Nombrar las cosas

Simbología y poder en El triunfo de la voluntad, de Leni Riefenstahl

Por: Alejandro Zamora Montes

La motivación por abordar este trabajo sobrevino a raíz de dos sucesos. El primero tuvo que ver con el descubrimiento del documental El triunfo de la voluntad (1935), el cual ofreció el acicate perfecto para vincular ciertos saberes relacionados con los símbolos del poder y el poder de los símbolos. El segundo con la remembranza, en la década de los noventa, de la proyección en la televisión cubana de un programa brasileño titulado Decida usted, – el cual gozó de una gran teleaudiencia–, bajo la conducción del reconocido comunicador Camilo Egaña. El programa se basaba en una serie de capítulos temáticos (cada uno de ellos contaba con dos finales posibles), y el público asistente era quien decidía cuál de las soluciones era la más adecuada para la problemática abordada. Al programa asistía un/a intelectual en calidad de invitado/a, con el objetivo de ofrecer sus opiniones relacionadas con el tema. Hubo un capítulo en cuestión que resultó muy polémico, pues abordaba la relación de amistad establecida entre un joven hebreo y un señor de edad avanzada, luego de que el último salvara la vida del primero de perecer ahogado. Posteriormente, el muchacho va develando ciertas claves del pasado del anciano, hasta que logra convencerse de que su “salvador” había pertenecido a las filas del nazismo, comenzando entonces en el joven un duro conflicto interno ante la opción de delatarlo a las autoridades pertinentes o perdonarlo, resarciendo moralmente su deuda de gratitud. En aquel momento, el público asistente al programa escogió el final basado en el perdón. El saldo posterior derivó en tener que repetir el capítulo, invitar a otro experto al programa para que desarrollara una intervención más profunda y un llamado de alerta referente a este delicado tema, así como escoger el final basado en el encarcelamiento del culpable de crímenes de lesa humanidad. Por otro lado, entendemos que la proliferación de grupos neo-nazis que están resurgiendo en la actualidad, la creciente indiferencia de jóvenes generaciones ante un suceso histórico que dejó un saldo aproximado de seis millones de judíos asesinados1, debe constituir un llamado de alerta y un deber para toda persona consciente y ética. En aras de salvaguardar la memoria histórica y alertar sobre este terrible flagelo a las posteriores generaciones, debemos todas/os trazarnos el deber de estudiar el nazismo desde una perspectiva transdisciplinar, integral. Por ello, la comprensión del uso de algunos de los símbolos que sirvieron para apoyar sus presupuestos ideológicos resulta importante para un mejor análisis de este proceso histórico, pues de esta forma podremos demostrar cómo los símbolos transmiten ideas y analizar la relación existente entre los símbolos y el poder político del régimen totalitario nazi, a través del documental titulado El triunfo de la voluntad, de la documentalista Leni Riefenstahl. Se hace especial énfasis en el universo simbólico como fórmula indispensable de persuasión y manipulación esgrimida por la maquinaria propagandística alemana, y su vinculación con los conceptos de símbolo, mito, rito, propaganda, poder, política, en pos de reforzar el aparato ideológico-cultural del nacionalsocialismo. 


Acercamiento a los conceptos de símbolo, mito, rito, propaganda, poder, política.


Los símbolos son señales o representaciones de ideas, sentimientos, cualidades, etc. Según el libro Comunicación y sociedad. Selección de lecturas, […] los símbolos tienen un amplio significado y devienen sustituciones. Son entendidos solamente por los humanos, ya que poseen significados que solo son traducibles por mediación de un acuerdo social. Los símbolos no constituyen per se el objeto o concepto, sino que contienen su significado, por tanto; se llega a ellos a través de herramientas como la educación e, inclusive, de la persuasión. […] Los signos y símbolos son muy eficaces para producir una respuesta rápida.2 El mito es un relato fabulado que contiene información sobre algún aspecto trascendental de una comunidad, y su valor estriba en ser un elemento cultural cohesionante en una sociedad. Es una fábula, y también se relaciona este concepto con personajes históricos a los cuales se les asigna una imagen arquetípica. Los mitos pueden ayudar a los seres humanos a comprenderse mejor a sí mismos, y están ligados a conceptos y dilemas básicos.3 Dos ejemplos concretos lo constituyen el libro Mitología cubana de Samuel Feijóo, en el cual son abordados magistralmente elementos identitarios y tradicionales a partir de fuentes orales y leyendas endógenas, o el volumen Dioses y héroes de la mitología griega de Antonio Guzmán Guerra, donde podemos acceder a una apasionante lectura semiótica de temáticas donde la muerte, el destierro, la inmortalidad, los nacimientos y amores incestuosos, son representados a través de los doce dioses del olimpo y de otros dioses menores y héroes.4 Los rituales o ritos son actos ceremoniales de origen religioso. Por extensión, también devienen costumbres o hechos habituales. Los mitos y ritos son modelos que intentan explicar el mundo y la relación del individuo con el mundo, y tienen una gran influencia sobre el comportamiento y las costumbres. Los mitos y rituales no son cosa del pasado, como pudieran pensar algunas/os. Actualmente, en las empresas existen las denominadas presunciones básicas, que son valores culturales que comienzan siendo hipótesis o presentimientos y luego llegan a ser entendidas como realidades. Según el libro La cultura empresarial y el liderazgo. Una visión panorámica, de Edgar H. Schein, […] si la solución prospera, y el grupo percibe colectivamente su éxito, el valor pasa gradualmente por un proceso de transformación cognoscitiva hasta volverse creencia y, posteriormente, presunción. […] si una presunción básica se encuentra firmemente arraigada en un grupo, sus miembros consideraran inconcebible una conducta basada en cualquier otra premisa.5 Los matutinos, las fotos de antiguos directivos, la forma de vestir y hasta el uso del tiempo, son elementos que forman parte del universo simbólico-cultural en las empresas. La propaganda, entendida como la actividad de propagación de las ideas, está presente desde el nacimiento mismo de las comunidades humanas. Pero en sus inicios como escuela, con su cuerpo teórico-organizativo para difundir la religión católica, ha sido hasta hoy básicamente ejercida por las clases sociales que detentan el poder, y los contenidos de la misma se vienen especializando desde el surgimiento de la sociedad en clases. A las clases dominantes, a ciertas élites, no les basta con llegar a dominar una determinada sociedad mediante el poder, necesitan también mantenerlo. Para tal propósito se requiere domesticar las almas de los integrantes de esas sociedades, y ello precisa de herramientas efectivas. Un ejemplo lo tenemos en la filosofía de Nicolás Maquiavelo en su magna obra El príncipe, donde “reinar era hacer creer”. La propaganda como categoría y actividad tiene por objeto de estudio la difusión de ideas, doctrinas y concepciones políticas, y su aplicación práctica utiliza una gran variedad de métodos, formas y medios.6 Por poder entendemos la capacidad para realizar o mandar a realizar algo, la eficacia para ejercer fuerza o dominio sobre otros. También es un tipo particular de influencia o dominación. El término procede del latín possum, que significa ser capaz. Ha habido a lo largo del tiempo varios intelectuales interesados en el estudio del poder, así como en su capacidad de hibridación, como el propio Maquiavelo, Hanna Arendt, Karl Popper, Michel Foucault, Ernesto Mayz-Vallenilla, entre otros. Por política entendemos no solamente “la expresión más concentrada de la economía”, sino también “un espacio clave de construcción, de sentido de la vida colectiva”, según palabras del comunicólogo Jesús Martín Barbero. Las disciplinas que estudian la política abarcan dimensiones tan amplias como la geopolítica, la psicología política, la antropología política, la axiología y ecología política, entre otras. 

Leni Riefenstahl, vida y obra. El triunfo de la voluntad. 

Según el siguiente fragmento del texto Leni Riefenstahl, la documentalista de Adolfo Hitler (1902-2003), de la autora Zoia Barash y publicado en la revista Cine Cubano: “Helene Bertha Amelie Riefenstahl (1902-2003), es considerada la cineasta más controvertida del pasado siglo. Nacida en el seno de una familia de clase media, comenzó su carrera artística como bailarina. Luego de una lesión que le impidió regresar al baile, se enamoró de la obra de Arnold Fanck, director especializado en el llamado cine de montaña o bergfilme. Los filmes de Fanck son considerados por algunos especialistas como “protofascistas”, pues en ellos se mostraban precipicios, montañas heladas inaccesibles, vistas esplendorosas de la naturaleza, glaciares, siendo surcadas todas estas dimensiones o conflictos por los personajes de Arnold Fanck, encarnados en superhombres cuya labor se alzaba por encima de todos esos obstáculos. […] La disciplina, el espíritu heroico y el sacrificio eran los valores supremos que constituían el eje central en estos filmes. […] Para el público alemán, estas películas eran puro escapismo, al mostrar un mundo nuevo, optimista e idílico, que luchaba contra la naturaleza enemiga, lo que constituía un contraste marcado con el movimiento expresionista, predominante en la cultura alemana. El expresionismo, con sus personajes introvertidos y pesimistas, reflejó una Alemania vencida y humillada, debatiéndose entre crisis políticas, desempleo, inflación, decadencia y corrupción. […] Luego de trabajar en cinco películas de Arnold Fanck y un melodrama histórico de Rudolf Raffé, Leni quiso llevar las riendas de su destino y en 1931 fundó su compañía de producción y al año siguiente escribió el guión de su primera película de ficción titulada La luz azul, junto con el ensayista Béla Bálazs. Promocionando este filme por diferentes ciudades de Alemania, Riefenstahl conoce a un político llamado Adolfo Hitler, líder del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán. En ese mismo año, Leni había disfrutado sobremanera la lectura de Mi lucha, quedando totalmente obnubilada por la figura de este oscuro personaje político. Debido a las divisiones entre las líneas comunistas y socialdemócratas, Hitler ve el camino allanado hacia el poder, amén del descontento provocado por la dura crisis que asolaba al país. El primer trabajo de Leni (por encargo del Partido nazi) para honrar al nuevo régimen, se tituló El triunfo de la fe (1933), con muy buena acogida de crítica. Sin embargo, no es hasta el año siguiente (1934) donde Hitler le encarga a Leni Riefenstahl que conciba un trabajo fílmico que abordara el VI Congreso. […] Muchos pensaban que era imposible hacer un buen filme sobre un Congreso del Partido, pero de todos modos se planeaba que sería un importante instrumento para la propaganda y un nuevo concepto de la historia del país. Debía impresionar al público en casa y en el extranjero, y mostrar el poderío y la grandeza del nuevo Reich alemán. […] En El triunfo de la voluntad (título sugerido por el propio Hitler), se pone en evidencia la genialidad de la cineasta. Tuvo bajo sus órdenes a 40 camarógrafos, 120 colaboradores y sus asistentes, los cuales aprendieron a montar patines para lograr excelentes secuencias en movimiento. Se ubicaron cámaras en el suelo, en dirigibles, en edificios, grúas, etc. Desde el punto de vista audiovisual, se utilizaron mucho los ángulos contrapicados, para aumentar el tamaño de los soldados y ofrecer una sensación de grandeza, de poderío militar.”7 La utilización de símbolos en este documental es descollante y abrumadora. Las banderas, escudos, fasces (de ahí procede el termino fascismo), estandartes, uniformes, botas, grados militares, la utilización exacerbada de la esvástica (cruz que procede del hinduismo y representa bienestar, nacimiento y renacimiento) en uniformes, cascos, banderas, uniformes, consignas. Son visibles también los saludos, el discurso enérgico de Hitler, las ceremonias y desfiles, el Reich sadler o Águila imperial (la cual representaba la gallardía y el valor del pueblo alemán). En ese sentido, Adolfo Hitler y sus partidarios fueron muy astutos, al “devolver” la honra a los alemanes. No en balde el documental trataba sobre un Congreso que se celebró del 4 al 10 de septiembre de 1934 en Nuremberg, con el objetivo de hacer creer que el Partido respetaba las tradiciones y mitos del pueblo alemán. “[…] Desde el comienzo con banderas y fanfarrias, y la llegada dramática de Hitler en avión, como Mesías y salvador de la nación, hasta el cierre festivo del Congreso, la cámara observa los rostros exaltados, preferiblemente arios: cabellos rubios, narices rectas y de porte altivo, las columnas que marchan, las reacciones del pueblo, los obreros del Frente del Trabajo que se reúnen en un estadio gigantesco… Desfiles, botas relucientes, la noche, antorchas, hogueras, luces, siluetas uniformadas, banderas, los gritos extasiados de las multitudes… todo indica que Alemania ha resurgido de sus cenizas, fuerte y decidida, unida alrededor de su führer y con un futuro luminoso y espléndido. El führer es fiel a su “pueblo”, el “pueblo” es fiel a su führer y le entrega su destino y le rinde un merecido homenaje. Poco tiempo se dedica a los discursos: la fuerza de convicción del filme radica en sus imágenes”.8 Vale aclarar que el empleo de la música en este documental deviene factor importante a la hora de apoyar las imágenes, para así lograr un estado de hipnosis y éxtasis en los receptores. También la excelente combinación de la vanguardia (expresado en el montaje), con la concepción plástica clásica presente en este filme, es de una riqueza y genialidad aún no superada en la actualidad.

El culto a un líder supremo, la celebración pública de mitos y héroes, la devoción fanática de los militantes y activistas, pueden ofrecernos las claves para hablar de un nacionalismo como “religión política”. Esta nueva forma religiosa sería signada por líderes “divinizados” que inspiran y atraen a las masas mediante la utilización de los sentimientos y las emociones. Los símbolos juegan un papel vital en este sentido, al dotar de significado las pretensiones de estos sujetos “iluminados”, devenidos comunicadores por excelencia, los cuales logran atraer y manipular a multitudes. El mensaje de las imágenes presentes en El triunfo de la voluntad expresó la ideología nazi del momento: Alemania era un oasis de paz conducida bajo la sabia y recta dirección de su führer. Aunque sepamos sobradamente que todo este proceso histórico se basó en una elaborada manipulación, cuyo máximo interés radicaba en un ferviente antisemitismo y un anhelo de poder y expansión imperial. Cabría preguntarse para futuros trabajos si regímenes totalitarios como el fascismo y el nacionalsocialismo fueron paradigmas que facilitaron el descubrimiento de rasgos religiosos en diversos países con fuertes tendencias nacionalistas, y cómo la propaganda se ha vinculado con el arte a través de los tiempos, mediante la utilización de símbolos.9 Existen otros documentales que son aconsejables para analizar a profundidad esta polémica figura histórica, tales como: La victoria de la fe (1933); Olympia (1938); La maravillosa vida horrible de Leni Riefenstahl (1993); Leni Riefenstahl: su sueño de África/Leni Riefenstahl en Sudán (2000), Impresiones submarinas (2002), entre otros. 

  • Foto de Fig. 2. La URSS firma con Alemania el Pacto Ribbentropp- Molotoff en presencia de Stalin. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM. Fig. 2. La URSS firma con Alemania el Pacto Ribbentropp- Molotoff en presencia de Stalin. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.
  • Foto de Fig. 3. Con el discurso pronunciado el jueves pasado por el Primer Ministro Neville Chamberlain, se ha marcado claramente el contraste de dos fechas: la de septiembre de 1938, y la de este agosto del 39. Resumiendo la situación general y aludiendo a los c Fig. 3. Con el discurso pronunciado el jueves pasado por el Primer Ministro Neville Chamberlain, se ha marcado claramente el contraste de dos fechas: la de septiembre de 1938, y la de este agosto del 39. Resumiendo la situación general y aludiendo a los c
  • Foto de Fig. 4. Portada de los álbumes que contienen la colección. Los llamados Scrap Book o Libros de Recortes, característicos de la época, se vendían con diferentes tipos de encuadernación   o se elaboraban por encargo con disímiles objetivos. Hoy forman parte Fig. 4. Portada de los álbumes que contienen la colección. Los llamados Scrap Book o Libros de Recortes, característicos de la época, se vendían con diferentes tipos de encuadernación o se elaboraban por encargo con disímiles objetivos. Hoy forman parte
  • Foto de Fig.5. Hazañas de la Guerra. Torpedos Automóviles de la Marina de Guerra haciéndose al mar desde puerto británico. Estas embarcaciones hacen 80 kilómetros por hora, están armadas con cañones antiaéreos y tubos lanzatorpedos, y llevan cargas de fondo con q Fig.5. Hazañas de la Guerra. Torpedos Automóviles de la Marina de Guerra haciéndose al mar desde puerto británico. Estas embarcaciones hacen 80 kilómetros por hora, están armadas con cañones antiaéreos y tubos lanzatorpedos, y llevan cargas de fondo con q
  • Foto de Fig.6. Juntos los dos hombres que representan un grupo de Beligerantes. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM Fig.6. Juntos los dos hombres que representan un grupo de Beligerantes. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM
  • Foto de Fig. 7 .Fusilamientos en Polonia. Estas fotografías, que llegaron a New York la semana pasada, son las primeras que salen de Polonia, según la I.N.S. desde que fue conquistada por los alemanes. Las fotos muestran grupos de polacos conducidos y fusilados p Fig. 7 .Fusilamientos en Polonia. Estas fotografías, que llegaron a New York la semana pasada, son las primeras que salen de Polonia, según la I.N.S. desde que fue conquistada por los alemanes. Las fotos muestran grupos de polacos conducidos y fusilados p
  • Foto de Fig. 8. Las primeras víctimas de los raid aéreos en Francia. Una nota trágica ofrecen estos dos seres, madre e hija, muertas por una granada de avión. (Fotos Wide, remitida vía Nueva York) Para no olvidar. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica Fig. 8. Las primeras víctimas de los raid aéreos en Francia. Una nota trágica ofrecen estos dos seres, madre e hija, muertas por una granada de avión. (Fotos Wide, remitida vía Nueva York) Para no olvidar. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica
  • Foto de Fig. 9 y 10.  Portadas de las revistas Bohemia de octubre 20,1940. Num.42, “Objetivos Militares” en Inglaterra y de octubre 26,1941. Num.43. El corazón de Londres. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Ma Fig. 9 y 10. Portadas de las revistas Bohemia de octubre 20,1940. Num.42, “Objetivos Militares” en Inglaterra y de octubre 26,1941. Num.43. El corazón de Londres. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Ma
  • Foto de Fig. 9 y 10.  Portadas de las revistas Bohemia de octubre 20,1940. Num.42, “Objetivos Militares” en Inglaterra y de octubre 26,1941. Num.43. El corazón de Londres. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Ma Fig. 9 y 10. Portadas de las revistas Bohemia de octubre 20,1940. Num.42, “Objetivos Militares” en Inglaterra y de octubre 26,1941. Num.43. El corazón de Londres. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Ma
  • Foto de Fig. 11.  Racimos de ahorcados en las calles de Ralja, cerca de Belgrado. Represalias por el ataque a soldados nazis. Sacrificio de inocentes civiles lejos del frente de batalla. Gestapo y “nuevo orden”. Campo de concentración y “Lebensraum” en Yugoslavia Fig. 11. Racimos de ahorcados en las calles de Ralja, cerca de Belgrado. Represalias por el ataque a soldados nazis. Sacrificio de inocentes civiles lejos del frente de batalla. Gestapo y “nuevo orden”. Campo de concentración y “Lebensraum” en Yugoslavia
  • Foto de Fig. 12.  Picture Post. Un chico Inglés de hoy día…Un chico Alemán de hoy día. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM. Fig. 12. Picture Post. Un chico Inglés de hoy día…Un chico Alemán de hoy día. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.
  • Foto de Fig. 13. Leningrado bajo las bombas. Revista Carteles, p.36. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM. Fig. 13. Leningrado bajo las bombas. Revista Carteles, p.36. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.
  • Foto de Fig. 14. El Presidente de la República señor Batista, que declaró inmediatamente “Cuba está al lado de los Estados Unidos”. Público congregado frente a la C.M.Q. para escuchar las noticias de la guerra. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de Fig. 14. El Presidente de la República señor Batista, que declaró inmediatamente “Cuba está al lado de los Estados Unidos”. Público congregado frente a la C.M.Q. para escuchar las noticias de la guerra. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de
  • Foto de Fig. 15. Portada del Folleto ¿Por qué estamos en la guerra?. Biblioteca personal de Juan Marinello. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM. Fig. 15. Portada del Folleto ¿Por qué estamos en la guerra?. Biblioteca personal de Juan Marinello. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.

Bibliografía consultada

1. Enciclopedia del holocausto. Consultado el 21 de agosto de 2020, a las 10:10 a.m. URL:// https://encyclopedia.ushmm.org/content/es/article/introduction-to-the-holocaust

2. Moreno Portal, Raisa: Comunicación y Sociedad. Selección de lecturas. Editorial Félix Varela, La Habana, Cuba, 2003. p. 7-31. 

3. Mitford-Bruce, Miranda: Enciclopedia de signos y símbolos. Miles de signos y símbolos de todo el mundo. Editorial Diana, México, 1997, p. 21. 


4. Guerra Guzmán, Antonio: Dioses y héroes de la mitología griega. Alianza Editorial, S.A. Madrid, 1995.  

5. Schein, H. Edgar: La cultura empresarial y el liderazgo. Una visión dinámica. Editorial Félix Varela, La Habana, Cuba, 2006. p. 30-37.

6. Propaganda: selecciones. Colectivo de autores. Editorial Félix Varela, La Habana, Cuba, 2004. p. 3-18.

7. Barash, Zoia. Leni Riefenstahl, la documentalista de Adolfo Hitler (1902-2003), en revista Cine Cubano 173-174, julio-diciembre 2009, p. 96-105.

8. Ídem. 

9. Sanz Pérez, David: Leni Riefenstahl y el cine como herramienta de propaganda. Trabajo de fin de grado en la Universidad de Valladolid. Disponible en: URL:// https://core.ac.uk/download/pdf/250407245.pdf

  • Alejo Carpentier recibiendo el Premio Cervantes en 1977. Imagen propiedad de www.rtve.es
    Presencia de España en la obra de Alejo Carpentier, más allá de sus grandes novelas (parte I)
    Por: Araceli García Carranza

  • Fotograma del video juego Red Dead Redemption 2, cortesía de la autora
    Libros y videojuegos: Narrativa de inmersión
    Por: Patricia Hernández González

  • Imagen tomada de https://burlingtonwritersworkshop.com
    Tres lecciones que aprendí sobre ser escritor con Charles Bukwoski
    Por: Johan Moya Ramis

  • Imagen tomada de https://www.discoverlosangeles.com
    HANK
    Por: Víctor Fowler Calzada

  • Kyba: una revista cubana en lengua rusa
    Kyba: una revista cubana en lengua rusa
    Por: Vilma N. Ponce Suárez

  • Fig. 1. El Feührer que domina: Hitler revista 40,000 hombres del Cuerpo Nazi de Trabajo.  Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.
    Colección especial de recortes de la Segunda Guerra Mundial: la huella de un genocidio que el mundo no debe olvidar
    Por: Carlos Manuel Valenciaga Díaz