La impronta fotográfica de Luc Chessex en la revista Cuba

Por Hilda Pérez Sousa y Vilma N. Ponce Suárez

Corría el año 1961. Llegó a Cuba en un barco italiano, después de haber pagado el máximo por un pasaje en aquella época, y con solo unos dólares en su bolsillo. Lo impulsó la idea de conocer aquella isla del Caribe, de la cual se hablaba mucho, y donde pensaba continuar con lo que hasta ese momento había hecho en Suiza. Con solo 25 años, Luc Chessex precisaba encontrar un trabajo como fotógrafo de manera inmediata.

... ampliar +