Víctor Ángel Fernández es el intelectual cubano que elaboró la novela Caballo de Troya, considerado el primer libro electrónico en nuestro país. Librínsula accedió a las oficinas de Cubaliteraria para conocer una microhistoria fascinante, de las tantas qu

Entrevistas

Entrevista a Víctor Ángel Fernández (Quinta parte y final)

Alejandro Zamora Montes

Víctor Ángel Fernández es el intelectual cubano que elaboró la novela Caballo de Troya, considerado el primer libro electrónico en nuestro país. Librínsula accedió a las oficinas de Cubaliteraria para conocer una microhistoria fascinante, de las tantas que pululan en este archipiélago. A través de las palabras de Víctor, uno va comprendiendo que la ontología de nuestro proyecto social es sumamente compleja al tiempo que rica en dimensiones culturales, teniendo como trasfondo esencias relacionadas con procesos de resistencia, retrocesos, utopías y genialidades.  

Producir más de lo nuestro en ese formato y en esa variante. A lo mejor no lo podemos hacer en 3D, hay que hacerlo en 2D. El manga es eminentemente en 2D. El manga ha captado tanto, que ya cuesta trabajo ver un muñequito de una princesa absolutamente europea sin los ojos achinados. La estética del ojo almendrado está hecha en Japón, no hay ningún tipo de duda. Y puede ser una princesa aria o de la prehistoria, pero al final   es rubia con los ojos almendrados. Creo que el problema está ahí, en cómo nosotros producimos más de alguna forma, en todas las variantes. Después les voy a presentar un proyecto de realidad aumentada en el que estoy trabajando, ya que mi vicio es programar, me encanta programar. O sea, cómo coger un libro (que se tiene el libro en texto) con una canción bella para niños, de Teresita Fernández, por ejemplo. Entonces, cuando le pones el celular encima, te canta la canción. Eso hace acercar al niño a nuestro ambiente, para que el niño cubano se acerque a la lectura. Si se aproxima a ella por medios tecnológicos, por papel, se acercó a la lectura. Y si es una persona lectora, cuando ya pueda tener decisiones individuales de peso en la vida, podrá elegir. 

Víctor, muchos consideran al estadounidense Michael Hart como el precursor del denominado libro electrónico. Quisiera saber si existen otras historias alternativas fundacionales. 

Esa es una parte de la historia que me toca muy cerca. Siempre se menciona a Hart como el pionero cuando decidió, en 1971, cargar digitalmente el contenido de la Declaración de Independencia de los EEUU, pero olvidan que mucho antes, en 1949, la profesora española Ángela Ruiz Robles desarrolló la Enciclopedia Mecánica, que se encentra actualmente expuesta en el Museo de Ciencia y Tecnología de Coruña. Hart, sin demeritar, en su primera etapa lo que hizo fue digitalizar un texto, no hacer un libro electrónico. La hizo toda en altas, porque no había letras minúsculas. Siempre me gusta recordar que a Hart le dieron, para desarrollar su posterior Proyecto Gutenberg, unos cuantos millones en materia de conectividad, tenía eso a su favor. En el caso de nosotros, cuando queremos hacer estas cosas… mira mi memoria flash, que está pegada con plástico (risas) porque se traba a la hora de salir de la PC. El problema con todo esto es que después se olvida parte de la historia, y en el caso de la historia cubana se ninguniza completamente. Empezando por nosotros mismos. Me decías que te habías leído el artículo donde yo trato de ir historiando: el 7 de junio de 1993 se deposita el primer libro electrónico cubano en la Biblioteca Nacional. Día del Bibliotecario, cuando Martha Terry era la directora en aquel entonces. Para tú llegar a depositar un libro electrónico conocido como libro electrónico (puesto que por aquel entonces yo no sabía el nombre que eso tenía, se le decía libro alternativo, un libro diferente) primero hay que escribirlo, luego programarlo.