..."Lo que os puedo dar os doy, que es una ínsula hecha y derecha, redonda y bien proporcionada..."
"Don Quijote de la Mancha". Capítulo XLII: " De los consejos que dió Don
Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula..."

ISSN: 1810-4479
Publicación Semanal. Año 4,Nro.165, Viernes, 2 de marzo del 2007

Libro de visitas

 

Presentan exposición fotoperiodística sobre patriota puertorriqueño
Por Jesús Dueñas Becerra*

El colega José Dos Santos, vicepresidente de la Unión de Periodistas de Cuba, el día 26 de febrero de 2007 inauguró, en la capitalina Casa de la Prensa, la exposición fotoperiodística sobre el patriota puertorriqueño Filiberto Ojeda Ríos, salvajemente asesinado por agentes del FBI estadounidense el 23 de septiembre de 2005.

El colega Miguel Rosa, presidente de la Asociación de Fotoperiodistas de la hermana isla caribeña, trazó una breve pincelada biográfica de Ojeda Ríos, mártir de la lucha que desarrolla la patria de Ramón Emeterio Betances y Don Pedro Albizu Campos por su definitiva independencia del coloniaje imperial.

En ese sentido homenaje gráfico al carismático líder independentista, en el que participaron 45 fotoperiodistas de diversas agencias de prensa borinqueñas, se evocó la memoria de un combatiente reovolucionario, que si bien permaneció en la clandestinidad la mayor parte de su vida adulta, ello no fue óbice para que su esencia humana, su tradicional guayabera blanca y su espléndida sonrisa, quedaran “atrapados” en miles de fotos difundidas por los medios de prensa puertorriqueños y extranjeros durante décadas.

La fecunda existencia del ilustre hijo de la otra "ala del colibrí martiano" ha quedado registrada en esa secuencia fotográfica, cuyo hilo conductor muestra un boceto artístico de la trayectoria revolucionaria del mítico guerrillero urbano, versión caribeña del legendario Comandante de América.

Por esa y otras muchas razones, que no caben en una crónica periodística, Filiberto Ojeda Ríos vive hoy más que nunca en la mente y en el alma del pueblo puertorriqueño, al que le entregó su vida y con su propia sangre escribió: “Independencia o Muerte”, en Plan Bonito, Hormigueros, donde enfrentó a la policía política imperial que lo ultimó a balazos…, pero no pudo destruir su imperecedero ejemplo, porque, al decir de Julio Antonio Mella, “hasta después de muertos, somos útiles”.

 
*Crítico y periodista
Enviado por su autor  





© Biblioteca Nacional "José Martí" Ave. Independencia y 20 de Mayo. Plaza de la Revolución.
Apartado Postal 6881. La Habana. Cuba. Teléfonos: (537) 555442 - 49 / Fax: 8812463 / 335938