..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 4, Nro.161, Viernes, 2 de febrero del 2007

Libro de visitas

 

Compay Segundo: un clásico de la Música Cubana Y Universal
Por Jesús Dueñas Becerra *

José Ramón Artigas, presidente de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), presidió este jueves, en la sala “Martínez Villena”, el coloquio sobre música tradicional cubana, dedicado a homenajear al célebre músico y compositor Francisco Repilado, Compay Segundo.

Para el destacado intelectual, el año 2007 es pródigo en centenarios, y a título de ejemplo, citó a los maestros Francisco Repilado, Electo Rosell (“Chepín”), e Isolina Carrillo, entre otros. Después, explicó el motivo por el cual la Asociación de Cine, Radio y Televisión, que él preside, decidiera honrar a Compay Segundo, ya que esos medios de comunicación social fueron los escenarios naturales en que se movió “como pez en el agua” Repilado, de quien relató hermosas anécdotas que hablan a favor de la grandeza musical y humana del finado artista caribeño.

El músico Andrés Pedroso narró los estrechos vínculos profesionales que lo unieron a Compay Segundo y cómo llegó a sus oídos infantiles la música de Repilado, quien a través del ejemplo vivo hizo realidad el aforismo martiano de que la modestia “[…] es la primera lección de la sabiduría”.

El crítico Ulises Salazar se refirió a la petición que le hiciera Compay Segundo de que se encargara de la escenografía, coreografía y puesta en escena de sus obras musicales; luego, reseñó los indicadores teórico-metodológicos empleados por él para interpretar poética y literariamente el legado musical y espiritual que Repilado le dejara a la humanidad.

La carismática artista Omara Portuondo, otra gloria de la música cubana y universal, caracterizó a Compay Segundo como un auténtico “Señor de la Trova”, romántico al ciento por ciento, ya que su principal musa inspiradora era la mujer, a quien amaba “[…] por el espíritu puro que [percibía] en ella, o por [la ternura] que [creía] ver en sus acciones […]”. A Compay Segundo lo identificaba su “picardía” respetuosa, su cubanía y su entrega en cuerpo, mente y alma a la música cubana, a la que enalteció en todos los escenarios del orbe.

Por último, Salvador y Basilio Repilado, hijos del fallecido músico y compositor, precisaron que el amor, el respeto, la ética y la humildad fueron los pilares fundamentales sobre los cuales Compay Segundo estructuró los patrones educativos que le sirvieron de faro y guía para formar a sus retoños en el buen saber y en el bien hacer; y con apoyo en esos principios ético-humanistas, los inició en el mundo “mágico” de la música, donde los nombres de Francisco Repilado, Benny Moré, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, y muchos otros más, deberían incluirse por derecho propio entre los clásicos, o sea, “[…] aquellos que nos ayudan a entender quiénes somos y adónde hemos llegado”, al decir de Ítalo Calvino.

En ese espacio de reflexión y debate, moderado por la licenciada Teresa Valdés, presidenta de la Sección de Crítica de la UNEAC, y devenido cálido homenaje al “Señor de la Trova”, se proyectó el documental “100 años, Compay”, mientras que las jóvenes cantantes Maydel García y Elianne Ramos, ganadoras del concurso “La Nueva Voz”, interpretaron dos números de la autoría del inmortal Compay Segundo.

* Periodista y Miembro de la Sección de Crítica de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la UNEAC.               






© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938