Marta Abreu: testimonios documentarios de su generosidad

 

Por Carmen Abellé, especialista de Manuscritos de la BNCJM

 

El fondo de manuscritos de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí atesora aproximadamente 100. 000 volúmenes. Como espacio temporal las colecciones abarcan desde el siglo XV al XX, predominando el XIX y el XX y están constituidas, en lo fundamental, por correspondencia, fotos, mapas y también piezas sueltas.

La correspondencia  y papelería de intelectuales  y patriotas cubanos se cuentan entre los documentos más estimables. Un lugar muy especial dentro de esa colección le corresponde sin dudas a la documentación perteneciente a la ilustre patriota villaclareña  Marta Abreu y Arencibia.

En números anteriores Librínsula se ha referido a esta figura emblemática de la Historia de Cuba. Su vida ejemplar  enaltece las probadas virtudes de la mujer cubana.  

En una simple lectura de su vida y obra  queda  revelada  su inmensa  bondad  y  abnegación. Apasionada colaboradora de los más pobres, Marta Abreu no escatimó fondos tampoco a la causa  revolucionaria.

En su natal Santa Clara construyó varias obras sociales, como el Teatro La Caridad; instituyó el Asilo San Vicente de Paúl para el alojamiento de pobres sin albergue; fundó la escuela “El Gran Cervantes” para niños negros.

Contribuyó con el dinero necesario para la construcción de un puente y arreglo del camino sobre el arroyo “El Minero”. En su afán de divulgar la enseñanza, tan atrasada entonces en toda la nación, fundó otro nuevo plantel que denominó “Escuela de Buen Viaje”.

Para la ciudad, a favor del alumbrado público,  donó una planta eléctrica; luego también una planta de gas.

Por su alma de benefactora ganó el respeto y confianza de su pueblo.  De ahí el preciado tesoro que significa su vasta correspondencia  atesorada en  el área de Manuscritos de la Biblioteca Nacional de Cuba “José Martí” y de la que hoy ofrecemos una muestra.

En octubre de 1896, Antonio Bartalot y  Rómulo Baradot  escribieron a  Doña Marta Abreu, pidiéndole ayuda para el pago de sus pasajes  a Nueva York, desde donde pensaban trasladarse a Cuba  e incorporarse al Ejército Libertador.  

<<<C.M  Abreu: No 46.

Desde Nueva York  y París, de 1895 a 1898, envió  Marta Abreu recibos a nombre de varias personas por donativos hechos a favor de la Guerra de Cuba.  

<<<CM Abreu: No 48

Asimismo el artista  Ramón Ramírez de  Arellano le  dedicó su poema “Felicidad”. A la ilustre benefactora villaclareña  y patricia cubana Marta Abreu de Estévez,  fechado el  6 de enero de 1894. 

<<<CM Abreu: No 69.

María Consuelo, en Junio de 1902, remite una carta a Marta Abreu donde expone la penosa situación en que vive con su familia,  y agradece la ayuda que la benefactora le ha dispensado.

<<<CM  Abreu: No 137

Igualmente, en junio de 1902, Pío R. Valdés escribe 10 cartas a Marta Abreu relativas a la ocupación del teatro La Caridad,  por tropas españolas, así como otros edificios de esa ciudad. Se refiere también a las necesidades económicas que sufre por habérsele suprimido el sueldo.

<<<CM Abreu: No 266.

 

Benigno R. Barroco remitió varias cartas a Doña Marta Abreu dándole a conocer sus asuntos familiares. Diciembre1891 – Septiembre 1899.

<<<CM Abreu: No 299