Imaginarios

Digitalización de las publicaciones seriadas en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí

Por: Silvana Pérez Zappino

En la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí desde el año 2009 se trabaja en la digitalización sistemática de la Prensa periódica patrimonial.

A partir del trabajo empírico de los comienzos se ha creado una Metodología de trabajo estandarizado con la Prensa Patrimonial, en la cual se establecen las pautas para un proceso de digitalización encauzado hacia la estrategia de conformar archivos digitales de diferentes características: un archivo master de alta resolución, según los patrones internacionales de digitalización, que se utiliza para la preservación digital de la información; un archivo optimizado, que se obtiene como resultado del procesamiento digital de los master, a partir de los cuales se realizarán los archivos necesarios para la consulta de los lectores, y se confeccionan los archivos con formatos en pdf. A dichos archivos se le realiza el OCR (reconocimiento óptico de caracteres), para poner a las colecciones digitales en ventaja respecto a las originales en papel, de modo que las búsquedas de información sean más amplias y como resultado se obtenga una mayor recuperación de la información consultando el archivo digital en lugar de la publicación periódica en papel.

Se trabaja por tanto en dos vías, una la de la preservación digital de la información a largo plazo y, la otra, la de dar servicio a los lectores con los documentos digitales generados de todo este proceso. En dependencia de las condiciones tecnológicas, las consultas de estos documentos digitales se realizarán en la Mediateca de la BNCJM, en máquinas en red conectadas a un servidor o por Internet (a través de la Biblioteca Digital).

Hasta la fecha, se han digitalizado ya varios títulos de periódicos y revistas; principalmente de la década del ´60 del pasado siglo, de valor patrimonial, así como también algunos títulos del siglo XIX.  

Revistas:

- Revista de la Biblioteca Nacional (de 1909 a 2009)

- Lunes de Revolución (completo, de 1959 a 1961)

- Revista INRA (1960 a 1962)

- Revista Cuba (1962 a 1969)

- Caimán Barbudo (1966 a 1971)

- Revista Tricontinental (1967 a 1978)

- Revista Orígenes (1945 a 1956)

- Revista Bohemia (completa, 1910 a 2009)

- Revista Casa de las Américas (1959 a 2002) 

- Revista Pensamiento Crítico (1967 a 1971)

- La Habana Elegante (1884 a 1889)

- El Fígaro (1885 a 1945)

- Cuba y América (1897 a 1917)

- Memorias de la Real Sociedad  Económica Amigos del País (1793 a 1844)

- Revista Carteles (1919 a 1957)

Periódicos:

- Periódico Combate (de 1959 a 1961) 

- Periódico Revolución (1959 a 1965)

- Periódico Granma (1965 a 2008)

- Periódico Cuba Libre – La República de Cuba (1896 a 1898)

- Periódico Diario de la Marina (1947 a 1959)

- Periódico Patria (1892 a 1898)

- Periódica Avance (1934 – 1942)

- Periódico El Crisol (1934-1944)

Esta labor que se viene desarrollando en nuestra institución por casi dos décadas cuenta con varios desafíos tecnológicos, humanos, de infraestructura, etc. Frente a una tarea de tanta importancia, siempre es necesario renovar y ampliar el equipamiento, aumentar el personal, capacitar periódicamente al mismo, realizar saltos cualitativos en la tecnología y en las metas.

Pero, sin lugar a dudas, el gran desafío que enfrenta la BNCJM en la actualidad, es poder migrar hacia un servidor toda la información generada en más de una década de trabajo sistemático con la digitalización de las publicaciones periódicas. Allí se deberían llevar a cabo los procesos que garanticen los dos objetivos del trabajo de digitalización: acceso y preservación a largo plazo de la información. Debemos lograr tener un servidor que permita enlazar los archivos digitales con los registros del catálogo y poder así permitir la consulta y/o descarga del documento por la vía de Internet. Pero igual de importante, es contar con un software de preservación digital, y un personal capacitado y dedicado sólo a esa tarea, que de ese modo garantice que todos los archivos almacenados en ese servidor se mantienen en buen estado, se chequee su calidad periódicamente, se realicen las migraciones necesarias, y de este modo se garantice la preservación de la información que almacenan, a mediano y largo plazo, para las futuras generaciones.