Nombrar las cosas

Cultura con o sin fronteras

Por: Miguel Alejandro Jerez Oliva

 La Jornada Científica de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana es uno de los eventos más importantes y dinámicos de la academia. Cada edición se recrea con un grupo de actividades que muestran la magnificencia y el desarrollo de los futuros investigadores, teóricos y críticos de la cultura cubana. En cierta medida, eventos como este forman los intereses de los estudiantes de ambas carreras. Contribuyen, a su vez, a polemizar, dialogar, reflexionar y a especializar a los alumnos entorno a sus trabajos de curso, proyectos comunitarios y a la interacción con las instituciones de cultura en el mundo de las artes visuales y la literatura en torno a solidificar el contacto con las prácticas preprofesionales.

El Centro de Estudios Martianos (CEM) es una de las entidades culturales del país que siempre muestra interés por apoyar los eventos científicos de la universidad. Las comisiones de Arte y de Literatura, desde hace varios años, tienen su génesis en el departamento de Literatura de esta institución que constituye referente investigativo importante en el Ministerio de Cultura (MINCULT) y en el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA).

La comisión de arte tuvo la presencia de quince trabajos que evidencian gran diversidad temática, espacial, epocal y geográfica. Se identifica en esta jornada un interés marcado por el arte y pensamiento teórico latinoamericano y caribeño. Los jóvenes investigadores demuestran la extensa valía del arte latino-caribeño, a partir de interpretaciones contemporáneas con una mirada desde la sociología en busca de demostrar el valor del arte como expresión de un periodo histórico concreto que forma el ente de América Latina y el Caribe. 

La escultura estuvo representada por Puerto Rico y República Dominicana, en este último, es importante resaltar el valor de la escultura pública entre 1927 y 1961 bajo la dictadura de Rafael Trujillo, quien manipuló la nueva historia del país mediante la creación de obras en los “espacios de nadie”, como parte de la idea de instrumentalizar una memoria impuesta. En el caso boricua, se aprecia la renovación y el modernismo del discurso escultórico mediante el estudio y análisis de la producción artística de los creadores Compostela, Tomás Batista y Rafael López de Campo en el siglo XX.   

La fotografía estudiada en los trabajos representa una mirada desde su surgimiento y su interacción social con el arte como parte de la evolución histórica en Latinoamérica y el Caribe. Uno de los trabajos aborda la técnica del pictorialismo en República Dominicana y su polémico paso hacia las bellas artes. 

También se analizó desde una perspectiva más contemporánea la poética de lo humano en la fotografía de Mona Kuhn con una visión más arraigada a lo sensual y al descubrimiento del cuerpo en Latinoamérica. Asimismo, en otros acercamientos se llega a un análisis profundo de la fotografía abstracta en Cuba como componente de renovación del “vanguardismo fotográfico” cubano en la primera mitad del siglo XX. 

   Los estudios desde la pintura se focalizan en el Caribe. En Puerto Rico, por ejemplo, se muestra “El afán de representar la vida a través de la muerte”, un análisis semiótico de la obra pictórica “El velorio” (1893) de Francisco Oller y Cestero que utiliza como bibliografía fundamental el libro El velorio no vela, de Antonio Martorell. La autora se detiene en narrar cómo es vista la obra según el contexto que circunda, personajes y los diversos aditamentos que se visualizan en esta pintura boricua.

   El texto premiado en la Jornada Científica (2021) se titula: “La plástica que nació en Bois Caimán”, de la estudiante de Historia del Arte Flavia Barrio Alvariño porque demostró un dominio excelente del tema y la progresión de las ideas en torno al análisis de la influencia de la Revolución Haitiana en la plástica del siglo XIX con suficiente profundidad crítica del fenómeno presentado. También es necesario destacar la ilustración que ubica al lector visualmente con el contenido del trabajo, como parte de la deconstrucción de los testimonios visuales erróneos del ideal de libertad en Haití contaminado por los artistas viajeros. 

En sentido general, en esta edición de la Jornada Científica, a pesar de haber sido realizada online, se evidenció el potencial investigativo de los trabajos presentados en torno a las temáticas abordadas. Resulta de interés destacar la interacción de los participantes con disímiles movimientos artísticos en la formación del ideal visual en la construcción del sujeto artístico de Latinoamérica y el Caribe. Habrá que ser ágil y camaleónico para asentarse en el edén de las artes al estar la creación contemporánea en constante movimiento y al sufrir cada segundo crisis de mimetismo y metamorfosis. 



Otros artículos