a Luis Cernuda".

"Una de las tragedias para la cultura española es que nunca sabremos dónde habría llegado Lorca"", concluye.

Finalmente, el poeta Luis Antonio de Villena recuerda que Lorca era el más famoso de la generación del 27 y que, "aún siendo grande, hoy hubiera sido mucho más". Sobre todo era poeta, un poeta genial, de primera fila y de enorme fuerza".

De Villena asegura que Lorca tenía tanta fama en el extranjero que, "en muchas ocasiones, ha sido un tapón, sin quererlo, para el resto de los poetas españoles. Pasa un poco como Pessoa para los portugueses", concluye.-

Tomado de http://www.granadadigital.com/gd/amplia.php?id=33392&parte=noticias




© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938