Nombrar las cosas

Cine y teatro cubano… en tu casa*

Por: Javier Rodríguez

La pandemia del nuevo coronavirus ha cambiado la vida de las personas alrededor del mundo. El aislamiento social es una de las evidencias. Algo tan usual como salir al teatro o al cine, ahora es una utopía. Sin embargo, gracias a la iniciativa de varios creadores y al poder de las redes sociales, es posible vivir el arte desde la casa.

“En estos días en que no podemos ir al teatro, el teatro vendrá a ti”, así lo anunciaba el actor, productor y dramaturgo cubano Jazz Vilá el pasado 27 de marzo, cuando se celebraba el día internacional de esa manifestación artística.

Jazz Vilá Projects convirtió Instagram y Facebook en un escenario. Bajo las etiquetas #TeatroEnCasa y #ActoresDesdeCasa, montó una puesta en escena virtual con fragmentos de obras como Rascacielos, Eclipse y Farándula.

Al mismo tiempo compartió curiosidades de la vida de sus actores. Algunos, como Alina Robert, Camila Arteche, Marlon Pijuán, My Reguera, Yordanka Ariosa y Katerine Richard, contestaron a preguntas del tipo: ¿Cuál es tu comida preferida? ¿Qué ciudad te quita el sueño? ¿Cuál fue la última serie que viste?

“¡Interesante este cuestionario! Amé esta iniciativa y responder incluso preguntas que no había pensado”, publicó la también exconcursante de Nuestra Belleza Latina, Alina Robert, en su cuenta de Instagram.

“No pretendía preguntarle a nadie cómo lo estaba pasando en su casa o qué estaba haciendo. Yo quería que fuera algo más divertido, que la gente se pudiera conectar a ver cosas graciosas de los actores, no volverlos a introducir en la temática de lo que está sucediendo en todo el mundo”, cuenta Vilá.

Harold García Martínez, otro de los participantes, contó a Fonoma acerca del monólogo de Lorenzo, de la obra Rascacielos, “un personaje que marcó mucho mi carrera”.

“Esta pieza va más allá de la comedia, abarca temas filosóficos y sicológicos de las personas que están distanciadas del mundo y esta es precisamente la situación en que estamos hoy”, añade el actor.

Jazz adelantó a este Blog que están viendo la posibilidad de hacer una lectura a través de las redes sociales, a modo de preestreno literario, de su próxima obra, titulada Amor.

El cine también “sube el telón” …

Otra iniciativa que ha ganado aceptación es “Cine cubano en cuarentena”, que tiene propuestas “para quedarse en casa durante la epidemia, el apocalipsis o lo que venga”.

“La idea surge durante la cuarentena voluntaria asumida por numerosas personas para prevenir la propagación de la COVID-19. Se nos ocurrió en consonancia con las acciones de varias cinematecas y festivales internacionales, que estaban haciendo públicos sus catálogos durante este período de aislamiento masivo”, explicó a Fonoma el cineasta José Luis Aparicio, quien impulsó este proyecto junto a la escritora Katherine Bisquet.

El objetivo es compartir cine cubano de cualquier tipo, con énfasis en aquellas obras menos visibilizadas. Cuentan con la ayuda de muchos realizadores, que ponen sus películas a disposición de los espectadores.

  • Los clásicos documentales Ociel del Toa (1965) o Coffea Arábiga (1968), de Nicolás Guillén Landrián
  • El Fanguito (1990), documental de Jorge Luis Sánchez
  • El pollo (2006), corto de Carlos Lechuga
  • El cortometraje de culto Molin’s Solarix (2007), de Jorge Molina
  • Tormentas de verano (2009), corto documental de Heidi Hassan
  • Reunión de padres (2012), corto de Carlos Melián
  • Cositas malas (2018), corto de Víctor Alfonso Cedeño

Recientemente, también inauguraron una columna crítica en la revista digital Rialta para complementar el streaming de las cintas. Aparicio afirma que las redes sociales, como alternativa democrática, han sido fundamentales en el afán de difundir obras del cine cubano, más aún en este período tan complejo.

Sobre el futuro de este espacio, el cineasta dijo que quisieran continuarla más allá de la crisis actual, como una alternativa para ver cine cubano.

“Creemos que esta iniciativa contribuye no solo al entretenimiento de aquellos confinados en sus casas, sino también a la difusión y dinamización de la cinematografía nacional”.

Aunque el precio de los datos móviles limita el alcance de estos proyectos en Cuba, sin dudas constituyen otra alternativa más para desterrar el aburrimiento y quedarte en casa.

* https://blog.fonoma.com/teatro-cine-cubano-cuarentena-4de35983e634

  • Fidel y la AHS, un libro de alianzas y fe en la cultura
    Por: Alejandro Zamora Montes

  • Escenario y Bibliografía en Los Pasos Perdidos, de Alejo Carpentier
    Por: Araceli García Carranza Basssetti

  • El hombre que podía casi todo
    Por: Astrid Barnet

  • 1 DE MAYO. Desfile de Carteles
    Por: Javier García Ramírez y Jorge Luis Montesino Grandías