Entrevistas

Entrevista a Kenneth Fowler Berenguer

Alejandro Zamora Montes

A medida que transcurran los años, podrá decirse que el impacto negativo de la Covid-19 fue demoledor, como también las diferentes historias de resistencia y esperanza a raíz de esta enfermedad.

El equipo editorial de Librínsula entrevistó a Kenneth Fowler Berenguer, un joven científico cubano cuya lucidez y actualización de ideas unido a su modestia, a no dudarlo, deviene artículo de fe con respecto a las próximas generaciones.

Tenemos entendido que eres graduado de Licenciatura en Química con una tesis en fase experimental que, de profundizar más y aprobarse su propuesta, resultaría muy provechoso en términos humanitarios y económicos para nuestro país. ¿Nos comentas al respecto?

Yo no iría tan lejos. Primeramente aclarar que la investigación se desarrolla en materiales sustitutivos del tejido óseo con posibles aplicaciones en ortopedia y cirugía maxilofacial. La investigación es continuidad de casi 30 años de experiencia adquirida por el Centro de Biomateriales (BIOMAT) de la Universidad de La Habana y el antiguo Departamento de Biomateriales del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC). Cualitativamente, esta investigación busca obtener materiales que serían un paso de avance con respecto a la tecnología que se usa actualmente en el país (parte de la cual se produce en los laboratorios de BIOMAT, la otra parte se importa). No obstante, es todavía un reto lograr la soberanía tecnológica con el tratamiento que se aplica actualmente (y en esto entran en juego diversos factores externos e internos). Todavía queda mucho para poder evaluar el impacto que tendrían los resultados de nuestra investigación teniendo en cuenta que aún no se encuentra en fase terminal. Lo que sí es cierto es que si se potencia el uso exclusivo, o al menos mayoritario, de la tecnología cubana (ya existente, repito) en los tratamientos, esto impulsaría en gran medida que a futuro los resultados de nuestros estudios pudieran ser aplicados. Y sí, la industria de los biomateriales es una industria millonaria así que un futuro donde exista soberanía tecnológica en el campo de los materiales de relleno para el tejido óseo sería un futuro halagüeño.

Háblanos sobre tu blog "Dando Teque" ¿Cómo surgió la idea y qué te motivó a hacerlo?

Es una idea que vengo “cocinando” hace rato. La posibilidad de expresar tus ideas y de lograr contacto con tus pares es siempre importante, pero cobra un significado mayor en un país como el nuestro que enfrenta los embates de un enemigo al que le gustaría aislarnos completamente. Por eso creo que de esta manera puedo lograr no solo un contacto diferente con mis amistades y conocidos si no también una dinámica con las diversas zonas del país y a futuro, el mundo. Aunque va a ser un tema fundamental, no quiero ceñirme solo a la ciencia y no pienso darle un carácter didáctico a mis posts. Mi objetivo fundamental es que sea una manera de conectar con diversas personas y poder hablar de cosas que nos interesen. Quiero conversar y dar mi mirada sobre la ciencia, cómo la comunicamos, la relación que tiene con el arte, la cultura popular, etc. Obviamente las circunstancias actuales catalizaron la creación del blog pero creo que hubiese llegado de cualquier manera.

¿Existen otros proyectos de jóvenes científicos cubanos surgidos a raíz del impacto de la Covid-19 y que también utilicen las Nuevas Tecnologías de la Informática y las Comunicaciones (NTIC)?

El mundo y el país son tan amplios que aunque no te pueda mencionar uno en concreto seguramente existen varios. Una búsqueda sencilla en el portal cubaba.cu te lo muestra. Y esa es solo una de las plataformas. Pero no sólo científicos. Tengo un compañero que se ha dedicado a subir diariamente a su perfil personal de Facebook datos curiosos de la ciencia, conozco de una persona que ha creado un canal de Telegram donde realiza crítica y promoción de videojuegos, principalmente los indi. Tengo otro compañero de estudios que tiene por hobby la cocina y la repostería, muy bueno por cierto (nosotros los químicos tenemos buenas manos para eso). Por las facilidades que ofrece, muchas personas se han dedicado a compartir listas de reproducción en Telegram donde muestran un pedazo de su personalidad a través de la música que les gusta. Hay otros proyectos que también continúan y se potencian. La cosa es no mantenerse estáticos, construir relaciones, y expresarse por el medio que sea. Y las redes son de gran ayuda en esto.

¿Cómo crees que podría vincularse la literatura con herramientas como Telegram, YouTube, Facebook, entre otras?

Más allá de lo obvio, que es promocionar obras existentes y realizar publicaciones digitales, se puede hacer mucho. Existen plataformas donde se pueden subir independientemente los capítulos de una novela y recibir críticas y consejos en “tiempo real” a medida que vayas escribiendo. También existen proyectos de escritura colaborativa o a varias manos. Los escritores que han creado universos extensos en sus obras usan las redes para plasmar todo lo que no pudo quedar escrito en los libros pero que a los fans les interesa saber. Pottermore de J.K.Rowling es un gran ejemplo. De esta manera mantiene un contacto con los fans y mantiene su imaginación activa para responder preguntas que no se había planteado originalmente. En este sentido también proliferan los libros y audiolibros creados por fans que, con distintos niveles de aceptación por autores y monopolios, aportan al imaginario alrededor de esas obras. Las redes también pueden servir para enlazar a creadores de distintas latitudes fuera, o de manera paralela, a los grandes eventos literarios que ocurren anualmente. Se pueden fomentar paneles, conversatorios, presentaciones de libros on-line, lecturas de poemas, etc.

¿Otros proyectos futuros en mente?

Ahora estoy en la primera fase de acomodarme a las distintas plataformas y definir una línea de contenido y un horario que me permita no estancarme sin perder en calidad. De momento me siento muy cómodo en Telegram, me parece una plataforma increíble que ofrece muchas facilidades. A futuro, y cuando la conectividad lo permita, me gustaría migrar a la plataforma cubaba.cu para facilitar que se pueda consumir el contenido en suelo nacional. De momento he extendido la invitación a colaborar a amigos cercanos, en un futuro me gustaría poder mostrar algo de lo que tengan que decir. Más a futuro, cuando la conectividad lo permita, cuando me haya asentado con el blog y cuando pueda crear unas condiciones mínimas para eso, me emociona la idea de hacer un podcast; esa es la plataforma en que quisiera moverme en última instancia, pero de momento me siento muy cómodo en el blog. Cuando la situación lo permita, y cuando haya logrado una dinámica interesante con la gente, pienso que sería interesante organizar eventos como debates, exposiciones, proyecciones, etc.

  • Giselle Lucía Navarro, “andaré mucho tiempo por este mundo”
    Por: Frank David Frías Rondón