Nota Editorial

Estimados lectores y colaboradores de Librínsula

Una vez más ponemos en sus manos otro número de nuestra revista cultural. En esta ocasión, dedicamos el No. 402 a la inauguración de la Sala Infantil de la Biblioteca Nacional José Martí el 14 de diciembre de 1959 (en aquel entonces Sala Juvenil). Ese mismo día se inauguró la actual Sala Circulante de la institución. Fecha de gran relevancia para la institución martiana, ya que contó con la presencia del presidente Osvaldo Dorticós Torrado (1919-1983). Acerca de este importante evento, los lectores podrán disfrutar del artículo publicado en la sección Desde adentro titulado “Ilustres en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí: el presidente Osvaldo Dorticós en día de inauguraciones” de la investigadora Mabiel Hidalgo Martínez.

Desde su inauguración el trabajo de la Sala Infantil-Juvenil ha sido uno de los puntales en el Programa Nacional de Promoción de la Lectura de la Biblioteca Nacional en su trabajo con niños y jóvenes. Se necesitarían cientos de páginas para recoger la intensa y consagrada labor de colegas y amigos que durante 62 años han dado lo mejor de sí. En memoria y homenaje a ellos, la sección Imaginarios destaca los artículos “El departamento Juvenil de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, inicios de un hermoso y útil proyecto” de Mabiel Hidalgo Martínez; “Un espacio para leer en todas las formas, La Sala Infantil-Juvenil Eliseo Diego de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí” de Ana Laura Escalona Díaz y “Escalando esperanzas para una nueva sala infantil-juvenil” de Patricia Hernández González.

Si la vida de una biblioteca son sus usuarios, su baluarte son los fondos bibliográficos que esta posee. En un acercamiento a las publicaciones seriadas de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM) dedicadas a niños y jóvenes, el colega Jorge Luis Montesinos Grandías nos hace entrega de dos valiosos textos. El primero de ellos titulado “Publicaciones periódicas orientadas a los niños cubanos en los repertorios de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, 1858-1953”, un trabajo exploratorio acerca de las revistas infantiles del siglo XIX y principios del XX que atesora la BNCJM; el segundo “La infancia del mundo en Carteles cubanos: Un repertorio con la mirada puesta en el futuro”, se trata de una revisitación -siempre necesaria- a la Colección de Carteles de la Sala de Arte Wifredo Lam.

Como complemento a la riqueza editorial de la literatura infantil y juvenil en nuestro país, desde Pinar del Río Carlos Fuentes Rodríguez, escritor y director de la revista Cauce, nos entrega una intersante reseña crítica acerca de autores y obras de escritores de esa provincia que han entregado su talento literario a escribir para los más pequeños.

Notoria es la reseña en la sección Nombrar las cosas de la doctora Araceli García Carranza que nos lleva al interesante libro Cien barcos en la historia de Cuba del prestigioso investigador Emilio Cueto. Por otra parte, la especialista en libros raros y valiosos de nuestra institución, Olga Vega García, redactora habitual de la sección Tesoros, nos reseña una de las joyas de la Colección de la Sala Cubana, Tipos y Costumbres de la Isla de Cuba de Víctor Patricio de Landaluze.

En la sección de Entrevistas, damos continuidad al dialogo sostenido con el programador y promotor cultural Víctor Ángel Fernández,  quien nos devela aspectos poco conocidos acerca de la historia del libro digital en Cuba.

El equipo de redacción de Librínsula les desea una feliz y provechosa lectura y exhorta al cumplimento de las normas sanitarias establecidas para la prevención y control de la pandemia del Nuevo Coronavirus en nuestro país.