Descripción de costas, puertos y mares de las Indias Occidentales Españolas: única edición impresa de una curiosa obra

Por Olga Vega García, investigadora auxiliar de la BNCJM

Doscientos setenta años cumplirá el próximo 29 de mayo un pequeño volumen, a simple vista insignificante, pero que al leerlo despierta el interés de los investigadores y profesores especializados en temas históricos y geográficos, pues no solamente hace referencia al conflicto bélico entre España e Inglaterra en las primeras décadas del siglo XVIII, sino que brinda información sobre el puerto de La Habana y presenta un plano de este, conjuntamente con otros materiales cartográficos dedicados a lugares de América ya importantes en aquel entonces. Se trata de una edición inglesa, preparada a partir de un manuscrito español, tal y como se consigna en su portada:

A Geographical description of the Coasts, Harbours, and Sea Ports of the Spanish West- Indies; particularly of Porto Bello, Cartagena, and the Island of  Cuba with Observations of the Currens, and the Variations of the Compass in the Bay of Mexico, and the North Sea of America / Translated from a curious and authentic Manuscript  written in Spanish by Domingo Gonzales [sic] Carranza, his Catholick Majesty´s principal Pilot of the Flota in New Spain, Anno 1718. - London: Printed for  the Editor Caleb Smith... at his Office, for Insuring Ships and Merchandize in Castle Alley, Cornbill, 1740. – xi, [1], 124, [8] p.: il. ; 20 cm.

El título continúa: To with is added, An Appendix, containing Capt. Parker´s own Account of his taking the Town of Porto Bello, in the Year 1601. With An Index, and a New and Correct Chart of the Whole; and also Plans of the Havanna, Porto-Bello, Cartagena and La Vera Cruz.

<< Detalle de mapa de las Indias Occidentales.

Ilustrado con materiales cartográficos plegables: un mapa de mayor tamaño y otros de menor formato, firmados por P. Harrison, con planos de los puertos de La Habana, Cartagena de Indias, Portobelo y Veracruz, viñetas, orlas y letras capitales.

Del autor poca información se conoce, salvo que fue piloto mayor de la Flota en el año 1718. Ni siquiera la tan socorrida Enciclopedia Universal Europeo-Americana (la ESPASA, como se conoce comúnmente por los bibliotecarios) menciona al autor. Se trata quizás de un seudónimo utilizado para ocultar el nombre de un personaje de mayor importancia, o realmente era una obra en la cual un navegante plasmó por primera y única vez su experiencia, sus impresiones sobre regiones de la tierra americana, que tan apetecibles resultaban a los gobernantes ingleses.

   
Cartagena de Indias.                                                Veracruz.

El editor fue un tal Caleb Smith, que según consta en el pie de imprenta fue el inventor del “Nuevo cuadrante de Mar” además de agente de seguros y mercaderías, y se desconoce la razón por la cual el libro no fue reeditado ni traducido, como se anuncia. Según Antonio Palau y Dulcet y Joseph Sabin se trata de una edición príncipe, sin que se haga referencia a otra posterior. Las búsquedas realizadas en Internet han resultado infructuosas; salvo catálogos de bibliotecas importantes como la Library of Congress, la Biblioteca Nacional de España y la British Library, entre otras, y unos pocos anuncios de librerías de anticuarios, no existen en línea documentos que profundicen en la historia de la obra.

La dedicatoria, firmada por Caleb Smith, está dirigida a los “Mercants of Great Britain; the Commanders of ships and others; who were pleased to subscribe for his Treatise”, porque según manifestaba ese editor, había una tendencia a mejorar la navegación y comercio en esos reinos, y además ya existía una declaración del monarca inglés sobre preparativos para llevar la guerra a los propios lugares de la forma más vigorosa y efectiva posible. Las Indias Occidentales serían la escena de acción, por lo tanto el libro iba a ser de utilidad para futuras empresas o expediciones. Este pronóstico se cumplió, pues la ya anunciada confrontación estalló un año antes de la salida a la luz del libro.

En el prefacio se precisa que el traductor, aunque no realizó una versión literal sí expresó el sentido del autor, tan fiel y comprensiblemente como le fue posible, y solamente omitió algunas observaciones no aplicables. Ese caballero fue prisionero durante algún tiempo en La Habana, donde obtuvo el manuscrito, que presentó a Smith, como testimonio de su amistad y respeto.

Luego, en una advertencia, se anuncia que el tratado aparece como inconcluso, pero que se completó de acuerdo a su plan. Sin embargo espera que otros ingeniosos marineros, que abundan, tengan la oportunidad de complementar la obra para perfeccionarla con sus propias observaciones a partir de sus diarios.

También se expone allí que se desea por parte de algunos caballeros publicar el tratado en francés, por lo que tan pronto como reciba 300 suscripciones, al precio de tres chelines cada libro, se hará la traducción. Es curioso que esa nota aparezca en inglés y francés simultáneamente, pero por lo visto, la edición francesa no llegó a imprimirse.

Una tabla de contenido, con una orla y una viñeta al pie, va presentando los capítulos tratados: el I se inicia con la descripción de la Bahía de México, Nueva España, Nueva Andalucía y Nueva Vizcaya. El II continúa con el territorio mexicano, Yucatán, Nueva Vizcaya y la Gran Florida. El III con la costa de Yucatán, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.  El IV con el Paso de los Vientos, Islas de Jamaica y parte de Cuba, costas de Cartagena, Tierra Firme, Costa Rica y Nicaragua. El V la costa de la Florida, los canales y la Isla de Cuba. El VI trata acerca de La Habana y el VII contiene las observaciones de las corrientes y la variación del compás. Y luego el “Apéndice” concluye con el relato de la toma de Porto Bello en 1601, impreso a partir de su manuscrito original, que contiene el relato de la toma de la Ciudad de Porto Bello en el año 1601 por el Capitán Parker. (Esa denominada “toma” no fue más que el saqueo llevado a cabo por el bucanero y más tarde vice almirante William Parker, ya que en ese puerto, ubicado al norte del Istmo de Panamá, se concentraba parte de las riquezas llevadas desde Perú y otros territorios americanos por tierra, y de allí partía la flota que las llevaba a España).


Plano De Porto Bello o Portobelo.

Se añade una fe de errata en la página de la izquierda, y en su parte inferior un anuncio de la recién publicada Description, use and excellency of a new instrument, or sea quadrant, invented for Caleb Smith, for taking the altitudes of the sun, moon, and stars from the visible horizon, with and essay to make it serviceable at land and sea, when there is no horizon to be seen…  Esta inclusión de anuncios suele aparecer en libros de este siglo para promocionar otras obras hechas por lo general por el mismo editor.

        

Un índice analítico organizado alfabéticamente culmina el libro, con vistas a facilitar el acceso a textos específicos, que remite a la página en cuestión. Es interesante en él la utilización de abundantes plecas para evitar repeticiones en el nombre de determinado accidente geográfico, por ejemplo, la palabra port se sustituye abajo por una raya.

A pesar de estar paginado el volumen, se mantiene el uso del reclamo y la signatura, habitual en impresos más antiguos.        

Los planos (obsérvese por ejemplo el del Puerto de La Habana) tienen incluida la leyenda explicativa de aspectos que se quieren resaltar en el material cartográfico; se marca la ubicación de las fortificaciones principales como los Castillos del Morro, de la Punta o de la Fuerza, la puerta de la ciudad y el Palacio del Gobernador. El pedazo ocupado por la ciudad aparece enmarcado por su muralla. 

El contenido de cada párrafo que se pretende resaltar va acompañado a su derecha por glosas o notas marginales, como puede observarse en esta página relativa a las costas de La Habana.

En resumen, al paso de más de dos siglos aún trasciende el objetivo de sus productores cuando se revisa el libro, no tan comercial como se pretendía, sino de concentrar información necesaria para fines militares.  Al igual que en el caso del Gazettiero Americano, al cual se dedicó el número 247 de “Tesoros”, la selección de los países no fue hecha al azar: Veracruz en 1568 sufrió las incursiones de los piratas ingleses John Hawkins y Francis Drake; Portobelo fue atacada por los ingleses, en 1601 por William Parker, en 1668 por el conocido Henry Morgan y finalmente en 1739 por el almirante Edward Vernon, jefe de las tropas británicas en el Caribe, el cual al partir destruyó sus fortificaciones; Cartagena de Indias, luego de muchos asaltos de piratas ingleses, franceses y holandeses, fue finalmente sitiada en 1741 por el ya mencionado almirante Vernon, el cual no pudo lograr su objetivo; la Bahía de Guantánamo fue ocupada ese mismo año por él y llamada Cumberland, aunque poco tiempo pudo permanecer en esas tierras debido a las condiciones de insalubridad y al rechazo recibido.  La Isla es de hecho observada de norte a sur y de este a oeste y a diferencia de otros territorios descritos en el cuerpo de la obra, que no fueron ilustrados, se le dedica el plano de su capital, para beneficio de los investigadores que buscan con avidez representaciones gráficas de la Cuba de aquel entonces.

De nuevo se encuentra en el depósito de Raros y Valiosos un impreso fruto de un momento histórico muy específico, destinado a contener impresiones de época de los que directa o indirectamente tuvieron relación con esos acontecimientos, lo que ratifica lo ya expuesto con anterioridad: un libro no es un simple conjunto de hojas de papel, manuscritas o impresas que conforman un volumen; su alcance va más allá de las fronteras del espacio o el tiempo, cumplimentando siempre la función social de transmitir información a lectores de sucesivas generaciones, necesitados siempre de localizar documentos originales y no reseñas o anotaciones escritas por terceras personas, que por lo general no tienen el atractivo que presentan sencillos ejemplares como éste.

Bibliografía

Cartagena de Indias [en línea] http://es.wikipedia.org/wiki/Cartagena_de_Indias
[Consulta 14 MAY 2010]
El 12 de octubre en la Historia de Cuba.  1747.  Encuentro Naval entre Británicos y Españoles - Cumberland y la Bahía de Guantánamo. [En línea] http://www.calendariocubano.com/10/12/index.htm  [Consulta 28 set. 09]
Historia de Veracruz [en línea]
http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_Veracruz
[18 may 2010]
Palau y Dulcet, Antonio. Manual del Librero Hispanoamericano. 2. ed. corregida, y aumentada por el autor. Barcelona: Librería Palau, 1935. – t. 6, p. 279 No. 105157.
Porto Bello [en línea] http://www.cichw.net/pmporto.html
[Consulta12 MAY 2010]

Portobelo  [en línea]
http://es.wikipedia.org/wiki/Portobelo_(ciudad)
[Consulta 14 may 2010]
Sabin, Joseph.  Dictionary of books relating to America from its Discovery to the present time. – New York: J. Sabin & Sons, 84 Nassau Street, 1875. – v.VII, p. 319, No. 27899.
Trelles y Govín, Carlos Manuel. Biblioteca Geográfica Cubana. –Matanzas: Imprenta de Juan F. Olivar, 1920. – p. 153.

Vega García, Olga. Presencia americana en una joya bibliográfica del siglo XVIII [en línea] Librínsula. Vol.5  no. 247: 12 de octubre de 2009. http://librinsula.bnjm.cu/247_tesoros_1.html [Consulta 12 Octubre 2009]  (ISSN 1810-4479). 

William Parker [en línea] http://en.wikipedia.org/wiki/William_Parker_(privateer)
[Consulta 14 mayo  2010]