Fig. 1. El Feührer que domina: Hitler revista 40,000 hombres del Cuerpo Nazi de Trabajo.  Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.

Nombrar las cosas

Colección especial de recortes de la Segunda Guerra Mundial: la huella de un genocidio que el mundo no debe olvidar

Por: Carlos Manuel Valenciaga Díaz

                                                                                                                                                               

COLECCIÓN ESPECIAL DE RECORTES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: LA HUELLA DE UN GENOCIDIO QUE EL MUNDO NO DEBE OLVIDAR

A propósito del  aniversario 81 del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Ms.C.  Carlos Manuel Valenciaga Díaz.

Especialista del área de manuscritos de la BNCJM.


No pueden ser bastante 81 años   para olvidar o recordar pobremente el dolor que todavía emana de los sitios donde el fascismo escenificó uno de los mayores genocidios de la historia humana resultado precisamente de la ambición, el odio,   la xenofobia, el racismo y la supuesta superioridad Área enaltecida por hombres que consideraban su verdad como absoluta, la sangre roja soviética como impura y el mundo como una despensa propia solo para saciar sus nobles apetitos imperiales.

Esa gesta de terror tuvo el triste nombre de II Guerra Mundial, y triste por el hecho que apenas pasados unos años de la Primera, ya muchos hombres habían olvidado muerte y sacrificio y los que pretendían al mundo se aprovecharon de ello para escalar nuevamente a lo alto de la pólvora, la guadaña y el reparto territorial de pueblos y colonias.

Con la I Guerra Mundial no se habían resuelto las aspiraciones expansionistas de las potencias europeas y el Tratado de Versalles era una realidad inaceptable para algunas de ellas.  En 1924 el Plan Dawes abría la posibilidad de ayuda financiera por occidente a Alemania, el interés general imperialista era lanzarla hacia el Este para el choque contra la URSS  lo que se demostró  en octubre de 1925 con el Pacto del Rin o Tratado Sobre Garantías Recíprocas firmado por varios países europeos.

A esto se sumó que en 1929 el despegue de la crisis económica mundial del sistema capitalista giraba el rumbo imperialista a la militarización de su economía para con ello intentar salir de la situación. Así las tendencias fascistas se abrieron paso.  Mussolini en Italia (1922), Salazar en Portugal (1926), Horthi en Hungría, Pilsulki en Polonia, Antonescu en Rumanía, Boris III en Bulgaria eran ejemplo de ello.

Por otra parte los Estados Unidos aprobaban en el Congreso sus leyes de neutralidad mientras Hitler se fortalecía, rearmándose, llamando al servicio militar obligatorio.

En Múnich Alemania, los días 29 y 30 de septiembre de 1938 los máximos dirigentes de Francia (Daladier), Gran Bretaña (Chamberlain), Italia (Mussolini) y Alemania (Hitler) firmaron Los Acuerdos de Múnich que significaron de hecho la capitulación de las democracias occidentales ante las pretensiones expansionistas de las potencias fascistas. La incorporación de los Sudetes (pertenecientes a Checoslovaquia) a Alemania se consideró “oportuna” debido a que la mayor parte de sus habitantes eran de habla alemana. Ningún representante de Checoslovaquia estuvo presente. El Reino Unido y Francia se mostraron complacientes con los deseos de la población alemana de los Sudetes y consideraban este acuerdo como una revisión parcial del Tratado de Versalles.

La traición de los occidentales y la propia falta de visión estratégica inicial  de Stalin  impulsó a la URSS a buscar un acuerdo con Alemania, concretado en el llamado Pacto Ribbentropp- Molotoff firmado en Moscú la noche del  23 de agosto de 1939,una semana antes de la invasión alemana a Polonia. Hitler logró que Stalin, a pesar de sus divergencias ideológicas, firmara un pacto de no-agresión entre Alemania y la Unión Soviética (URSS) donde acordaban no luchar entre sí. Esto permitiría al Führer atacar Polonia, sin temor a una intervención soviética en el frente oriental. De esta forma, Adolf Hitler tuvo el camino despejado. Adicionalmente, se firmó el Protocolo Adicional Secreto que concedía a Stalin libertad de acción en Finlandia, Estonia, Letonia, en el este de Polonia y en Rumania.


Cebado en su propio odio, cimentado su poder en el falso nacionalismo con la promesa de reparar el abuso del Tratado de Versalles, Hitler, que ahora se sentía más fuerte, enervaba al pueblo Alemán a través de una propaganda “de mentiras repetidas muchas veces que pretendía convertir en verdad” y engrasada una poderosa maquinaria bélica al servicio de la cual estaban los mayores recursos del país. Así se creaban las condiciones para el inicio de la II Guerra Mundial, el 1 de septiembre de 1939, con la invasión fascista a Polonia.

El 27 de agosto de 1939 la revista cubana Carteles resume magistralmente la situación con una introducción escalofriante titulada: “LA SITUACIÓN EUROPEA”


El Feührer invade Polonia con su guerra relámpago el mencionado 1 de septiembre de 1939, dos días después Gran Bretaña y Francia, que no habían reaccionado a raíz de la anexión de Austria y que, en la Conferencia de Múnich declaran la guerra a Alemania con la esperanza de que Hitler se lanzara contra la URSS. En Italia, Mussolini, de acuerdo con Hitler, asume la no-beligerancia; Estados Unidos proclama su neutralidad; la Unión Soviética y Japón firman un pacto de no-agresión; la Commonwealth se alinea al lado de Gran Bretaña. Pero ya nada sería igual ni entonces ni después para la humanidad. Comenzaba la II Guerra Mundial y el mundo entero se estremecía. La vida se tornó violencia y los días en la zozobra de quién sería el próximo espacio vital conquistado.

En Cuba como en muchos países la prensa comenzó a reflejar diariamente   el calvario de Europa desde la gestación misma del conflicto. 

Resultado de aquel aluvión informativo, la Sala Cubana de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM) reúne en su área de manuscritos una Colección Especial de Recortes de la época que incluye artículos completos de diferentes revistas y periódicos de reporteros tanto cubanos como extranjeros junto a extraordinarias imágenes que sirven para adentrase en la piel de los que día a día sintieron o vivieron la mayor gesta bélica de la historia de la humanidad conocida hasta ahora. Así se nutrió en su conformación de revistas como la habanera Carteles y Bohemia y periódicos como El Diario de la Marina entre otras publicaciones en forma de folletos en español algunas de los cuales aparecen de manera íntegra en los Scrap Book que conservan los recortes.

Llegada a la BNCJM en 1998 de la mano de Ramón Alonso, resume en seis gruesos volúmenes con el título: “HISTORIA GRÁFICA DE LA SEGUNDA GUERRA EUROPEA” 2309 recortes que van desde el 27 de agosto de 1939 hasta el 31 de mayo de 1942 recogidos en 1172 páginas resultado de una paciencia que nos legó una memoria más.


Los materiales tienen diferentes formatos y dimensiones en dependencia del contenido, extensión y del medio de prensa que lo publicó y en la mayoría de los casos presenta un buen estado de conservación.

Desde artículos de fondo sobre determinados acontecimientos, sobre todo de los preparativos para el inicio de la II Guerra Mundial, combates, personalidades, pasando por la ironía y hasta la sátira se utilizan para desenmascarar al nazismo. 

Se trata de un verdadero viaje por una historia versátil y aún polémica llevados de la mano de un paciente espectador que tijera en ella guardó el testimonio de la prensa cubana de aquellos días para que pudiéramos juzgarla más de 80 años después y hacia el futuro.

De inmediato la habanera revista Carteles publicaba las primeras imágenes de las víctimas de la agresión.


No obstante y a pasar de las consecuencias visibles para el pueblo polaco, otros países europeos persistían en mantener la inconcebible y desafortunada neutralidad.

Poco después los “neutrales” se convertirían en victimas del propio fascismo ante el cual pretendían ser indiferentes.

Uno tras otro fueron involucrados y agredidos los países europeos y la prensa reflejaba el hecho. El 14 de junio de 1940 era el turno de París.

La Revista Bohemia seguía también en sus páginas el curso de los involucrados en la Guerra en su número  de octubre 20,1940. Num.42, se puede leer: “Objetivos Militares” en Inglaterra. Tienen de dos a cinco años de edad, pero ya saben lo que significa el desgarrado alaridar de las sirenas de alarma: Un avión en lo más alto del cielo y la muerte que baja silbando a buscarles. Dócil, gravemente se acogen al refugio antiaéreo. ¿En qué código de los hombres se condena este crimen? 

               

 

Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Suecia, Grecia entre otros serían invadidos por Alemania. Los resultados para los vencidos significaban la muerte o los campos de concentración.

La II Guerra Mundial se estremecería el 22 de junio de 1941 cuando a pesar del Pacto Ribbentropp- Molotoff  la Alemania  Nazi  ejecuta el PLAN BARBARROJA dando rienda suelta a la invasión de la URSS,  una realidad urdida callada e intensamente por occidente ante el ejemplo soviético que había que detener de cualquier modo y a cualquier costo. Los nazis no escatimarían equipamiento, crueldad y hasta sus niños como carne de cañón para hacer la voluntad del Feührer y de los que pretendían desaparecen el ejemplo del socialismo. 

En este momento las fuerzas de la URSS eran de tres a cinco veces menores que las fascistas. Sin embargo el pueblo soviético protagonizó una de las gestas más heroicas y salvadoras de la historia de la humanidad cambiando el curso de la guerra con La Gran Guerra Patria.

Con las defensas de Smolens, Kiev, Odesa, Sebastopol, Tula, Leningrado por más de 900 días sitiados, se desarticularon de inmediato los planes relámpagos fascistas. 

El 2 de febrero se obtenía una victoria decisiva con la Batalla de Moscú que energizaría a todo el movimiento antifascista mundial.

Sin embargo los días posteriores no serían menos difíciles para Moscú quedaban la feroz defensa de Stalingrado que se extenderían por 125 días, La Batalla del Cáucaso, La Batalla del Arco de Kursk y Stalin pidió reiteradamente a occidente la apertura del II Frente de la Guerra. La otra parte de la historia es conocida una vez más el miedo ante la URRS demoró la reacción de quienes después se apresuraron y hasta hoy quieren hacer ver que fueron ellos los que lograron entrar victoriosos en Berlín.

La prensa cubana también reflejaba las penurias y el esfuerzo del Ejército Rojo aunque, como resultado de la política pronorteamericana del gobierno la cual refrendaban abiertamente los más grandes medios del país, ejemplo del falso mito del apoliticismo burgués (1), la línea editorial estuvo encaminada a resaltar mucho más las situaciones y acciones de guerra de las potencias occidentales salvo en el caso de las pocas publicaciones progresistas existentes entonces. 

La Colección concluye con la portada por la Revista Bohemia del 31 de mayo de 1942 que presentaba un dibujo sobre los Comandos de Paracaidistas de los ejércitos aliados.  

Todavía quedaba por delante un gran trecho hacia la derrota definitiva del fascismo. Ojalá y el acucioso coleccionista haya llevado su labor hasta el fin de la guerra y ojalá algún día llegue a nosotros el importante resultado.   

Las crónicas, los reportajes y las imágenes recogidas en la colección son sin dudas un importante punto de partida para conocer cuál fue la visión del cubano, que en aquel entonces tenía acceso a la prensa, sobre el acontecimiento bélico y servir de base para reproducir y entender la psicología social de aquellos días estremecedores para el mundo donde ni la neutralidad era garantía de paz.

Cuba con la presidencia de Batista y satélite de Estados durante Unidos, apenas Japón bombardeó Pearl Harbor, declaró la guerra al Eje y autorizó bases navales aéreas y contribuyó con el patrullaje naval. Cooperando con sus aliados, Estados Unidos importó azúcar cubana para reexportarla a Inglaterra y Rusia, pagándole a Cuba US$ 5.30 por kilo. 

Un artículo periodístico de 1943 titulado Cuba Proveedora de Pertrechos de Guerra. Visión de Cuba por Estados Unidos y los Aliados así señalaba el papel de la isla:


“La insular República de Cuba está aportando a la lucha mundial todos los recursos de sus fértiles tierras, sus valiosas minas y su posición estratégica que flanquea las rutas comerciales del Mar Caribe. Sus terrenos agrícolas suministran montañas de azúcar para la provisión de víveres de las Naciones Unidas. Sus minas producen manganeso para endurecer los blindajes de los tanques y acorazados de las Naciones Unidas

“Cuando los aviones japoneses atacaron a los Estados Unidos sin previo aviso, Cuba fue uno de los primeros países en aplicar la declaración de La Habana.  El 9 de diciembre, dos días después del ataque contra los Estados Unidos, Cuba declaró la guerra al Japón. El 11 de diciembre declaró la guerra igualmente a sus secuaces Alemania e Italia”.  


Cubanos se alistaron en ejércitos europeos y combatieron cuerpo a cuerpo contra las hordas fascistas.

Para comprender el debate que se producía en Cuba matizado también por la política del Frente Unido asumida por el Partido Comunista vale destacar un material de la Biblioteca personal de Juan Marinello atesorada también en el área de manuscritos de la Sala Cubana de la BNCJM. Se trata de un pequeño folleto escrito por Pedro Marinello Vidarrueta, dedicado a Marinello y a Pepilla el 13-2 43 con el título ¿Por qué estamos en la guerra? 

Publicado en 1942 como resultado de TERCER PREMIO en el Concurso de Ensayos convocado por la Dirección de Propaganda Nacional de Guerra en sus 62 páginas expresa de manera coherente las verdaderas razones que, más allá de apoyos políticos genuflexos y convenientes debía considerar el cubano de entonces para luchar contra el fascismo. 

 “La más grande guerra y devastadora guerra que ha conocido la humanidad de todos los tiempos se está peleando ahora en el mundo”.

“El Nazismo…es la guerra entre naciones, la esclavitud de los pueblos débiles y la constante amenaza a la seguridad e independencia de todos los países. Es imperialismo agresor violando todas las normas de justicia internacional”...

“…hay que considerar el destino nuestro no sólo como el resultado de la victoria de la democracia, sino también de la derrota del fascismo.”

 “Al unirse Cuba a las Naciones Aliadas, integrando la unidad del continente americano en la causa anti-fascista, ayuda a afianzar la fe y la confianza, el valor y la decisión, en todos los que de una u otra manera están enrolados en la gigantesca empresa de salvar al mundo de la barbarie y el retroceso. La noticia de que en Cuba se han inscrito en el servicio militar más de doscientos mil jóvenes en menos de dos meses, levanta el ánimo y despierta la conciencia bélica en los demás pueblos de América.” 

“Unámonos más aún para cumplir honrosamente ese deber. Alleguemos todos los recursos y pongámoslo en común como nos lo señala la voz del Apóstol. Démonos todas las manos, hombres y mujeres, pobres y ricos, jóvenes y viejos, blancos y negros. Sólo debemos distinguir a los hombres porque estén con Cuba o contra Cuba. Hacer otra cosa es desoír el mandato sagrado de la patria que nos dice con Martí: Juntarse es la palabra de orden.”  

Así pensaban en Cuba los hombres dignos que precisamente haciendo suyas las doctrinas olvidadas del maestro eran capaces de comprender la encrucijada ante la cual el mundo se encontraba.   

Nadie quedaría fuera del peligro fascista. Quizás nunca se conozca cuántas víctimas civiles indefensas murieron a causa de la indiferencia, el supuesto miedo al comunismo y los coqueteos cobardes de los políticos de turno de entonces que permitieron que el nacismo se cebara en su odio. 

La tragedia descrita por Ana Frank con solo 13 años en su diario no puede ser soslayada o leída con indiferencia. Volver a  Epílogo de Núremberg, el excelente libro sobre el juicio a los criminales fascistas que pudieron ser capturados vivos donde aparecen los datos horrendos que dejó al mundo “el inigualable Nacional-Socialismo”, Reportaje al pié de la horca, de Julius Fucik, o la Olga, de Fernando Moráis, o a la excelente literatura soviética que compartió la epopeya de su pueblo, es una manera de que los  jóvenes se acerquen al conocimiento de aquel terror indescriptible, por no hablar de la rica y reveladora filmografía u otras tantas  expresiones del arte que se pusieron ante aquella encrucijada al servicio de la verdad y la paz.

Las imágenes recogidas en “HISTORIA GRÁFICA DE LA SEGUNDA GUERRA EUROPEA” no son más crudas porque muchas de las atrocidades cometidas por el fascismo se conocieron después de concluida la II Guerra Mundial pero sirvan las que llegaron hasta nosotros, algunas utilizadas en este trabajo, para evitar que el mundo de hoy ante una encrucijada no menos diferente no cometa los mismos errores. 

No olvidar para ponernos al lado de las causas justas de manera firme, como ameritan por su gravedad los eventos de estos tiempos, evitará que aquel genocidio se repita. 

Mucho queda por estudiar de la dura gesta bélica. Hoy la colección está a la espera de historiadores, investigadores o estudiantes para contar de forma elocuente a través de sus imágenes aquella triste verdad. 

Qué pandemias de virus, ni odios, ni locos mesiánicos, ni ricos creídos y pobres indiferentes nos lleven a olvidar que fueron más de 55 millones de vidas las que sucumbieron a una historia que a veces parece que se repite cuando todavía la esencia de muchos de sus impulsores guarda genes muy fuertes surgidos y cultivados en su última fase del capitalismo.




  • Foto de Fig. 2. La URSS firma con Alemania el Pacto Ribbentropp- Molotoff en presencia de Stalin. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM. Fig. 2. La URSS firma con Alemania el Pacto Ribbentropp- Molotoff en presencia de Stalin. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.
  • Foto de Fig. 3. Con el discurso pronunciado el jueves pasado por el Primer Ministro Neville Chamberlain, se ha marcado claramente el contraste de dos fechas: la de septiembre de 1938, y la de este agosto del 39. Resumiendo la situación general y aludiendo a los c Fig. 3. Con el discurso pronunciado el jueves pasado por el Primer Ministro Neville Chamberlain, se ha marcado claramente el contraste de dos fechas: la de septiembre de 1938, y la de este agosto del 39. Resumiendo la situación general y aludiendo a los c
  • Foto de Fig. 4. Portada de los álbumes que contienen la colección. Los llamados Scrap Book o Libros de Recortes, característicos de la época, se vendían con diferentes tipos de encuadernación   o se elaboraban por encargo con disímiles objetivos. Hoy forman parte Fig. 4. Portada de los álbumes que contienen la colección. Los llamados Scrap Book o Libros de Recortes, característicos de la época, se vendían con diferentes tipos de encuadernación o se elaboraban por encargo con disímiles objetivos. Hoy forman parte
  • Foto de Fig.5. Hazañas de la Guerra. Torpedos Automóviles de la Marina de Guerra haciéndose al mar desde puerto británico. Estas embarcaciones hacen 80 kilómetros por hora, están armadas con cañones antiaéreos y tubos lanzatorpedos, y llevan cargas de fondo con q Fig.5. Hazañas de la Guerra. Torpedos Automóviles de la Marina de Guerra haciéndose al mar desde puerto británico. Estas embarcaciones hacen 80 kilómetros por hora, están armadas con cañones antiaéreos y tubos lanzatorpedos, y llevan cargas de fondo con q
  • Foto de Fig.6. Juntos los dos hombres que representan un grupo de Beligerantes. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM Fig.6. Juntos los dos hombres que representan un grupo de Beligerantes. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM
  • Foto de Fig. 7 .Fusilamientos en Polonia. Estas fotografías, que llegaron a New York la semana pasada, son las primeras que salen de Polonia, según la I.N.S. desde que fue conquistada por los alemanes. Las fotos muestran grupos de polacos conducidos y fusilados p Fig. 7 .Fusilamientos en Polonia. Estas fotografías, que llegaron a New York la semana pasada, son las primeras que salen de Polonia, según la I.N.S. desde que fue conquistada por los alemanes. Las fotos muestran grupos de polacos conducidos y fusilados p
  • Foto de Fig. 8. Las primeras víctimas de los raid aéreos en Francia. Una nota trágica ofrecen estos dos seres, madre e hija, muertas por una granada de avión. (Fotos Wide, remitida vía Nueva York) Para no olvidar. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica Fig. 8. Las primeras víctimas de los raid aéreos en Francia. Una nota trágica ofrecen estos dos seres, madre e hija, muertas por una granada de avión. (Fotos Wide, remitida vía Nueva York) Para no olvidar. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica
  • Foto de Fig. 9 y 10.  Portadas de las revistas Bohemia de octubre 20,1940. Num.42, “Objetivos Militares” en Inglaterra y de octubre 26,1941. Num.43. El corazón de Londres. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Ma Fig. 9 y 10. Portadas de las revistas Bohemia de octubre 20,1940. Num.42, “Objetivos Militares” en Inglaterra y de octubre 26,1941. Num.43. El corazón de Londres. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Ma
  • Foto de Fig. 9 y 10.  Portadas de las revistas Bohemia de octubre 20,1940. Num.42, “Objetivos Militares” en Inglaterra y de octubre 26,1941. Num.43. El corazón de Londres. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Ma Fig. 9 y 10. Portadas de las revistas Bohemia de octubre 20,1940. Num.42, “Objetivos Militares” en Inglaterra y de octubre 26,1941. Num.43. El corazón de Londres. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Ma
  • Foto de Fig. 11.  Racimos de ahorcados en las calles de Ralja, cerca de Belgrado. Represalias por el ataque a soldados nazis. Sacrificio de inocentes civiles lejos del frente de batalla. Gestapo y “nuevo orden”. Campo de concentración y “Lebensraum” en Yugoslavia Fig. 11. Racimos de ahorcados en las calles de Ralja, cerca de Belgrado. Represalias por el ataque a soldados nazis. Sacrificio de inocentes civiles lejos del frente de batalla. Gestapo y “nuevo orden”. Campo de concentración y “Lebensraum” en Yugoslavia
  • Foto de Fig. 12.  Picture Post. Un chico Inglés de hoy día…Un chico Alemán de hoy día. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM. Fig. 12. Picture Post. Un chico Inglés de hoy día…Un chico Alemán de hoy día. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.
  • Foto de Fig. 13. Leningrado bajo las bombas. Revista Carteles, p.36. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM. Fig. 13. Leningrado bajo las bombas. Revista Carteles, p.36. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de la Segunda Guerra Europea“. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.
  • Foto de Fig. 14. El Presidente de la República señor Batista, que declaró inmediatamente “Cuba está al lado de los Estados Unidos”. Público congregado frente a la C.M.Q. para escuchar las noticias de la guerra. Colección Especial de Recortes   Historia Gráfica de Fig. 14. El Presidente de la República señor Batista, que declaró inmediatamente “Cuba está al lado de los Estados Unidos”. Público congregado frente a la C.M.Q. para escuchar las noticias de la guerra. Colección Especial de Recortes Historia Gráfica de
  • Foto de Fig. 15. Portada del Folleto ¿Por qué estamos en la guerra?. Biblioteca personal de Juan Marinello. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM. Fig. 15. Portada del Folleto ¿Por qué estamos en la guerra?. Biblioteca personal de Juan Marinello. Área de Manuscritos. Colección Cubana de la BNCJM.
  • Alejo Carpentier recibiendo el Premio Cervantes en 1977. Imagen propiedad de www.rtve.es
    Presencia de España en la obra de Alejo Carpentier, más allá de sus grandes novelas (parte I)
    Por: Araceli García Carranza

  • Fotograma del video juego Red Dead Redemption 2, cortesía de la autora
    Libros y videojuegos: Narrativa de inmersión
    Por: Patricia Hernández González

  • Imagen tomada de https://burlingtonwritersworkshop.com
    Tres lecciones que aprendí sobre ser escritor con Charles Bukwoski
    Por: Johan Moya Ramis

  • Imagen tomada de https://www.discoverlosangeles.com
    HANK
    Por: Víctor Fowler Calzada

  • Simbología y poder en El triunfo de la voluntad, de Leni Riefenstahl
    Por: Alejandro Zamora Montes

  • Kyba: una revista cubana en lengua rusa
    Kyba: una revista cubana en lengua rusa
    Por: Vilma N. Ponce Suárez