..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 4, Nro.162, Viernes, 9 de febrero del 2007

Libro de visitas

 

La Argentina en Martí
Por Jesús Dueñas Becerra*

El historiador Raúl Rodríguez La O impartió el 2 de febrero de 2007, en la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU), la conferencia “ La Argentina en Martí”, en homenaje al aniversario 154 del natalicio del Héroe Nacional de Cuba y a la República Argentina , invitada de honor en la XVI Feria Internacional del Libro de La Habana.

El también escritor y periodista dedicó su intervención al doctor Raúl Roa García (1907-1982), Canciller de la Dignidad , en el centenario de su natalicio, así como al ilustre pensador y político argentino Don Domingo Faustino Sarmiento, y a la patria del comandante Ernesto Che Guevara.

El destacado intelectual cubano evocó la época (años 80 del siglo XIX), en que el Apóstol fue corresponsal del diario La Nación de Buenos Aires, y con posterioridad, Cónsul de la República Argentina en Nueva York

En los archivos históricos de ese emblemático órgano de prensa, Rodríguez La O localizó los artículos publicados por Martí y amorosamente conservados por los actuales editores de La Nación. En dichas crónicas, cuya excelencia periodística y literaria resulta muy difícil de igualar, el Maestro trató con belleza y erudición los más disímiles temas: históricos, artístico-literarios, socio-políticos y geográfico-culturales.

Con apoyo en los hallazgos de las pesquisas llevadas a cabo por el investigador caribeño en el dossier martiano, fue Don Carlos Carranza, quien -al parecer- le sugirió a Don Bartolomé Mitre, director del diario bonaerense e hijo del General, que le diera la corresponsalía de La Nación en Nueva York a un joven periodista cubano, que brillaba tanto por su talento como por su modestia.

La primera crónica remitida por Martí a Mitre para su publicación fue “censurada” por la actitud radical que asumiera con respecto a las ansias hegemónicas del poderoso vecino del Norte. Dicho material, no publicado en aquel momento, es una joya del periodismo revolucionario hispano-cubano-americano, que aún hoy, a ciento y tantos años de haber sido escrito, conserva su absoluta vigencia, acotó.

Las crónicas publicadas en La Nación son verdaderas clases magistrales de periodismo, entendido por el fundador del periódico Patria como fuente inagotable de ética, humanismo y espiritualidad, sin perder por ello su carácter patriótico, político e ideológico.

A principios de la última década del siglo XIX, el Maestro dejó de escribir para La Nación y renunció a la función consular que desempeñaba en la urbe neoyorquina como consecuencia de las fuertes presiones ejercidas por la Metrópoli sobre el gobierno argentino para alejar de la diplomacia latinoamericana al “peligroso” adversario.

Tan hondo caló la prosa martiana en la mente y en el alma de los lectores, que Don Domingo Faustino Sarmiento le pidió al corresponsal parisino de La Nación , que tradujera a la lengua francesa un encendido discurso en que el Apóstol denunciaba la voracidad imperial y exaltaba los valores de Nuestra América; el verbo patriótico y elegante que caracteriza a Martí conmovió a Sarmiento, quien percibía en la sociedad estadounidense de entonces un paradigma que las naciones hispanoamericanas debían seguir “a pie juntilla”. Esa pieza oratoria lo incitó a escribirle al Cónsul de la República Argentina en Nueva York, para expresarle -entre otras cosas- su admiración y respeto.

El agradecimiento que experimentó el más universal de los cubanos ante esa misiva del político argentino lo sintetizó en una de sus frases antológicas “Honrar, honra”, concluyó el historiador Raúl Rodríguez La O.

  • Crítico y periodista.

<<Foto Raúl Barca





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938