304.jpg

Tesoros

Las cartas en el Fondo Fernando Ortiz de la BNCJM

Por: María del Rosario Díaz Rodríguez

A la muerte de don Fernando Ortiz en 1969, su archivo fue dividido en tres. Una parte de los papeles familiares más otros documentos de gran valor, se encuentran actualmente en Madrid en manos de María Fernanda Ortiz Herrera, hija de su segundo matrimonio.

La parte correspondiente a la casi totalidad de la obra científica fue llevada primero al Instituto de Historia de la Academia de Ciencias de Cuba, y con posterioridad al Instituto de Literatura y Lingüística Dr. José Antonio Portuondo Valdor (ILL), donde permanece actualmente. Se trasladó a la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM) la mayor parte de su correspondencia y el resto del archivo original, conjuntamente con su biblioteca. 

Una parte importante de esta documentación atesorada allí está compuesta por la correspondencia. Sobre todo a partir de la década de 1940, Ortiz generalmente mandaba a sacar copias mecanografiadas de las cartas que enviaba, por lo que se cuenta en el Fondo con secuencias completas de las cartas cruzadas entre él y sus corresponsales. Debe recordarse que en el fondo de la BNJM está la abrumadora mayoría de las cartas, con información valiosa sobre la vida personal y profesional orticiana. Y debe tenerse en cuenta, igualmente, que en otros grupos documentales del mismo Fondo (sobre todo los correspondientes con las instituciones y los congresos) hay gran cantidad de cartas.

El conocimiento de la correspondencia de Fernando Ortiz permite la obtención de datos de primera mano sobre su vida y su obra. No considerada parte de la obra científica(1) ni de otras agrupaciones de documentos —habría estado junto con los papeles administrativos manejados por las secretarias— es uno de los sectores más representativos del fondo de la BNCJM. Resulta de gran valor para obtener la información necesaria en el esclarecimiento de zonas de la trayectoria de Ortiz que otros documentos no consiguen hacer. En la mayoría de los grupos de documentos del fondo de la BNCJM se encuentra correspondencia. Un dato curioso e importante es el hecho que Ortiz solía hacer copias de todas las cartas que enviaba, sobre todo a partir de la década de 1930; de esta manera, buena parte de la correspondencia atesorada es aquella relacionada con la información que el formador del fondo ofrece sobre sí mismo y sobre sus actividades, lo que aumenta en gran medida el valor del grupo documental a la vez que le ahorra trabajo al investigador en muchas ocasiones, pues evita la consulta de otros fondos de documentos de los corresponsales orticianos, que pueden encontrarse incluso fuera del país. 

Ortiz sostuvo relaciones epistolares con casi todo el mundo científico de su época relacionado con las ciencias sociales; personalidades e instituciones vinculadas a la defensa de la paz, la lucha contra el racismo y las discriminaciones; la defensa de la cultura, de la ciencia y la educación; y los derechos de los ciudadanos en todo el mundo. 

En la actualidad, debido a la dificultad de encontrar personas que puedan ofrecer testimonios sobre la vida y la obra de Ortiz —la mayoría de ellas muertas o imposibilitadas por su avanzada edad— hacen que prácticamente los únicos testimonios que quedan sean las cartas, que ofrecen información de primera mano sobre muchos asuntos, en particular sobre la vida personal y científica, sobre los temas en los que se ocupaba en ese momento, los proyectos de trabajo presentes y futuros, etc. Además —y esto es muy importante— se puede seguir a lo largo de décadas el proceso de sus investigaciones y los temas en los que se encontraba trabajando. 

Cartas de José Antonio Portuondo, Julio Le Riverend, Pablo de la Torriente Brau, Juan Marinello, Raúl Roa, Elías Entralgo, Edgardo Martín, Miguel Ángel Quevedo, Antonio Quevedo, Jorge Quintana, Manuel Pedro González, Félix Lizaso y Herminio Portell Vilá, entre los cubanos. Alejandro Lipchutz, Juan Comas, Constancio Bernaldo de Quirós, Enrico Ferri, Pedro Dorado Montero, Cesare Lombroso, Manuel Sales y Ferré, Melville Herkovitz, Jean Price-Mars, Eric Williams, Paul Rivet, Miguel Acosta Saignes, Renato Almeida, Germán Arciniegas, Gonzalo Aguirre Beltrán, Roger Bastide, Andrés Iduarte, Vera Rubin, Rómulo Gallegos, Manuel Ballesteros Gaibrois, Jesús Silva Herzog y Alfonso Teja Zabre, entre los remitentes extranjeros.

El análisis de la correspondencia permite comprobar la escritura de un libro titulado La Fiesta de Reyes en el Folklore Americano, enviado posiblemente al folklorista argentino Néstor Ortiz Oderigo para su publicación en ese país, tal como atestigua la correspondencia sostenida entre ambos.(2) ¿Concluyó Ortiz el libro sobre los Reyes Magos? Si fuera así, ¿envió en realidad los originales a Argentina? Hasta el momento no hay respuestas a las interrogantes, en tanto no se localicen estos, o en su defecto, las fichas ya redactadas que prueben ser parte de ese libro. 

Lógicamente, los documentos del ILL y de la BNCJM se encuentran en muchas ocasiones estrechamente relacionados por ser ambos parte del mismo fondo original. Por citar un ejemplo, en el fondo orticiano del ILL están las carpetas tituladas Ñáñigos, que contienen la información colectada para la escritura del libro homónimo, y en la sección Correspondencia de la BNCJM se encuentran las cartas cruzadas entre la antropóloga estadounidense Vera Rubin con Ortiz, escritas en el transcurso del año 1956, que aportan valiosa información sobre la historia de la redacción del libro inédito perdido Los Negros Ñáñigos o La Sociedad Secreta de los Negros Ñáñigos de Cuba.(3)

 La carpeta 365 Copiador de cartas ofrece información y testimonio de las actividades realizadas por Ortiz en sus primeros años profesionales. En ella se conserva una carta con fecha octubre 13 de 1903, dirigida por el entonces joven Canciller Encargado del Consulado de Cuba en La Coruña a un representante del nuevo gobierno nacional, con el objetivo de obtener apoyo oficial a su empeño de rescatar para el patrimonio nacional cubano objetos pertenecientes a José Martí, Antonio Maceo, Máximo Gómez, Carlos Manuel de Céspedes y otros héroes de las contiendas independentistas, que estaban en manos de un militar español anteriormente destacado en la Isla, por entonces residente en Madrid. En Correspondencia variada (Carpeta 348) se localizan cartas pertenecientes a varios períodos de la vida intelectual orticiana y de la historia cubana, entre 1899 y la década del 60 del siglo XX. 

Existen numerosas cartas en diferentes sectores del fondo que no pertenecen precisamente a la de correspondencia como en la sección dedicada a la documentación de los congresos donde Ortiz fue ponente, miembro de tribunales o mesas o formó parte de la organización de los mismos:



C129- 33° Congreso Internacional Americanista (programas-correspondencia)

C130- Congreso Internacional des Sciences Anthropologiques et Ethnologiques

C131- Congreso Internacional de Ciencias Históricas-Suecia (invitación-correspondencia)

C132- Congreso Internacional de Americanistas (correspondencia)

C133- Congreso Demográfico Interamericano

C134- IV Congreso Histórico Municipal Interamericano (correspondencia)

C135- Congresso Internazionale di Etnografía e Folklore de Mare-Nápoli (programas- correspondencia)

C295- Congreso Internacional de Bibliotecas Nacionales (correspondencia)

C295- Congreso Conmemorativo IV Centenario Universidad Autónoma de México (correspondencia)

Lo mismo ocurre con la sección de instituciones fundadas por él o aquellas en las que formó parte: 

Institución Hispano Cubana de Cultura

C211- HCC (III) (Correspondencia). 

C290- HCC (XXI) Correspondencia “A” Respuestas de Ortiz (A) 

C291- HCC (XXII) Correspondencia A Respuestas de Ortiz 

C292- HCC (XXIII) Correspondencia- Respuestas B 

C294- HCC (XXIV) Correspondencia C (Américo Castro) 

C297- HCC (XXV) Correspondencia C (66-123) 

C300- HCC (XXV) Correspondencia C Carpeta HCC 

C301- HCC (XXVII) Correspondencia CH (124-140) 

Sociedad de Estudios Afrocubanos

C11- Sociedad de Estudios Afrocubanos (cuenta bancaria)

C12- Sociedad de Estudios Afrocubanos (Correspondencia)

C384-Sociedad de Estudios Afrocubanos

C387-Sociedad de Estudios Afrocubanos

Junta de Patronos de la Biblioteca Nacional

C253- Junta de Patronos de la Biblioteca Nacional (11 files)

C255- Junta de Patronos de la Biblioteca Nacional (14 files)

C256- Junta de Patronos de la Biblioteca Nacional (13 files)

C257- Junta de Patronos de la Biblioteca Nacional (12 files)

C276- Junta de Patronos de la Biblioteca Nacional

C273- Junta Nacional de Arqueología y Etnología

C207- Academia de la Historia

C339- Academia de Ciencias (Correspondencia Variada)

C108- Asociación Cubana de Bibliotecarios (reglamento- correspondencia -documentos varios)

C295- Club Atenas (correspondencia)

Ejemplos de cartas de destinatarios famosos y temas interesantes

1. Carpeta 167. Correspondencia B

A José A. Portuondo. La Habana sept. 11 1945

Estas líneas son para anunciarle, al estilo tradicional, que “tiene Ud. una nueva servidora” llamada Fernanda Ortiz y Herrera, la cual aterrizó en la Habana el 16 de Agosto último. La niña y su mamá siguen bien y las dos le envían a Ud. y a su costilla [esposa] muchos afectos.

                       Un buen abrazo, 

                        Fernando Ortiz  

2. Carpeta 167. Correspondencia B 

P. J. Pons (Pepe) Ciudadela (Menorca)

Agosto 20, 1952

 […] También he sabido el regreso de su hermana [Nieves Ortiz Comellas] que pasó unos meses con Vds. en La Habana, actualmente pasa el verano en Villa Ortiz, deseo un día visitarla para que me hable de Ud., y de Cuba pues siempre sentí gran afecto a esa tierra. 

3. Néstor Ortiz Oderigo (Buenos Aires)

Julio 18 1956

[…] Quiero aprovechar la oportunidad de reiterarle […]  respecto a su obra La Fiesta de Reyes en el Folklore Americano […] Si usted no tiene inconveniente en remitir los originales , para mí sería un honor y un gusto personal que gracias a mi gestión se publicara en la Argentina una obra de un científico de su talla […]

4. Carpeta 337 Homenaje Nacional a Fernando Ortiz 

Carta de Miguel Somodevilla, Pablo Roche, Raúl Díaz Quintín Angulo, Trinidad Torregrosa Gabino Felloves y otros «decanos y miembros del grupo de tamboreros yoruba en Cuba […]  [que] deseamos adherirnos a dicho homenaje […]  para nuestro sabio compatriota, quien tanto ha hecho por el estudio y la comprensión de nuestras tradiciones de los antepasados, muchas de los cuales forman parte del folklore nacional […]  Por esta razón manifestamos a Ud. nuestra más cordial adhesión a dicho homenaje y el deseo de tomar parte en él de una manera ostensible tocando con los tambores rituales algunos de los himnos que heredamos de nuestros abuelos […]».

Pero la mejor conclusión y valoración de la obra orticiana la ha dado el humilde Oba Babalawo Pedro Ruiz, quien le envió su felicitación por el Homenaje afirmándole que:

«Olofin con su intérprete antropomórfico Obatalá le designó a Ud. desde su nacimiento y lo preparó […]  para que como misionero revolucionario esparciera por el mundo la verdad de las culturas negras […]».

 A modo de conclusión se puede comprobar que las cartas, dentro de un conjunto documental, con sus peculiares características y especificidades, contribuyen a develar aspectos poco conocidos de la vida y la obra de una persona o de una institución, ayudan a “contar su historia”, por lo que se considera al de Fernando Ortiz un valioso exponente del patrimonio documental atesorado en la BNCJM.

Notas

(1) Me refiero a la correspondencia “de trabajo o profesional”. La correspondencia de carácter familiar la conservan María Fernanda, hija del segundo matrimonio de Ortiz y los descendientes de Isis, su primera hija nacida de su enlace con Esther Cabrera.

(2) Carpeta 173, Correspondencia O-P. Fondo Fernando Ortiz, BNJM.

(3)   María del Rosario Díaz: “The Tragedy of The Ñáñigos: Genesis of an Unpublished Book”, North Western Indian Guide, 79, 3/ 4, 2005.