Lam: como un laberinto*

Por Fernando Rodríguez Sosa

"Wifredo no mira: siente." (1) Quizá ésta sea la frase que más ilustrativa­mente defina la personalidad artística de este hombre que muy pronto arri­bará a su setenta y ocho aniversario. Basta un rápido recorrido por su producción —desde sus primeros dibujos de adolescente hasta sus últimas ce­rámicas y temperas— para comprobar que en su obra hay algo más que una simple representación de sus ances­tros, de sus leyendas, de sus espe­ranzas...

... ampliar +