Logo de la ASCUBI

Imaginarios

La Asociación Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI)

Por: Margarita Bellas Vilariño

Muchos antecedentes provocan la creación en 1986 de las Asociación Cubana de Bibliotecarios ASCUBI, el desarrollo profesional escalonado que se produce en Cuba luego del triunfo revolucionario del año 1959, pues se abrieron nuevas vías para el desarrollo cultural.

Logo de la ASCUBI

Entre los antecedentes podemos mencionar la nueva legislación revolucionaria y las leyes a favor de la cultura promulgadas en los primeros años de la Revolución que favorecieron el trabajo de las bibliotecas. El Decreto Ley 684, del 23 de diciembre de 1959, que normó el trabajo de los bibliotecarios y de los auxiliares de información fue la primera que reconoció el status social de los bibliotecarios.

Paralelamente, en el país se producían sucesos que de manera directa e indirecta favorecían el desarrollo de las bibliotecas y los bibliotecarios. En 1960 se creó la Imprenta Nacional con su red de editoriales, La Campaña Nacional de Alfabetización, que comenzó en 1961, logró la erradicación del analfabetismo. Esta campaña incorporó a bibliotecarios no solo como maestros, pues además se les dio la tarea de incorporar a la lectura a los individuos alfabetizados y de crear en ellos ese hábito por la lectura. Se produjeron importantes cambios en el sistema de enseñanza que repercutían por supuesto en el desarrollo y función de las bibliotecas.

En 1961 se crea el Consejo Nacional de Cultura que estimuló el surgimiento de la Red de Bibliotecas Públicas que tuvo su antecedente en la Organización Nacional de Bibliotecas Ambulantes Populares (ONBAP), se fundó la Escuela de Capacitación Bibliotecaria, convertida posteriormente en Escuela Nacional de Técnicos de Bibliotecas. Se crea el Departamento de Bibliotecas Escolares del Ministerio de Educación comienzan a proliferar las bibliotecas escolares.

En 1967 se creó el Instituto Cubano del Libro y su Red de Librerías, lo que permitió un incremento en la adquisición de libros en las bibliotecas. Otros muchos sucesos para el bien del pueblo tienen lugar desde el 1959, hasta la década del 80, que permitieron el desarrollo de la bibliotecología en Cuba.

En el año 1980 los bibliotecarios cubanos comenzaron asistir a los Congresos de IFLA, (Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias) lo que permitió que los profesionales cubanos presentaran sus experiencias y se relacionaran con los colegas del mundo.

El año 1980 fue de gran efervescencia en la actividad científico investigativa en el campo bibliotecológico cubano. Como resultado de esta actividad comenzaron a efectuarse, en 1981, los Encuentros Científicos Bibliotecológicos en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, organizados por la entonces Dirección Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Cultura.

El eminente bibliotecólogo el Dr. Emilio Setien afirmó: "en los años 80 y principios de los 90 hubo un amplio movimiento de trabajo conjunto de las bibliotecas de los países socialistas que contribuyó al desarrollo de la bibliotecología cubana, actividad conjunta que constituyó un detonante para la refundación de ASCUBI y su ingreso en IFLA”.

En esta década, fecunda para el desarrollo en la profesión, Olinta Ariosa, Marta Terry, Miriam Martínez y Miriam Bendamio fomentaron en el gremio bibliotecario la necesidad de la creación de una Asociación que aglutinara a todos los bibliotecarios del país, ya que se había comenzado a participar en las conferencias y congresos de IFLA. Según relata Marta Terry “La Asociación no existía, antes de 1981 cuando fuimos a Munich y nos inscribimos como Asociación de Bibliotecarios de Cuba en IFLA." Es decir, la asociación nacional fue proclamada – por necesidad de tener acceso a la IFLA – cinco años antes de su creación oficial.

La participación de los profesionales cubanos en las Conferencias y Congresos Generales de IFLA prestigió la bibliotecología cubana. Algunos de los especialistas nacionales formaron parte de las diferentes secciones profesionales de esa federación como miembros correspondientes en Teoría Bibliotecaria, Libros Raros y Valiosos, Bibliotecas Infantiles, Bibliografía, IFLA LAC, entre otras. La opinión internacional con respecto a los profesionales cubanos cambió y en ello incidió la labor científica desarrollada.

La idea de crear la asociación fue bien acogida en Cuba, era necesario tener una asociación fuerte para participar en IFLA no individualmente, en 1984, se creó la Comisión Gestora y se comenzó a confeccionar la documentación necesaria para este fin. La Comisión estuvo integrada por los siguientes profesionales: Juana Calzado, Geisha Borroto, Olga Martínez, Blanca Patallo, Elisa Masiquez y Sara Moreno.

La Constitución Oficial de la Asociación tiene lugar el 31 de marzo de 1986.

Copia del registro de la Asociación ASCUBI

Día del Libro Cubano, se dio a conocer públicamente la creación de la Asociación Cubana de Bibliotecarios, en su instancia nacional. La misma se constituyó de acuerdo con lo establecido por la Ley No. 54 del 27 de diciembre de 1985. Es una entidad jurídica, representativa de los bibliotecarios de todo el país y se identifica por las siglas de ASCUBI, según consta en el certificado de Constitución Oficial, su fecha de constitución es el 18 de abril del 1986 y fue inscripta en virtud de la Resolución número 78 de la Dirección de Registros y Notarías.

Según consta en el Acta de Constitución, la sede de la asociación estaba ubicada en la calle 15 No. 452, Vedado, local donde radicaba en ese momento la Dirección Nacional de Bibliotecas. La Asociación nunca contó con una sede propia, aspecto que afecta considerablemente su desarrollo y la custodia de sus documentos. A medida que se van produciendo cambios en su dirección sus archivos son trasladados al lugar donde labora su presidente, por tal motivo en estos momentos su sede es la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

En conformidad con lo estipulado por la Ley de Asociaciones, la ASCUBI está ligada legal y funcionalmente al Ministerio de Cultura. Consecuentemente con la citada Ley, la ASCUBI aparece inscripta en el Registro General de Asociaciones del Ministerio de Justicia, determinándose por el cumplimiento de este requisito legal su personalidad jurídica. Su órgano de relación es el Ministerio de Cultura, representado por la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

La Legislación que posee la Asociación, la constituyen los Estatutos, las Normas de Relación y el Código de Ética de la Asociación. Con respecto a los Estatutos, estos fueron confeccionados en el año 1985, tomando como punto de partida los Estatutos de la asociación que llevaba igual nombre en la etapa republicana aprobados en el 1948. Dichos estatutos fueron actualizados y aprobados en el 2005 y posteriormente en el 2011 son los que están vigentes en la actualidad.

Las Normas de Relación fueron confeccionadas y firmadas por el Presidente de la asociación y el Director de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí. En ellas se regulan sus relaciones en correspondencia con lo dispuesto en el Artículo 27 de la Resolución No. 53, del Ministerio de Justicia, del 14 de julio de 1986, que establece el Reglamento de la Ley de Asociaciones.

En el II Congreso de la asociación, celebrado en febrero de 2003, se aprobó la Declaración de Principios y el Código de Ética de la Asociación. Este último posteriormente se actualizó y se aprobó por el Consejo Nacional de la ASCUBI, en el año 2011.

Buró Ejecutivo Nacional

En el momento de su constitución oficial, según consta en el Archivo de la Asociación, fue designada Olinta Ariosa presidenta de la misma, el resto del Buró Ejecutivo estuvo integrado por:

  • Vicepresidenta primera: Dra. Martha Terry González
  • Vicepresidentas: Lic. Miriam Martínez y Lic. Adelina López Llerandi
  • Secretaria de organización: Dra. Blanca Mercedes Mesa
  • Vices: Dra. Marina Atía, Lic. Isabel Vega y la Dra. Juana María Mesa
  • Secretaria de prensa y divulgación: Lic. Juana Calzado
  • Vices: Lic. Alba Rosa Herrera y la Dra. Elena Giraldez
  • Secretaria de relaciones internacionales: Lic. Elisa Masiquez
  • Vices: Dra. Geisha Borroto y Lic. Daysi del Valle
  • Secretaría de Docencia Investigación: Lic. Ma. Caridad Cuza
  • Vices: Lic. Hilda Sosa y Lic. Emilio Setién

Hay que destacar que contó con los mejores profesionales de esa década en Cuba.

A lo largo de los años este Buró Ejecutivo ha sufrido algunos cambios. En el año 1988 fue renovado y se creó otra estructura en los cargos. Olinta Ariosa, por decisión propia, dejó de ser presidenta y este cargo lo asumió la vicepresidenta primera, la Dra. Martha Terry González. El resto del Ejecutivo queda conformado de la siguiente manera:

  • Vicepresidentes: Lic. Blanca Mercedes Mesa, Lic. Miriam Martínez y Lic. Elisa Masiquez
  • Organización y Finanzas: Lic. Yolanda Arencibia
  • Comisiones profesionales: Dr. Emilio Setién
  • Secretaria de Actas: Lic. Isabel Vega
  • Vocal: Lic. Adelina López Llerandi
  • Vocal: Lic. Juana Calzado

Esta directiva se mantuvo trabajando hasta el año 1996, en que se realizó el Primer Congreso de la Asociación, donde la Dra. Marta Terry quedó ratificada y el ejecutivo fue conformado por los siguientes profesionales:

  • Vicepresidenta: Lic. Miriam Martínez
  • Secretaria de actividad profesional: Dr. Emilio Setién
  • Secretaría de Finanzas: Lic. Sara Escobar
  • Secretaria de Organización: técnico medio Sara Moreno
  • Vocales: Lic. Blanca Mercedes Mesa y Lic. Olga Hernández

En el mes de febrero del año 2003 se efectuó el II Congreso de la Asociación, donde se produce un cambio significativo en el Buró Ejecutivo de la ASCUBI. Para el momento de la celebración del Congreso, la Dra. Marta Terry había nucleado gran cantidad de profesionales para apoyarla en las diferentes comisiones que se constituyeron para la celebración del Congreso, entre ellos Miguel Viciedo, Sara Moreno, Margarita Bellas, Loreta Cárdenas, Bertha Irene de la Hoz, Esther Lefont, Josefa Llanes, Martha Wong, Maricela Corvo y Noris Somano. En el Congreso quedó constituido un nuevo Buró Ejecutivo Nacional, a saber:

  • Presidenta: Lic. Margarita Bellas Vilariño
  • Vicepresidentes: Lic. Miguel Viciedo Valdés, Lic. Felicia Pérez Moya y Lic. Martha Wong Curbelo

Secretarios:

  • Desarrollo Profesional: Dr. Emilio Setién Quesada
  • Asuntos Jurídicos: Lic. Noris Somano García
  • Organización y Finanzas: Téc. Sara Moreno Rodríguez

Esta directiva se mantuvo estable hasta el año 2010, en que Felicia Pérez Moya y Sara Moreno Rodríguez solicitan su baja por razones personales y fueron sustituidas por Loreta Cárdenas Yzquierdo y Ioannis Sánchez, las cuales ocupan los cargos de Organización y Finanzas, respectivamente. Emilio Setién Quesada pasó por derecho a vicepresidente, teniendo en cuenta la votación celebrada en el Congreso de 2003.

Por ser un hecho que ha sido muy controvertido se debe señalar que ningún miembro del ejecutivo se dedica solamente al trabajo de la asociación, todos son trabajadores de diferentes bibliotecas, centros de información o documentación que de forma voluntaria desempeñan sus responsabilidades en la asociación.

En el año 2011 se realiza la Asamblea General de la Asociación y queda constituido un nuevo ejecutivo, siendo ratificados Margarita Bellas como presidenta y Miguel Viciedo como Vicepresidente, Emilio Setien por razones personales decide no seguir en el Ejecutivo, aunque hasta su fallecimiento continuó colaborando con la asociación.

Los estatutos de la ASCUBI consignan que:

Es una organización de afiliación voluntaria que agrupa a bibliotecarios activos, jubilados, estudiantes y profesores de Bibliotecología y Ciencia de la Información de las escuelas de nivel medio y superior de la especialidad, así como personal no-bibliotecario que labora en bibliotecas, interesados en alcanzar los objetivos del desarrollo de la actividad bibliotecaria y bibliográfica y su aplicación práctica en el país, a fin de contribuir al enriquecimiento y avance de la cultura, la lectura y el incremento de la conciencia nacional sobre el papel de las bibliotecas como elementos fundamentales para el desarrollo de la persona, la comunidad y por ende del pueblo en general, es una organización no gubernamental de índole sociocultural, tiene carácter nacional y puede constituir filiales en todas las provincias del país y en el Municipio Especial Isla de la Juventud.

En la actualidad tiene Filiales en 13 provincias del país, solo Guantánamo y Mayabeque no poseen filiales, aunque ya poseen la documentación para su constitución oficial, solo falta los mecanismos burocráticos, aunque sus bibliotecarios participan en acciones de la ASCUBI. En este sentido hay que destacar el trabajo realizado por las filiales de Villa Clara, Sancti Spíritus, Holguín, Camagüey, La Habana y Santiago de Cuba que han desarrollado un magnífico trabajo lo que ha permitido que sean Filiales Destacadas.

La ASCUBI posee un logo que la identifica. En cuanto a su primer logo no se ha podido conocer el nombre de su autor ni el momento exacto en que se realizó su diseño, pero, según Sara Moreno, “la idea de contar con un logo surgió desde que nos comenzamos a reunir en la comisión gestora, finalmente y después de tener en cuenta muchos puntos de vista se acordó que el mismo fuese un libro en la Isla de Cuba y que este llevara los colores de la Bandera Cubana."

En estos momentos por decisión del Consejo Nacional de ASCUBI el mayor órgano decisor que posee la Asociación integrado por los miembros del Ejecutivo Nacional y los presidentes de Filiales se acuerdo aprobar y utilizar otro logo, se escoge una propuesta de la Filial de Villa Clara, su creador Ricardo Luis Álvarez.

Con respecto a publicaciones, a partir del año 1989, la asociación comenzó a publicar un boletín impreso, tipo volante, cuyo nombre es ASCUBI INFORMA, con una frecuencia trimestral. Allí se publicaban las noticias, las actividades que se realizaban y algunos artículos breves de la profesión. Lamentablemente, no se conservan en el archivo copias de los mismos, solo la referencia de entrevistados.

En marzo del 2003, se decidió oficializar esta publicación en formato electrónico y este se inscribió en el Registro Nacional de Publicaciones Seriadas. Posee una frecuencia trimestral y difunde experiencias nacionales e internacionales de la comunidad bibliotecaria, ofrece noticias, propicia el debate sobre temas de la profesión. Por diferentes razones, el Boletín no ha tenido una periodización estable, ni ha logrado convertirse en un Boletín consultado constantemente por los asociados de la ASCUBI. En la actualidad la asociación cuenta con un Blog y una página en Facebook y twitter. En el portal de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí tiene también un espacio para sus actividades y eventos. Noticias y artículos de la ASCUBI aparecen de manera frecuente en la Revista Electrónica Librínsula: La Isla de los Libros de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí. La asociación posee una amplia colección de fotos digitales de sus eventos, actividades y reuniones.

Sus actividades más significativas son:

  • Celebración cada año del 7 de junio Día del Bibliotecario.
  • Realización del Encuentro Nacional Científico Bibliotecario siempre durante la celebración de la Feria del Libro de La Habana, que se ha realizado de forma ininterrumpida desde el año 2003.
  • Encuentros Nacionales de Promoción de Lectura que se efectúan cada dos años, siempre en una de las Filiales.
  • Distinciones y reconocimientos que otorga la asociación a sus afiliados.

Al abordar el tema del reconocimiento social de los bibliotecarios se debe mencionar, en primer lugar, que en el año 1995 se entregó por primera vez el Sello Conmemorativo “Antonio Bachiller y Morales” como la más alta distinción que otorga la ASCUBI y la SOCICT. El primer acto central fue organizado por ambas asociaciones y tuvo lugar el 7 de junio, en el Salón de los Pasos Perdidos del Capitolio Nacional. A partir de entonces todos los 7 de junio, el Día del Bibliotecario, se entrega dicha condecoración a bibliotecarios e instituciones con trayectoria relevante.

En el año 2004, el Buró Ejecutivo Nacional aprobó la creación de siete premios nacionales para reconocer la labor de los profesionales afiliados en los diferentes sistemas bibliotecarios que conforman la asociación los cuales llevan el nombre de destacadas figuras de la bibliotecología cubana.

  • Premio María Teresa Freyre de Andrade para los bibliotecarios públicos
  • Premio Carlos Manuel Trelles para profesionales destacados en el campo de la Bibliografía
  • Premio Domingo Figarola Caneda para bibliotecarios que desarrollen su labor en bibliotecas especializadas.
  • Premio Olinta Ariosa Morales para los bibliotecarios escolares
  • Premio María Villar Buceta para bibliotecarios que se destaquen en la docencia de la profesión
  • Premio José Antonio Ramos para bibliotecarios que se destaquen en la publicación de libros, folletos y artículos de la especialidad, así como en la presentación de investigaciones y ponencias en eventos de la profesión
  • Premio Gilberto Sotolongo para bibliotecarios que desarrollan su labor en bibliotecas especializadas y académicas.
  • En el año 2006, a propuesta del Consejo Nacional, se creó el Premio al Bibliotecario Joven, el cual se entregó por primera vez en el 2007. En el Consejo Nacional del año 2011 se acordó que este llevara el nombre de Olga Hernández Quevara.
  • Premio Dolores Vizcaya Alonso, por la obtención de grados científicos de la profesión con reconocimiento

En el Encuentro Científico de febrero del año 2020, se da a conocer la creación de dos nuevos premios.

  • El Premio Nacional de Bibliotecología Emilio Setien Quesada por la Obra de toda la Vida. Se otorgará a aquellos profesionales cuyas contribuciones hayan devenido notables aportes al desarrollo de la Bibliotecología Nacional.
  • Premio Nacional Martha Terry In Memorian que en su quehacer se destaquen por la adhesión a los principios éticos de la asociación y por su contribución como directivos por más de diez años al desarrollo y fortalecimiento de las Instituciones Bibliotecarias.

Bibliografía:

Archivo de la Asociación Cubana de Bibliotecarios.

Bellas Vilariño, M. (2011). La Asociación Cubana de Bibliotecarios: examen histórico de su papel en el desarrollo del campo bibliotecológico nacional. Tesis de Maestría. Universidad de La Habana: Facultad de Comunicación, Departamento de Bibliotecología y Ciencia de la Información. La Habana. Cuba.

Cuba. Ministerio de Justicia. (1984). Ley No. 54: Ley de Asociaciones. La Habana: Ministerio de Justicia.

  • Logo de Librinsula
    7 de Junio día del Bibliotecario Cubano
    Por: Librínsula

  • Imagen de un cartel de José Martí
    Los bibliotecarios en tiempos de la Covid 19
    Por: Maribel Duarte González

  • Foto del la ASCUBI en IFLA
    Presencia de ASCUBI en IFLA
    Por: Miguel Viciedo

  • María de los Ángeles Rodríguez
    Testimonio de María de los Ángeles Rodríguez
    Por: Rosana Rivero Ricardo

  • Ramón Alberto Manso Rodríguez
    ¿Quién es Ramón Alberto Manso Rodríguez?
    Por: Eddy Rodríguez Garcet

  • Bibliotecarios destacados
    Bibliotecarios destacados cubanos. Pequeñas reseñas profesionales
    Por: Margarita Bellas Vilariño

  • Sello
    Relación de entrega del Sello Antonio Bachiller y Morales, desde 1995 por años a Instituciones y profesionales.
    Por: Margarita Bellas Vilariño