Revista digital Librínsula ver en http://librinsula.bnjm.cu/399/inicio.html

Imaginarios

Librínsula: Un reservorio de imaginarios visuales

Por: Jorge Luis Montesino Grandías

Aunque primero y siempre ha sido la palabra escrita el hálito edificante de Librínsula, otros fueron brotando de a poco, nutriendo retoños y ramas en varias direcciones o puntos cardinales: uno de cuyos hijuelos sobrevino en un formidable depósito digital de imágenes e imaginarios visuales con la primera edición el viernes 9 de enero de 2004.  En este sentido, la Lic. Marcia Medina Cruzata, en aquella naciente entrega con escasas imágenes pero en voluntarioso camino para hacer visible primero realidades políticas y culturales desde la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, se propuso tipificar la Revolución antillana transcurridos 45 años de su conquista, poniendo a disposición del lector «un grupo de imágenes históricas» en un comentario sobre Las bibliotecas como centro de promoción cultural. Revolución y Biblioteca –se refería entonces Medina Cruzata a esta nueva institución establecida en 1959 en su moderno edificio durante años en proceso de construcción e inaugurado en 1958– unidas en el compromiso de favorecer el desarrollo cultural de la nación. Se sabe que todas las revoluciones y la cubana, con sus particularidades, fundó un arsenal visual e imaginarios relativos a su propia Historia y la contemporánea. Y como toda vida a la luz existe una familia en crecimiento, un hogar y desenvolvimiento por etapas. Distingamos, a grandes rasgos, algunas interpretaciones, una serie de datos, temas, documentos, trabajadores y colaboradores, expresiones artísticas y autores que aportan a la conformación de la historia editorial de una publicación digital con significativas contribuciones al ejercicio divulgativo y reflexivo afín al encargo cultural de la BNCJM.

Esta edificación a través de su mensuario digital promueve el patrimonio documental, bibliográfico y la cultura visual cubanos y extranjeros desde una concepción editorial y periodística definida en el perfil visual, como también en la ampliación de las funciones de la Biblioteca Nacional: dados en el diseño y en el protagonismo de las imágenes seleccionadas. Durante dieciséis años de labor ininterrumpida en 400 ediciones, Librínsula ha tenido en la mirilla su identidad aparencial y una activa función cultural de las imágenes conforme a las prácticas y criterios contextuales del diseño editorial y a las oportunidades tecnológicas disponibles en Cuba; sin los cuales ni el periodismo, ni la promoción de colecciones de carteles, fotografías, grabados, dibujos, pinturas, ni otros documentos de la BNCJM hubieran resistido la complejidad y distracción de los tiempos que corren. Salta a la vista el afán de los realizadores por mantener una publicación atractiva en los contenidos e interactividad visual, que cautive a los lectores. Por ello, la de Librínsula no solo es una historia de lectores sino también de visualizadores, o mejor de ciberlectores y mironautas, que se suman al fomento de la lectura y la percepción visual moderna in situ. Retos que hoy enfrentan las tecnologías digitales, la visualidad contemporánea y el campo editorial global. En el itinerario de una posible Historia Editorial escrita, de la Lectura y del conocimiento visual bajo compromiso de la llamada «Catedral de la Cultura Cubana», –ideas y campos que nos planteamos estimular– nuestra publicación le abrió a su institución las puertas definitivas a las tecnologías y humanidades digitales en el ciberespacio editorial y físico de la Cuba presente, dinamizando sus funciones técnicas y culturales, además de agilizar, visibilizar el conocimiento de sus fondos y extender el alcance global de los mismos. Bregar debido a numerosos especialistas, escritores, visualizadores y colaboradores más o menos asiduos y/o eventuales. 

Así, varios protagonistas entienden este intervalo de trabajo que cubre dieciséis años divididos en cuatro grandes etapas con sus respectivos equipos de labor, diversas tecnologías, criterios de programación y diseño. La primera, abarca desde 2004 hasta 2007, estuvo a cargo de Eliades Aosta Matos (Director de la BNCJM), Rosa Báez (Jefa de Redacción), Carlos Vidal Romero Regalado (Webmaster) y Maribel Duarte (Redactora). La segunda, de 2008 a 2011, con Eduardo M. Torres Cuevas (Director de la institución y dirección general), Elda González Mesa (Directora ejecutiva), Carlos Zamora (Jefe de redacción), Abel Ponce Suárez (Programación web), Gilma García Niubó (Editora), Yoel M. Piñeiro (Diseño gráfico), Yesenia Isaac (Digitalización y OCR), Ana Margarita Bestard y Elvira Castillo (Producción), Yunier Ramírez y Carlos Vidal Romero Regalado (Webmaster). Este se considera el periodo en el cual Librínsula entra en su etapa de orientación y ampliación del trabajo cultural. Con Elda González Mesa como Jefa del Departamento de Publicaciones, Ana Ofelia Díaz Oñate y Maribel Duarte como periodistas, Sergio Romero atendió aspectos del diseño y Reiner Torres Fleites fue el programador. Carlos Zamora, Carlos Romero R. y Yesenia Isaac Yankeee completaron el grupo. La tercera, entre 2012 y 2014: Eduardo M. Torres Cuevas (Director de la institución y dirección general), Elda González Mesa, Jefe de redacción durante un año, sustituida por Johan Moya Ramis hasta 2014, Olga Vega García (Redactora), Ailin Parra (Editora) (2014-2015), Ana Ofelia Diez de Oñate (Producción) (2012 - 2014), Maribel Duarte (Responsable de las secciones Desde Adentro y La Puntilla) (2012 - 2013), Carlos Vidal Romero Regalado (Webmaster). La cuarta y última incluye desde 2014 hasta el año en curso: Eduardo M. Torres Cuevas, Director de la institución y dirección general, sustituido en ambas funciones por Omar Valiño durante el mes de noviembre de 2019, Johan Moya Ramis (Jefe de redacción), Sonia Núñez Amaro, Subdirectora de Informática y tecnología de 2014 a 2018, suplida por Maribel Duarte, Nuriem de Armas (Editora), Reina Ramírez (Redactora), Alejandro Zamora Montes (Redactor), Carlos M. Valenciaga Díaz (Redactor), Olga Vega García (Redactora), Ailin Parra (Digitalización y OCR), Carlos Vidal Romero Regalado (Webmaster fundador), Jorge Luis Montesino Grandías (Redactor) y            

En el extraordinario repositorio de temas publicados en Librínsula relacionados con el  imaginario visual cubano bajo custodia en las diversas colecciones de la Biblioteca Nacional José Martí, o con procesos creativos de repercusión nacional y mundial, enumeramos solo algunos ejemplos a modo de mínimo catálogo: Un antiguo espécimen fotográfico, a cargo de los especialistas de la Fototeca de la Biblioteca Nacional José Martí, en la sección Tesoros, correspondiente al Número 213 del 13 de junio de 2008; Rusia: Hallazgos en la Fototeca de la Biblioteca Nacional de Cuba, por Ana Margarita Bestard Echevarría, en la sección Desde adentro, Número 256, enero 25 de 2010. Relativo a la sinergia de las imágenes con otras manifestaciones artísticas, en el caso de la literatura, es: Juan Rulfo, también con las imágenes, por Mercedes Santos Moray, en Nombrar las cosas, Número 212, correspondiente al 30 de mayo de 2008; en el cine: Entre metáforas, palabras e imágenes: Tomás Gutiérrez Alea, por la escritora anterior, Número 226, en la misma sección y año, pero el 6 de diciembre. Por su parte Olga Vega García, quien acumula más de ciento treinta y cuatro registros digitales que abarcan un amplio campo temático y bibliográfico fundamentalmente dirigidos a promover fondos raros y valiosos, desde una mirada cultural difunde ejemplos y procesos visuales del imaginario insular, regional, mundial y de la imagen en disímiles medios –libros, catálogos, enciclopedias, almanaques, folletos, atlas, etc. – así que aporta atractivas informaciones con sus Tesoros de siglos precedentes: Imágenes navideñas en una rara edición ilustrada del siglo XVI, Número 279, de 27 de diciembre de 2010, e Imágenes fantásticas en un impreso del siglo XVII: Le Relationi Universali di Giovanni Botero, Número 244, 18 de agosto de 2009. Del mismo modo: Selección de retratos de personajes célebres en una obra memorable del Renacimiento. Segunda parte: Figuras de la Historia Universal, en el Número 270, 9/8/10; La Habana colonial del Mundo Pintoresco,  Número 249, 3/11/09. Por otra parte, se le dedicó un Imaginarios al poeta y pintor abstracto cubano Fayad Jamís, en el Número 273 del 4 de enero de 2010. En el 313 de 2013 se le dedicó un Imaginarios: Aniversario 195 de la Escuela de Artes Plásticas de San Alejandro, y Marta Caridad Mosquera Rosell, Premio Nacional de DISEÑO del Libro 2012, por Astrid Barnet. Además, Imágenes de un joven de todos los tiempos, por la investigadora Mabiel Hidalgo Martínez, en Nombrar las cosas, Número 341, 29 de mayo de 2015. Los fantasmas viven y sobreviven en las imágenes, del investigador y poeta Rafael Acosta de Arriba, en la sección La Puntilla, Número 363, 31/3/17. ¿Imágenes contra el olvido?, colaboración de Abel Molina Macías, en Nombrar las cosas, Número 369, 29/9/17. De Vilma N. Ponce: Cuando en la Biblioteca Nacional José Martí se prestaban cuadros de Pinturas famosas, sección anterior, Número 389 de 2019. 

La imagen visual –fotografía, ilustración, dibujo, caricatura, pintura– y sus procesos estéticos, ideológicos y comunicativos en la prensa institucional cubana igualmente importa catalogar y socializar en Librínsula: El lugar destinado para las imágenes: Los sucesos del Moncada en Bohemia, por Aylín Pérez Lombardo, en Nombrar las cosas, Número 267, 13 de julio de 2010; por solo mencionar uno entre tantos valiosos ejemplos. Atención van ganado las publicaciones de iniciativa privada, dirección en la cual mira Alejandro Zamora con una Entrevista al director Tomás Inda Barrera y Yameli Barceló (Director y editora de: Negra, la revista de la Escuela de Fotografía Creativa de la Habana), en la sección homónima, Número 331, 31 de diciembre de 2014.  

Dentro de este último campo, en años más recientes quedan abiertas investigaciones sobre la iconografía producida en la República durante las primeras décadas de 1900, con impulso para el humor gráfico y, en general, para las imágenes que conforman el imaginario revolucionario y comunista cubano. Cabe mencionar: Roa, otra visualidad infinita (o diversa), en la sección Nombrar las cosas, Número 248 del 2009, y Zig-Zag y Fidel…en caricaturas, sección Expedientes, Número 293, 8/8/11, ambos del apasionado investigador Axel Li, quien explora esos «puntos de la ciudad» que muestran «recuerdos visuales», todos significativos signos históricos del imaginario político. En un camino cercano al especialista anterior, el autor de estas líneas penetra en la insondable iconografía socialista de orientación comunista en nuestros predios: STALIN. Aproximación a su iconografía en la prensa cubana. 1928-1953; y Dulce ideología millonaria: rendimiento visual de la zafra del 70. Cartel y humor gráfico, correspondientes a los números 361 y 369, 2017. 

A punto de cierre de este recorrido más o menos cronológico y sumamente abreviado de Librínsula, –sin el tiempo y el espacio suficientes– anotamos su versatilidad periodística y cultural: como se advierte son varias las Librínsulas que se combinan en una misma en casi dos décadas de existencia. Conclusión manifiesta en la opinión y en las aristas comentadas por los demás colaboradores de este número especial 400. 

Durante este año de homenajes y todavía de nuevos desafíos a nivel global, Librínsula cumple su edición 400 en medio de circunstancias adversas que nos obligan –una vez más y quizás de manera definitiva– a valernos de las tecnologías digitales y poner mayor empeño en el movimiento de fondos atesorados en la BNCJM que resulten en provechosa utilidad del ciberlector y del mironauta. Así colocamos en la nube una serie de contenidos bibliográficos y visuales en tiempos de la COVID-19; y elogiamos a cuantos tienden puentes a la colaboración y al conocimiento: especialmente, a la labor desarrollada durante dieciséis años en cientos de Librínsulas; pero no es suficiente. Apostamos por un producto cultural-digital con todo el empeño en ser leído y visto, que es al presente hálito edificante frente al tiempo.

  • Foto de Rosa Cristina Baez Valvez (1952-2016) primera jefa de redacción de Librínsula (ver en http://rompiendomurosxlos5.blogspot.com/2016/05/desde-neuquen-un-homenaje-rosa-cristina.html Rosa Cristina Baez Valvez (1952-2016) primera jefa de redacción de Librínsula (ver en http://rompiendomurosxlos5.blogspot.com/2016/05/desde-neuquen-un-homenaje-rosa-cristina.html
  • Foto de Página de Librínsula en Facebook ver en https://www.facebook.com/Librinsula Página de Librínsula en Facebook ver en https://www.facebook.com/Librinsula
  • Foto de Antigua versión HTML de Librínsula. Antigua versión HTML de Librínsula.
  • Eliades Acosta Matos, director de la Biblioteca Nacional de 1997-2007, fundador de la revista digital Librínsula (archivo del Dpto. Publicaciones BNCJM)
    Librínsula: La Isla Infinita
    Por: Eliades Acosta Matos

  • El autor con los miembros de equipo de trabajo de Librínsula en la Biblioteca Nacional de Cuba izquierda a derecha: Gilma García Niubó, editora; Elvira Castillo; Producción) y Yesenia Isaac,  Digitalización y OCR  (Foto del autor)
    Librínsula, entre el recuerdo y la complicidad
    Por: Carlos L. Zamora

  • Elda González Mesa, Jefa de Dpto. de Publicaciones 2002-2014
    Librínsula, un desafío al tiempo
    Por: Elda González Mesa

  • Imagen promocional de Librínsula (archivo del Dpto. Publicaciones BNCJM)
    La Isla de los Libros
    Por: Hilda Pérez Sousa