Librínsula 2.0

Desde adentro

La impronta de una revista cultural

Por: Astrid Barnet

Cuatro décadas de existencia, de trabajo y de continuo batallar con las armas del pensamiento, el convencimiento y, ante todo, con la aceptación de millones de lectores, de seguro caracterizan y engrandecen a determinadas publicaciones, como armas de la verdad, por el mejoramiento humano y por una existencia cada vez más comprometida con cada época, cada situación histórica contextual y cada directivo y autor (es).

Así ha despuntado la revista Librínsula digital, órgano de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, cuya extensísima variedad de trabajos inscriptos en diversos géneros literarios y periodísticos ha logrado trascender  los más disímiles vericuetos –producto de cambios organizativos y de índole administrativa--, gracias a la labor y el empeño de destacados colectivos de profesionales, en su gran mayoría jóvenes profesionales adiestrados en el difícil arte de llegar a hacer arte el difícil oficio de la escritura, además del diseño.

Así, y no obstante a las contingencias para su feliz existencia, desarrollo y excelente marcha, Librínsula digital ha logrado existir (¡existir!) contra viento y marea. Su colectivo creativo y sus innumerables colaboradores así lo han querido y, ante todo, la han defendido como uno de los principales baluartes de nuestra Cultura nacional y de las connotadas personalidades fundadoras del mencionado alto centro de estudios e investigaciones que escribieron y continúan escribiendo el amplio espectro de Lo Cubano y de la Cubanidad con letras de oro.

A su esforzado, entusiasta y creativo colectivo de jóvenes y de no tan jóvenes el profundo reconocimiento de sus colaboradores, conscientes de que Ese Sol del Mundo Moral –cuyo título recuerda uno de los pensamientos más imperecederos del “inefable” y “Padre amoroso del alma cubana”: José de la Luz y Caballero--, enaltece aquellos períodos claves en el proceso de formación de la nacionalidad cubana y de su continuidad ética en tiempo y espacio.



  • Foto de Zodiaco de la BNCJM Zodiaco de la BNCJM
  • Foto de Auguste Labouret  Imagen tomada de http://www.lyc-mariecurie-sceaux.ac-versailles.fr/les-mosaiques-de-labouret/ Auguste Labouret Imagen tomada de http://www.lyc-mariecurie-sceaux.ac-versailles.fr/les-mosaiques-de-labouret/
  • Foto de Detalle de la firma de Auguste Labouret en el zodiaco de la BNCJM (foto del autor) Detalle de la firma de Auguste Labouret en el zodiaco de la BNCJM (foto del autor)
  • Foto de Fondos Bibliográficos Sala de Arte. BNCJM)  Fondos Bibliográficos Sala de Arte. BNCJM)
  • Foto de Fondos Bibliográficos Sala de Arte. BNCJM Fondos Bibliográficos Sala de Arte. BNCJM
  • Foto de Fondos Bibliográficos Sala de Arte. BNCJM    Fondos Bibliográficos Sala de Arte. BNCJM
  • Foto de Fondos Bibliográficos Sala de Arte. BNCJM)     Fondos Bibliográficos Sala de Arte. BNCJM)
  • Lucernario de la BNCJM (fotos del autor)
    Auguste Labouret (1871-1964), artífice del Lucernario y el Zodiaco de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí
    Por: Johan Moya Ramis

  • Edificio de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (imagen del archivo del Dpto. Publicaciones BNCJM)
    La Biblioteca Nacional de Cuba. Una cultura organizacional revolucionaria
    Por: Ana Margarita Bestard Echevarría

  • Alicia Alonso (Imagen tomada del libro Alicia Alonso First Lady of the Ballet. Fondos Bibliográficos Sala de Arte. BNCJM)
    Alicia Alonso o Giselle en sus papeles: Memoria de una bailarina universal en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí
    Por: Jorge Luis Montesino Grandías.