..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 4, Nro.159, Viernes, 19 de enero del 2007

Libro de visitas

 

¡Triste despedida de año para los enemigos de Cuba!
Por Jesús Dueñas Becerra*

"(...) A la maldad se la castiga
con dejar que se enseñe (porque)
la maldad es suicida".

José Martí

Los enemigos externos e internos de la patria de Varela y Martí NO podían disimular su alegría, porque en los más abigarrados rincones de su mente enfermiza albergaban la esperanza de que el presidente Fidel Castro Ruz no estaría vivo a finales del 2006..., pero las declaraciones a la prensa hispana del doctor José Luis García Sabrido, jefe del Servicio de Cirugía General del madrileño hospital "Gregorio Marañón", les han hecho el efecto de un "vomitivo", ya que el destacado galeno español desmintió categóricamente que el mandatario cubano padeciera de un tumor maligno en las vías digestivas y mucho menos que estuviera en estado terminal; diagnóstico y pronóstico que George W. Bush, Condolezza Rice, John Negroponte, Don José María Aznar, Doña Esperanza Aguirre, Vicente Fox, Óscar Arias y la mafia terrorista miamense proclamaran a los "cuatro vientos" hasta llegar a confundir la realidad con la ficción y la verdad con la mentira para "convencer" a los "tontos" y "entontecidos" de aquí, de allá y de acullá.

Estoy seguro de que esa "desagradable noticia" les causó mucho más escozor y preocupación que las alarmantes cifras de soldados norteamericanos ultimados por la resistencia afgano-iraquí. El odio, la ira, el resentimiento y los deseos de venganza mediatizan el comportamiento de tales espíritus, signados por esas mezquinas pasiones que acercan al ser humano a la "bestia salvaje" que lleva dentro.

Qué clase de "cristianos a lo Bush" son esos señores y señoras que maldicen y le desean la muerte al prójimo..., aunque ese prójimo sea un "enemigo", tal y como ellos perciben al gobernante caribeño. Es que acaso desconocen que, según José Martí, "[…] a un enemigo no se le puede vencer si no se tienen las mismas cualidades que él tiene, o más". Hasta el más lerdo de pensamiento está consciente de que ninguno de ellos tiene el coraje, la ética, la moral, el humanismo y la espiritualidad que caracterizan e identifican a Fidel. Si quieren conocer un poco más la carismática personalidad del líder histórico de la Revolución Cubana que lean el libro Cien horas con Fidel, del periodista hispano-francés Ignacio Ramonet, para que amplíen sus conocimientos al respecto.

¿Necesitan pruebas de esa afirmación? Aquí les van: cuando falleció el tristemente célebre Jorge Mas Canosa, presidente de la autotitulada Fundación Nacional Cubano Americana, la prensa local, con el mayor respeto, se hizo eco de esa nota luctuosa, mientras que cuando se produjo el deceso del ex-presidente Ronad Reagan un periodista de una prestigiosa emisora nacional escribió que el extinto político estadounidense "no debió haber nacido". La noticia fue retirada inmediatamente del aire, y al día siguiente, el diario Granma aclaró esa lamentable situación por no ajustarse a los principios éticos en que se sustentan el gobierno y el pueblo cubanos. En esa ocasión, Fidel les envió un mensaje de condolencia a los familiares del finado ex-presidente.

Si a la buena nueva de que Fidel NO tiene cáncer y que se repondrá más temprano que tarde (motivo de júbilo para la humanidad progresista y estupendo regalo para el nuevo año), se suman el descalabro del ejército anglo-norteamericano en Afganistán e Irak (donde las bajas mortales son cada vez mayores), el despertar integracionista de América Latina en respuesta a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), la elección o re-elección de gobernantes que quieren echar su suerte al lado de esos pueblos expoliados por la voracidad insaciable del imperio, y la inminencia de un juicio moral a los asesinos del comandante Ernesto Che Guevara, para sentar en el banquillo de los ascusados no sólo a los ejecutores materiales de ese crimen de lesa humanidad, sino también a los autores intelectuales que se esconden al amparo de la tenebrosa CIA y del gobierno estadounidense..., me parece que son poderosísimas razones para que George W. Bush y sus acólitos NO deseen festejar el comienzo del 2007.

Lo que ignoran quienes le desean la muerte a Fidel es que, al decir de Homero, "el alma de los grandes nunca con sus cuerpos muere", y cuando ese hecho acontezca (Dios quiera que demore mucho), le dejará a la humanidad no sólo su legado intelectual y espiritual, que es eterno, sino también ese sol del mundo moral que lo ilumina e iluminará per se culom seculorum.

* Crítico y periodista.

 





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938