Las Exóticas mariposas de Pieter Cramer y Caspar Stoll: joyas de la Colección América de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí


Por Olga Vega García, investigadora de la BNCJM

 

Uno de los títulos menos conocidos por los lectores de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí es el atesorado en la denominada Colección América, de los Fondos Raros y Valiosos de la institución, que versa sobre mariposas de muy diversos países. Esa colección fue concebida por el inolvidable profesor y bibliotecario Dr. Israel Echevarría, especialista en libros antiguos hasta su fallecimiento –ocurrido en plenas funciones de trabajo en la BNJM– quien no solamente escribió artículos sobre la temática de los libros raros y valiosos, principalmente en la Revista de la Biblioteca Nacional José Martí, sino que supo volcar en sus alumnos y muchos usuarios los conocimientos que sobre las rarezas bibliográficas acumuló a lo largo de su notable trayectoria como profesional.

Los últimos años de su vida los dedicó a la custodia de títulos producidos entre los siglos XV-XVIII, y como parte de la tarea reagrupó en la antes denominada colección los volúmenes impresos en el extranjero entre 1701-1800, que se relacionaban total o parcialmente con el continente americano y sus naturales. Ello conllevaba una selección, quedando como un acervo abierto a nuevas incorporaciones de obras.

Actualmente, en la medida que avance el proceso de reconversión de los registros manuales de las joyas bibliográficas a formato automatizado, y que se profundice en la investigación de esos tesoros bibliográficos, se irán identificando libros que avalen su paso a ese pequeño fondo especial.

Colección América está compuesta por obras de muy disímiles materias, más o menos escasas en el mercado del libro, de diversos tamaños, tipos de encuadernación y valor. Entre las que se destaca como extremadamente curiosa se encuentra la que constituye objeto de estudio en este número de la publicación:

Cramer, Pieter (1721-1776). De uitlandsche Kapellen voorkomende in de drie Waereld-Deelen Asia, Africa en America… = Papillons exotiques des trois parties du monde, l'Asie, l'Afrique et l'Amérique / rassemblés et décrits:par M. Pierre Cramer. – A Amsteldam [sic] : chez S.J. Baalde ; A Utrecht : chez Barthelemy Wild, 1779-82. – 4 t. en 8 vol. ; 32 cm.

Mariposas exóticas de tres partes del Mundo: Asia, África y América, como se titula en castellano, estuvo conformada por cuatro volúmenes que incluían cuatrocientos dibujos acompañados con las correspondientes descripciones de cada insecto. Fue comisionada por la Sociedad Concordia y Libertad (de carácter patriótico y literario), fundada en Ámsterdam en 1747, de la cual fue miembro Pieter Cramer, su autor inicial, un entomólogo y mercader holandés que logró coleccionar una muestra exhaustiva de piezas de historia natural.

Se conoce además que el pintor holandés Gerrit Wartenaar Lamberts (1747-1803) dibujó los originales de muchas especies de las Indias Occidentales holandesas : Surinam, Jamaica, Norteamérica, África y Asia, a los que se añadieron otras procedentes de los gabinetes de otros especialistas, conservándose hoy planchas de dichos dibujos en el Museo de Historia Natural de Londres. Sin embargo, de las piezas originales, dispersadas en ventas y subastas a la muerte de Cramer, sobrevivió solamente una parte en el Museo Nacional de Historia Natural de Holanda.

Los dibujos pasaron a manos del sobrino del autor, Anthony van Rensselaer, bajo la condición de que estuvieran a disposición del impresor y librero Johannes Baalde, y como resultado de este proceso se publicó el cuerpo de la obra mediante entregas a los suscriptores, con los grabados acompañados de las descripciones.

Cramer falleció antes de que el primer volumen estuviera finalizado, pero la continuación de la publicación fue encomendada a Rensselaer y al también holandés Caspar Stoll (c.1725-1791), miembro de la Sociedad Científica de La Haya, que produjo varias obras sobre entomología. Se le considera por tanto como coautor del libro porque concluyó la obra iniciada por Pieter.

Actualmente está considerada como un título emblemático dentro de la historia de la entomología por el nivel de detalle de material ilustrativo desde el punto de vista científico; el hecho de haber sido coloreados a mano sus grabados en cobre, lo que acrecienta su belleza, y por resultar el primer libro sobre lepidópteros exóticos que utilizó el nuevo sistema del famoso naturalista sueco Carl Linnaeus (1707-1778) para nombrar y clasificar las especies.

Las mariposas estaban dibujadas a tamaño natural y como indica el título de la obra procedían de varios continentes. Se plasmaron de manera decorativa, posiblemente tal y como aparecían dispuestas por su coleccionista.

El frontispicio inicial es muy bello, diseñado por el también holandés Jacobus Buys (1724-1801), y de manera alegórica, muy frecuente en aquel entonces, presenta una dama rodeada de una exuberante flora tropical, inclinada en un monumento de piedra que lleva inscrito el título del libro y sobre el cual aparecen dispuestos tres volúmenes encuadernados, el primero de los cuales corresponde al antes mencionado Linneus. Tres niños muy pequeños le hacen entrega a ella de sus ovaladas cajas de recolección de insectos.

El texto (o sea la parte descriptiva) está dispuesto a doble columna en holandés y francés. Se inicia con un prefacio, con lista alfabética de suscriptores, igualmente en ambos idiomas.

Su índice alfabético facilita la búsqueda de la información sobre las cerca de 1700 especies de lepidópteros contenidos en el libro.

El suplemento, difícil de encontrar junto con el resto de la obra, fue publicado diez años después del cuarto tomo, y recoge principalmente mariposas de Surinam, donde Stoll tenía corresponsales que le enviaban dibujos. Lamentablemente no forma parte del fondo de la BNCJM.

La encuadernación de la serie de volúmenes ha sido reparada en la BNCJM; cada lámina está separada de la anterior por un papel azul con mucho cuerpo con el objetivo de protegerlas mejor.

En su conjunto, se considera un ejemplar muy raro al igual que otros títulos ilustrados concebidos por entregas para suscriptores, que a lo largo del tiempo difícilmente se mantienen completos, en un buen estado de conservación. Muchos inescrupulosos coleccionistas y libreros se han dedicado a desprenderlos afectando el carácter del libro como un todo: texto, imagen y valor científico de su contenido.

Su historia tiene muchos puntos de contacto con la del primer libro impreso en Cuba en la misma centuria: la Descripción de diferentes piezas de Historia Natural del portugués Antonio Parra, a la que se dedicará atención en un número posterior de Librínsula.

En obras como éstas se precibe el amor y la dedicación de verdaderos coleccionistas, a su vez autores muy conocedores de temas científicos; de dibujantes que volcaron en grabados en metal sus bellas producciones iluminadas posteriormente a mano; de impresores que velaron por la excelencia en el arte de la tipografía, en fin, de un grupo de artistas que legaron para la posteridad obras de valor imperecedero, cuya trascendencia las convierte en joyas patrimoniales de las que toda biblioteca se enorgullece.

NOTA: Una amplia información factográfica y bibliográfica sobre el tema puede ser consultada en Internet por aquellos lectores que deseen profundizar en la vida y obra de los autores e ilustradores antes mencionados. Igualmente pueden obtenerse reproducciones digitales de las imágenes contenidas en el libro. Recomendamos especialmente el sitio web de la Biblioteca de la Universidad de Heildelberg http://www.ub.uni-heidelberg.de/