..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 4,Nro.164, Viernes, 23 de febrero del 2007

Libro de visitas

 

Un nuevo capítulo en el dossier de la intolerancia

De nuevo andan sueltos los perros de la intolerancia en Miami… Claro, perros amaestrados por el imperio, que no muerden ni a mafiosos ni a terroristas anti cubanos.  Traemos aquí algunos artículos sobre el tema, incluyendo el del libelo miamense, que hace las “aclaraciones” que requieren los “preocupados padres”, pero que no acota cuántas de las dificultades que enuncia son provocadas por el actuar de esos mismos individuos, con su irracional odio hacia la Revolución Cubana, y como buenos pescadores aprovechando el río revuelto, algunos de nuestros conocidos “luchadores por la libertad de expresión”, “apolíticos” y “neutrales”, se inmiscuyen en el debate :

Un nuevo capítulo en el dossier de la intolerancia
Por Rafael Hojas Martínez

Hace algunos meses, en el verano del 2006, tuve el placer de entrevistar al prestigioso intelectual cubano Eliades Acosta, director de la Biblioteca Nacional José Martí, sobre lo que entonces fue un escándalo en Miami.

Por aquellos días, la edición digital de El Nuevo Herald publicó un artículo relacionado con el libro Vamos a Cuba (2002), de la escritora norteamericana Alta Schreier, obra sobre la realidad cubana que la mafia miamense aún intenta retirar de las bibliotecas escolares del sur de la Florida.

En la mencionada entrevista, Acosta precisó: “Vamos a Cuba es una obra destinada para niños de tercer grado, no tiene ningún sentido político, ni defiende a Cuba ni pretende hacer una apología del sistema de vida en el Estado cubano”.

Sin embargo, las mentes calenturientas en el Sur de la Florida se empeñan en que los niños en Estados Unidos no tengan la posibilidad de elegir libremente lo que quieran leer, y se les priva del derecho de conocer a Cuba.

La paranoia anticubana del verano del 2006 parece repetirse por estos días.

Recientemente, el propio libelo de la mafia difundió un reporte en el que se confirmó que un nuevo libro escolar sobre Cuba fue secuestrado por la  organización anticubana Comité Cubano de Padres Preocupados del Exilio (CCPP).

Aunque el término “secuestro” parezca algo fuerte no debe sorprender a nadie. Si el niño cubano Elián González, permaneció secuestrado en Miami durante más de 7 meses, y regresó finalmente a su Patria después de una larga lucha del pueblo cubano por su devolución, que no podrá esperarse de esa jauría anticubana.

Discovering Cultures, Cuba (2003),  de la norteamericana Sharon Gordon, es el título del texto de referencia (para niños de 7mo a 9no grado) que, al igual que Vamos a Cuba y Cuban Kids, pretende ser desterrado de las escuelas públicas.

Precisa la nota del Herald, que el problema de Discovering Cultures, Cuba es que presuntamente no dice la verdad de la vida en Cuba y “omite” datos que saltan a la vista. El mismo pretexto esgrimido en los casos anteriores.

Alguna vez, un miembro de esa comunidad expresó que ese tipo de actitudes irracionales y extremistas son calificadas en el propio Miami como verticalmente anticastristas, propias “de individuos que rehúyen —a veces hasta para dormir— una posición horizontal, suelen superar la ley de gravedad política y rebotar con aparatosa contundencia contra todo lo relativo a la Isla; son los que ponen bombas, rinden homenaje de próceres a estafadores convictos y reclaman paredón para los peloteros del equipo nacional cubano.”

Este tipo de maniobras anticubanas son parte de las campañas del enemigo para tratar de estigmatizar a Cuba en el tema de la libertad de expresión, el libre acceso a la información, la libertad intelectual, el libre flujo de ideas e impiden que en Estados Unidos se brinde una visión auténtica sobre Cuba, para de esa manera justificar el reforzamiento del bloqueo y arreciar su política agresiva encaminada a destruir a la Revolución.

Rememorando palabras de Acosta en aquella entrevista, “estamos en presencia de una especie de purga inquisitorial para purificar los estantes de las bibliotecas de Miami de acuerdo a la visión política de un pequeño grupo de fanáticos enfermos de odio contra Cuba”.

Sin embargo, mientras en EE.UU., la superpotencia más grande del mundo, a los infantes se les niega el libre acceso a la información, en la Isla acontece uno de los eventos de mayor trascendencia social para todos los cubanos, la XVI Feria Internacional del Libro, un espacio de sano esparcimiento para la lectura y la búsqueda incesante del conocimiento. Por suerte, en Cuba la felicidad no está excomulgada.

http://www.trabajadores.cubaweb.cu/


Otro libro sobre Cuba retirado de escuelas de Miami
Washington, 19 feb (PL) Sectores de la ultraderecha cubano-americana retiraron de escuelas de Miami otro libro escolar sobre Cuba, en un intento más por evitar que estudiantes de esa ciudad reciban informaciones sobre la isla, destaca hoy la prensa local.
Los ejemplares del texto fueron "secuestrados" por el Comité de Padres Preocupados, sin la anuencia de las autoridades educativas de la urbe floridana.
El libro, titulado "Discovering Cultures, Cuba", menciona la vinculación del estudio y el trabajo en varias escuelas del país caribeño, señala la edición en español del diario The Miami Herald.
Si algunas personas están ofendidas por el contenido del texto "no pueden tomar la ley en sus manos. Deben seguir el proceso administrativo establecido y aplicado en otros casos", señaló Felipe Noguera, portavoz del sistema de escuelas públicas de Miami-Dade.
El retiro del nuevo título se suma a acciones similares emprendidas contra otros dos libros -Vamos a Cuba y Cuban Kids- que desde el pasado año organizaciones anticubanas tratan de sacar de las escuelas.
Vamos a Cuba fue publicado en 2001, escrito por la estadounidense Alta Schreier, como parte de una colección de textos infantiles publicados por Heinemann Library, relacionada también con otros países, como Puerto Rico, Gran Bretaña y México.
En junio último, la Unión Norteamericana por las Libertades Civiles (ACLU)de la Florida presentó una querella contra la Junta Escolar de los colegios públicos del condado de Miami-Dade.
La demanda cuestionó a esa instancia por remover y prohibir libros de las bibliotecas escolares, e instó al sistema educativo a proveer una diversidad de libros e información "para que nuestros niños aprendan toda la verdad de cualquier situación".
Cuban Kids, del fotógrafo de origen mexicano George Ancona, residente en Santa Fe, Nuevo México, causó ira en Miami sólo por mostrar imágenes de niños cubanos riendo y jugando, como indicó un boletín de School LibraryJournal.
http://www.granma.cubaweb.cu/2007/02/19/cubamundo/artic07.html

Retiran de escuelas de Miami otro libro sobre Cuba               

Sectores de la ultraderecha cubano-americana retiraron de escuelas de Miami otro libro escolar sobre Cuba, en un intento más por evitar que estudiantes de esa ciudad reciban informaciones sobre la Isla.

Con el título: Libros "secuestrados" en Miami, el rotativo Granma comenta hoy que como en las antiguas "novelas por entrega", vuelve un nuevo capítulo de la guerra desatada contra la "amenazadora" presencia, en las bibliotecas de Miami, de otro libro escolar que intenta ofrecer informaciones sobre la Isla.

Añade que el texto "Discovering Cultures, Cuba", el tercer título que entra en la discordia, trata de explicar a los infantes el principio martiano de la vinculación del estudio y el trabajo en las escuelas en el otro lado del Estrecho de la Florida.

Subraya Granma que enseguida comenzaron a bufar los sectores de la ultraderecha cubano-americana y los ejemplares fueron "secuestrados" de una primaria por un autotitulado "Comité de Padres Preocupados", sin el consentimiento de las autoridades educativas, según constata la edición de ayer de El Nuevo Herald.

Recuerda que también la ira de la ultraderecha de Miami ya se ensañó contra otros dos títulos que hablaban sobre la Isla: "Vamos a Cuba" y "Cuban Kids", que desde el pasado año organizaciones anticubanas pretenden retirar de los centros de enseñanza en esa ciudad del sur de la Florida.

Pero más allá de precisiones u omisiones, subraya el diario cubano, los textos, sin duda, rompen un cerco. Tienen el mérito de hacer el viaje a la Mayor de las Antillas sobre el lomo de los libros, para vulnerar un bloqueo que distorsiona y niega la realidad de un país que, por encima de dificultades y estrechez, asume a la infancia como su más grande tesoro.

Concluye Granma: "Paradójica esta noticia de que retiren libros en aquel condado, mientras la fiebre de la lectura recorre esta Isla. Una feria internacional sigue confirmando que leer es crecer. Mas, ¡qué pena!, con semejantes actitudes en Miami le vetan a los pequeños ese sublime derecho".

          
http://www.cuba.cu/noticias.php?idnoticia=17341&orden=4


'Secuestran' nuevo libro escolar sobre Cuba
Por Ketty Rodriguez

Un nuevo libro escolar sobre Cuba que no revela todas las verdades sobre la realidad de la isla, fue descubierto por una organización del exilio que decidió por su cuenta ''secuestrarlo''. Para eso, lo sacó de la escuela, no lo ha devuelto e intenta mantenerlo en un  “limbo legal”.

Esa acción no ha sido bien vista por el sistema de escuelas públicas de Miami-Dade. Su portavoz, Felipe Noguera, afirmó que la organización en cuestión “debe seguir el proceso legal y transparente establecido para sacar libros de las escuelas”.

“Discovering Cultures, Cuba” es el título del nuevo texto, que se a une los también controversiales Vamos a Cuba y Cuban Kids, los cuales han dado origen a una batalla legal por sacarlos de las escuelas públicas que comenzó en el 2006 y cuyo desenlace puede tardar años.

El Comité Cubano de Padres Preocupados (CCPP) -disgustado por el manejo que la Junta Escolar y el superintendente, Rudolph Crew, han dado a los controversiales libros infantiles- se arriesga a mantener el nuevo texto en su poder. El libro fue hallado en la biblioteca de la primaria Norma Bossard, junto a un nuevo ejemplar de Vamos a Cuba. ''Vamos a mantener estos libros en un limbo legal, de la misma forma como el distrito mantiene uno de los textos cuestionados en la oficina de un director de escuela'', aseguró Emilio Izquierdo, el presidente del CCPP.

Al respecto, Noguera, el vocero del sistema aclaró: ''Si estas personas están ofendidas por el contenido del libro, no pueden tomar la ley en sus manos. Deben seguir el proceso administrativo establecido y aplicado en otros casos''. El funcionario escolar aclaró que la actitud del CCPP puede dar pie a ''caos y anarquía'' en el sistema escolar con relación al manejo de los textos escolares.

Izquierdo explicó que su decisión era producto del descontento por lo que él califica de ''apatía de los miembros de la Junta'' y la ''poca sensibilidad de Crew'' hacia la comunidad del exilio.

El problema de Discovering Cultures, Cuba es que, según observadores, no dice la verdad de la vida en Cuba y omite datos que saltan a la vista.

Por ejemplo, cuando dice en la página 28: ''Todos los niños cubanos deben hacer cualquier tipo de trabajo físico, además de asistir a sus clases regulares. Ellos puedan plantar árboles o trabajar en las granjas''. En la misma página, se muestra una foto con adolescentes trabajando sin equipos ni vestimenta adecuada. ''El libro omite el hacinamiento que existe en esas escuelas al campo, la falta de luz y agua, y la explotación laboral infantil por parte del régimen'', aseguró Luis Barrero, un profesor del Miami Dade College y ex educador en Cuba.


Otras críticas del CCPP al nuevo libro son:

• Muchos edificios necesitan reparación, dice el texto, pero no aclara que la situación es de emergencia.

• Como la gasolina es muy costosa, muchos andan en bicicleta, autobús o caminan, pero no menciona que el combustible está racionado.

• La comida está racionada y es difícil hacer los platos tradicionales, pero los cubanos son muy creativos y han aprendido a hacer deliciosos platos con ingredientes sencillos, expone el libro.

El CCPP considera esto una burla al hambre que pasan los cubanos.

• Hay nuevos edificios en construcción y otros se están reparando. Se necesitan más trabajadores en hoteles y restaurantes, y estas nuevas oportunidades están dando esperanza a los cubanos de que los días difíciles terminarán pronto, apunta el texto.

• Algunos peloteros como Orlando ''El Duque'' Hernández se fueron de su tierra para jugar profesionalmente en Estados Unidos, indica el libro. Pero no habla de las verdaderas razones que los obliga a desertar.

• Los vecinos pueden ver televisión y reunirse en el parque para hablar sobre noticias y compatir historias, se lee en el texto escolar. Sin embargo, no advierte que hablar contra el régimen de Castro tiene consecuencias y puede costar la cárcel.

La autora del nuevo texto es Sharon Gordon, una norteamericana que ha escrito libros infantiles de ciencia y ha trabajado como redactora y editora. Discovering Cultures es la serie de libros que la autora ha escrito sobre varios países. El de Cuba tiene 48 páginas y fue publicado en el 2003. En la contraportada, Gordon agradece al Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) por ''la minuciosa revisión de este manuscrito''. Si bien el libro está escrito para niños de 7 a 9 años, no hay razón para ocultar la verdad o la crudeza de la realidad, según Barrero. “La verdad hay que decirla en forma que se entienda, sin llegar al morbo''.

La decisión sobre Vamos a Cuba está en manos de un juez que ordenó mantener el texto en los planteles. Esta acción fue apelada por la Junta Escolar, lo que le valió una demanda por parte de la Unión Americana de Libertades Civiles ACLU El caso de Cuban Kids está temporalmente paralizado hasta que se vean los resultados de la apelación pendiente de Vamos a Cuba. Aunque el distrito ha seguido el proceso administrativo requerido en el caso de Cuban Kids, la situación no es uniforme. En algunos casos, el libro permanece en las bibliotecas y en otros el texto está bajo llave en la oficina del director del plantel.

http://www.miami.com/mld/elnuevo/news/world/cuba/16730025.htm


Grupos buscan reemplazar libros controvertidos
Por Ketty Rodriguez

EMILIO IZQUIERDO y Dalila Rodríguez muestran los libros sustraídos del plantel.

Organizaciones nacionales que condenan el ''secuestro'' de los libros Discovering Cultures, Cuba y Vamos a Cuba, enviarán una copia de los mismos al plantel escolar de donde fueron sustraídos, junto con otros ejemplares que, según ellos, sirven de contrapeso a los cuestionamientos hechos a los textos bajo custodia de una organización del exilio cubano en Miami.

Los grupos Freadom y The Friends of Cuban Libraries, que defienden los sistemas de bibliotecas, derechos humanos y la libertad intelectual en Cuba, criticaron fuertemente la acción del Comité Cubano de Padres Preocupados de Miami (CCPP), el cual sacó de la primaria Norma Butler Bossard un ejemplar de esos dos libros.

El CCPP ha expresado que mantendrá los libros en ''un limbo legal'', y no los devolverá a la escuela.

A su vez, estas organizaciones que aseguran ser independientes y sin afiliación política, quieren reemplazar los textos sacados e introducir otros, como el último libro de Armando Valladares, Los Niños de Cuba, y el clásico Animal Farm, de George Orwell, los cuales ponen en evidencia el comunismo y los sistemas totalitarios.

''La mejor forma de contrarrestar libros considerados objetables es ofrecer en las bibliotecas libros que expresen puntos de vista diversos, y de esta forma los lectores pueden examinar la evidencia y sacar sus propias conclusiones'', afirmó Walter Skold, uno de los copresidentes de Freadom.

Sin embargo, el portavoz del sistema escolar público de Miami-Dade, Felipe Noguera, advirtió de que toda persona u organización que desee introducir un libro en las bibliotecas escolares debe seguir el proceso establecido.

''Así como nadie debe sacar textos sin seguir las reglas, tampoco podemos permitir que los introduzcan sin seguir las normas'', aclaró Noguera.

El vocero indicó que existen normas muy concretas para seleccionar los textos o materiales educativos que cada escuela compra por su cuenta. Además, explicó que varios departamentos están involucrados en la evaluación, selección, manejo y eliminación de textos escolares.

''Las escuelas públicas no son algo por la libre. Los padres y otros ciudadanos preocupados no deben por su cuenta sacar o introducir ningún texto sin el consentimiento de la escuela o del sistema escolar'', recalcó Noguera.

Al respecto, las dos organizaciones que quieren reemplazar los textos aseguraron a El Nuevo Herald que ellos cumplirán con el procedimiento establecido.

''Nos complace seguir las normas del sistema para reponer los libros'', aseguró Robert Kent, un copresidente de The Friends of Cuban Libraries, entidad que tiene su sede en Nueva York.

El activista manifestó sentirse ''triste'' por la forma en que el CCPP procedió para sacar los libros, y señaló: ``Están haciendo lo mismo que hace el régimen de Castro''.

Por otro lado, Kent explicó que los esfuerzos de algunos cubanoamericanos que censuran libros que se encuentran en las bibliotecas escolares, están ``desviando la atención de la triste situación en Cuba, donde la policía secreta asalta las bibliotecas, queman miles de libros y los bibliotecarios son condenados a 20 años de prisión''.

En respuesta, el presidente del CCPP, Emilio Izquierdo, expresó: ``Cualquier acto que no sea la remoción de libros mentirosos, que distorsionan la realidad y son un mensaje del enemigo, constituye una maniobra''.

Además, Izquierdo instó a otros padres a ``inspeccionar las bibliotecas escolares, a retener los libros [cuestionados] y ponerlos en un limbo legal''.

El grupo Freadom enviará una copia de Animal Farm, para lo cual aseguró haberse puesto en contacto con el bibliotecario de la primaria Norma Butler Bossard.

No obstante, Noguera senaló que aunque Animal Farm es un clásico de la literatura norteamericana, ``no es necesariamente apropiado para estudiantes de escuelas primarias''.

Skold, activista y bibliotecario, indicó que Animal Farm es un libro ''de lectura sencilla y adecuado para alumnos de primaria'', y que muchas escuelas primarias en Estados Unidos tienen un ejemplar en sus bibliotecas.

''Es importante que los niños americanos sepan que, en Cuba, libros como Animal Farm han sido quemados en años recientes, y que no hay libertad para protestar la censura que impone el gobierno'', dijo Skold.

http://www.miami.com/mld/elnuevo/16752026.htm


Miami Bans Cuba Book from Schools
Prensa Latina - February 19
 
Washington, Feb 19 (Prensa Latina) Cuban-American ultra right sectors took away another book on Cuba from Miami schools, in another attempt to prevent students from that city from receiving information on the Caribbean country, local press reported on Monday.
 
The textbooks were "kidnapped" by the Committee of Concerned Parents, without the approval of the education authorities of Miami.
 
The Miami Herald's Spanish on-line version reported that the book, entitled "Discovering Cultures, Cuba", tells about the link between study and work in various Cuban schools.
 
The spokesman of Miami Dade public schools system, Felipe Noguera, said that if some people are offended due to the context of the book, they cannot take the matter into their own hands, rather should follow the administrative process.
 
The removal of the book on Cuba joins similar actions staged against two other books, Let's Go to Cuba and Cuban Kids, which anti Cuban organizations have been trying to take out of Miami-Dade s public schools since last year.

http://www.plenglish.com/article.asp?ID=%7B56CBCEC6-A5BA-4008-85A9-668FA00FCD12%7D)&language=EN


Nueva polémica por libro en Miami
        
La Habana, 19 feb.- Una grupo de la emigración cubana decidió retener un libro sobre Cuba que se encontraba en una biblioteca escolar de Miami, en lo que sería un nuevo episodio de la controversia acerca de textos sobre la isla en las escuelas de esa ciudad, reportó hoy El Nuevo Herald. El volumen, que forma parte de la colección Discovering cultures, omite datos sobre la situación en el país caribeño, según el Comité Cubano de Padres Preocupados. Por razones similares el año pasado se iniciaron sendos procesos judiciales en torno a otros dos libros: Vamos a Cuba y Cuban Kids.

http://cubaalamano.net/sitio/client/brief.php?id=3726


Nuevo texto sobre Cuba es sacado de las escuelas

Si usted va a Miami procure no decir que en Cuba se come, se estudia o se trabaja, porque terminaría proscrito como el libro “Vamos a Cuba”, recomienda el periodista Pascual Serrano, quien señaló en abril de 2006 que los contenidos que indignaron a quienes pidieron censurar dicho libro son como el de la página 5, donde la autora Alta Schreier dice textualmente: "La gente de Cuba come, estudia y trabaja como tú. Pero en Cuba hay cosas únicas".

Discovering Cultures, Cuba es el título del nuevo texto, que se a une los ya censurados Vamos a Cuba y Cuban Kids, los cuales han dado origen a una batalla legal por sacarlos de las escuelas públicas que comenzó en el 2006, sin conocer cuando concluirá, porque también la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) de la Florida, presentó una demanda contra la junta escolar de las escuelas públicas del condado de Miami-Dade.

La demanda cuestiona a la junta por remover y prohibir una serie de libros de las bibliotecas escolares y la consideró un desafío a la ley de los Estados Unidos que prohíbe la censura y es "una cachetada en la cara de la tradición de libertad de expresión en los Estados Unidos," dijo Brandon Hensler, Director de Comunicaciones de la ACLU de Florida quien señaló además que "Lo que es más alarmante todavía es que quitaron toda la serie de libros sin revisarlos, por la queja de un padre. Es la responsabilidad del sistema educativo de proveer una diversidad de libros e información; y la responsabilidad de los maestros y los padres de poner esa información en contexto para que nuestros niños aprendan toda la verdad de cualquiera situación."

El nuevo libro escolar sobre Cuba fue atrapado por extremistas de Miami que decidieron por su cuenta "secuestrarlo". Para eso, lo sacaron de la escuela, no lo han devuelto e intentan mantenerlo en un "limbo legal". Esa acción no ha sido bien vista por el sistema de escuelas públicas de Miami-Dade. La autora del nuevo texto es Sharon Gordon, una norteamericana que ha escrito libros infantiles de ciencia y ha trabajado como redactora y editora. Discovering Cultures es la serie de libros que la autora ha escrito sobre varios países. El de Cuba tiene 48 páginas y fue publicado en el 2003. En la contraportada, Gordon agradece al Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) por "la minuciosa revisión de este manuscrito".

En la página 28 del texto se dice: "Todos los niños cubanos deben hacer cualquier tipo de trabajo físico, además de asistir a sus clases regulares. Ellos puedan plantar árboles o trabajar en las granjas". También se lee: “Hay nuevos edificios en construcción y otros se están reparando. Se necesitan más trabajadores en hoteles y restaurantes, y estas nuevas oportunidades están dando esperanza a los cubanos de que los días difíciles terminarán pronto, apunta la obra. Los censores del libro infantil consideran insultante que la autora exprese: "Los vecinos pueden ver televisión y reunirse en el parque para hablar sobre noticias y compartir historias" como se lee en el texto escolar.

De manera, que es censurable decir en Miami que la gente en Cuba ve televisión, come o trabaja, y mucho menos que la situación mejora.

http://noticias-cuba.blogspot.com/2007/02/nuevo-texto-sobre-cuba-es-sacado-de-las.html

Foto Alexia Fodere>>





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938