Desde adentro

Declaración de ALA sobre COVID-19*

Por: Librínsula

El 13 de marzo, la Directora Ejecutiva de la American Library Association (ALA), Tracie D. Hall, emitió la siguiente declaración con respecto a COVID-19.

“La American Library Association se compromete a apoyar a sus miembros, personal y todos los bibliotecarios y trabajadores de la biblioteca durante estos tiempos inciertos.

Estamos monitoreando de cerca los desarrollos en rápida evolución de COVID-19 . Sabemos que en tiempos de crisis, las bibliotecas de todo tipo juegan un papel invaluable en el apoyo a sus comunidades, tanto en persona como virtualmente. Somos administradores de información precisa. Conectamos a los usuarios de la biblioteca con los recursos y servicios locales de salud pública. Las bibliotecas pueden ser socios clave para empoderar a los miembros de nuestra comunidad para luchar contra la propagación del coronavirus.

ALA actualiza continuamente esta página de recursos para la comunidad bibliotecaria sobre la prevención de pandemias, incluida la orientación sobre la desinfección de los lugares de trabajo y lo que el personal individual y los usuarios de su biblioteca pueden hacer para reducir el riesgo de contagio.

También brindamos la siguiente orientación para los miembros y sus instituciones:

Detener la propagación del virus:

  • Las bibliotecas deben seguir las pautas del departamento de salud local y de los CDC sobre si deben permanecer abiertos durante la pandemia.
  • ALA es consciente de que muchas instituciones de educación superior están suspendiendo o trasladando clases en línea y están tomando decisiones sobre el mantenimiento de los servicios de biblioteca. Reconocemos que estas decisiones sobre si permanecer abiertos se toman mejor a nivel local y deben incluir la consideración del bienestar del personal y los usuarios de la biblioteca. También sabemos que en los últimos días, muchos sistemas de bibliotecas públicas en los Estados Unidos han tomado la difícil decisión de cerrar. Del mismo modo, a medida que los sistemas escolares envían a los estudiantes a sus hogares o pasan al aprendizaje remoto, las bibliotecas escolares también se están cerrando.
  • Si las bibliotecas permanecen abiertas, deben seguir las recomendaciones de los CDC para la limpieza y desinfección ambiental. También deben alentar a su personal y usuarios a tomar medidas básicas para evitar la propagación de gérmenes, que incluyen:
    • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Use un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos 60% de alcohol si no hay agua y jabón disponibles.
    • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
    • Evitar el contacto cercano con personas enfermas.
    • Quedarse en casa cuando está enfermo.
    • Cubrirse la tos o estornudar con un pañuelo y luego tirar el pañuelo a la basura.
  • Las bibliotecas y los bibliotecarios son especialistas en información de confianza, y podemos desempeñar un papel no solo en desacelerar la propagación de la enfermedad sino también en la propagación de información errónea. Dirija a los usuarios de la biblioteca a sitios web vitales como la Organización Mundial de la Salud , los CDC , los sitios web locales de salud pública y otras fuentes confiables. Considere incluir recursos COVID-19 en la página de inicio de su biblioteca (ver, por ejemplo, la respuesta digital de la Biblioteca Pública de Seattle.) Asegurarse de que tanto los usuarios de la biblioteca como los no usuarios conozcan los valiosos recursos que las bibliotecas tienen para ofrecer, como el apoyo a los maestros y estudiantes que participan en la instrucción en línea; acceso a zonas interactivas, libros electrónicos, suscripciones a revistas en línea y fuentes de noticias; y listas seleccionadas de noticias COVID-19 y ejemplos de respuestas de mejores prácticas.
  • También aplaudimos los numerosos ejemplos de bibliotecarios que crean fuentes de información de respuesta rápida y sirven en grupos de trabajo de toda la comunidad para ayudar con mensajes, recursos de información y otras medidas de preparación.
  • Las bibliotecas son instituciones locales y las decisiones sobre cómo y si continuar manteniendo programas deben tomarse utilizando la mejor y más reciente información disponible de las agencias locales de salud pública. Las bibliotecas son lugares de reunión y sirven como partes integrales de sus comunidades. Los encargados de la toma de decisiones deberán sopesar el bienestar del personal, los usuarios de la biblioteca y la comunidad al realizar cambios en los horarios, programas o políticas de servicio de la biblioteca en función de sus contextos locales.

*www.ala.com

  • Libera editorial cubana libros para descargar gratis en tiempos de COVID-19*
    Por: Redacción ACN

  • COVID-19 y el Sector Bibliotecario Global*
    Por: IFLA

  • Centro de estudios comparte obra de José Martí para evitar Covid-19*
    Por: Prensa Latina

  • «La Bibliocleta», una bibliotecaria lleva libros en bicicleta a las personas confinadas*
    Por: julianmarquina.es