La “Isla De Santo Domingo” descrita por un explorador francés del siglo XVIII

Por Olga Vega García. Investigadora auxiliar de la BNCJM.

Con motivo de cumplirse el próximo 1° de febrero el 250 Aniversario del fallecimiento en La Flèche, del destacado escritor, misionero, explorador y profesor  francés Pierre François Xavier de Charlevoix, (1682-1761) la obra seleccionada ha sido su famosa Histoire de l'Isle Espagnole ou de S. Domingue, fuente de reconocida utilidad cuando se trata de investigar sobre la primera nación libre de América Latina en un momento en el que se conmemora el bicentenario del inicio de las guerras de independencia y por ello se revitaliza el estudio de cada uno de los países involucrados en ese proceso.

Charlevoix nació en Saint-Quentin un 29 de octubre, hijo de un fiscal ayudante de la corona. Ingresó muy joven en la Compañía de Jesús en el año 1698, estudió filosofía y como misionero fue enviado a Québec  en 1705, lugar en el que estuvo impartiendo enseñanza hasta 1709, fecha en que regresó a Francia, no sin haber dedicado tiempo a recopilar información para su futura obra como historiador de la llamada “Nueva Francia”. 

Al regresar a Paris estudió durante cuatro años Teología y ya en  1720 la corte francesa lo envió nuevamente a América con la misión de encontrar una nueva ruta hacia el océano Pacífico. Remontó el río San Lorenzo, atravesó los Grandes Lagos, visitó misiones y puestos militares, y convivió con pueblos indígenas. Luego descendió por el río Mississippi en 1721 hasta la ciudad de Nueva Orleans. Desde allí continuó su viaje hasta Santo Domingo aunque su velero naufragó en el Golfo de México, por lo que debió continuar explorando las costas de la Florida, y en un segundo intento arribó finalmente a La Española en 1722.

Después de su regreso a Francia en 1723, viajó por Italia, se dedicó nuevamente a la enseñanza y a escribir.  Además, como editor, dedicó veintidós años de su vida a unas Memoires de Trévoux, publicación mensual de bibliografía, historia y ciencia. Entre otras obras importantes figuran su  Histoire de l'établissement, du progrès et de la décadence du Christianisme dans l'empire du Japon (Rouen, 1715) y su Histoire et description générale du Japon (1736); en 1724 aparece una  Vie de la Mère Marie de l'Incarnation, institutrice et première supérieure des Urselines de la Nouvelle-France. Ha sido más conocido por los relatos de sus viajes a América del Norte, específicamente su Histoire et Description Generale de la Nouvelle France (1744), igualmente ilustrada con mapas y planos, que se considera como la primera historia general que se publicó sobre Canadá.

En lo que respecta a su Histoire du Paraguay, publicada en 6 volúmenes por los Didot en 1757, la BNCJM conserva 3 volúmenes que pueden ser consultados por los interesados en disponer de datos sobre ese país.

De las ediciones o emisiones existentes de Histoire de l'Isle Espagnole ou de S. Domingue se determinó utilizar, para comentarla y obtener las imágenes digitales, la del francés François Didot (1689-1757) por tratarse de uno de los impresores que junto con el español Joaquín Ibarra (1725-1785) y el italiano Giambattista Bodoni (1740-1813) iniciaron un movimiento tendiente al perfeccionamiento de las artes tipográficas en el Siglo XVIII, en una etapa de la historia del libro europeo en la que éste se encontraba en franca decadencia, con la excepción de algunas figuras representativas. Se trata de tres grandes que en sus respectivos países lograron obras de una calidad incuestionable y sentaron bases para el establecimiento de dinastías de impresores, tal y como ocurrió en otros tiempos con los Manucio, los Estienne, los Elzevier o los Plantin.

  1. Histoire de l'Isle Espagnole ou de S. Domingue : ecrite particulierement sur des Memoires Manuscrits du P. Jean-Baptiste le Pers ... et sur les pieces originales, qui se conservent au Dépôt de la Marine/ Par le P. Pierre-François-Xavier de Charlevoix. -- A Paris: François Didot, Quay des Augustins..., 1730-31. – 2 v. : il, ;   26 cm.

Por su parte, el bibliógrafo Joseph Sabin la cita como edición príncipe,  refiriéndose a la emisión que también se conserva en la BNCJM, similar a la anteriormente descrita; sólo cambia el pie de imprenta: A Paris: Chez Hyppolite-Louis Guerin, ruë S. Jacques,..., 1730-31.

La obra está basada en una recopilación de manuscritos del Padre Jean-Baptiste Le Pers (l675-1735), el cual vivió en Santo Domingo durante veinticinco años y sobre documentos originales conservados en el Archivo de la Marina Francesa. Al igual que diversos historiadores de su tiempo ya citados en otros artículos de Tesoros de Librínsula, ha  retomado fuentes de viajeros que lo antecedieron, logrando que se publicaran y que de hecho dieran a conocer al mundo materiales inéditos que de otra forma hubieran dormido un sueño de siglos tras las paredes de bibliotecas o archivos.

Según el Catálogo Testimonios preparado por especialistas de las Bibliotecas Nacionales Iberoamericanas en 1992 “es una muestra más de la elegancia expresiva, el rigor y la exactitud, poco habituales en la época con que Charlevoix enfrenta la labor historiográfica” (1), y de ella no se han hecho traducciones al castellano. Consta de dos partes,  dedicadas tanto a temas históricos retrospectivos como a destacar la “historia de la colonia de Saint Domingue incluyendo los enfrentamientos internacionales en el ámbito del Caribe, y los aspectos geográficos, biogeográficos, demográficos, costumbres, tanto de la parte hispana como de la francesa de la isla Española…” (2)

La obra está lustrada con mapas plegables  de D´Anville, Geógrafo del Rey, basados en las instrucciones del ya mencionado jesuita Jean-Baptiste Le Pers, con la firma de Leparmantier (sculpsit)  y planos. Los primeros se adornan con curiosos detalles como figurillas representativas de la etapa histórica reflejada en el material cartográfico, escudos y en más de uno de ellos puede apreciarse el extremo oriental de la Isla de Cuba.

En ese ejemplo puede verse que el material cartográfico está dedicado a La Española en la época de la conquista y por tanto se inserta una “Figure trouvée dans une sépulcre  indienne” y dos “Figures superstitieuses de zemi ou Mabouya de la façon des anciens insulaires”.

Las cartelas que presentan la información correspondiente a cada mapa son bellas y van igualmente acompañadas de adornos alegóricos, motivos heráldicos y un diseño propio de aquel entonces.

Resulta de especial interés que esos mapas y planos no se limitan a la isla denominada por los españoles “La Española” sino  a territorios vecinos como Yucatán, Venezuela, Cartagena de Indias o el Istmo de Panamá, lo que aumenta el valor del documento,reseñado como fuente de información sobre  otros países de América.

Véanse aquí planos muy detallados de la Ville de Cap François y de la Ville de San Domingo [sic]:  

   

Incluye bellas cabeceras calcográficas firmadas por Humblot  Mathey y Baquoy; la primera inspirada en un conocido grabado original de Théodor de Bry (1528 – 1598), reproducido con mucha frecuencia en libros de tipo histórico a lo largo de los siglos, en el cual un grupo de indígenas danzan frente a un impresionante ídolo  (por supuesto de aspecto diabólico) en una imagen ejecutada por un ilustrador que no había pisado el continente americano.  Un segundo grabado representa el combate de Santiago [de los Caballeros] en el cual  M. de Cussy derrota las tropas españolas.

    

El libro a que se hace referencia como obra principal, o sea la emisión de Didot, perteneció a uno de los bibliófilos más destacados en Cuba por la riqueza de su colección particular, el intelectual Néstor Ponce de León, al cual debe la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí contar con un buen número de “tesoros” manuscritos e impresos de los que se siente orgullosa. Si bien en este caso carece de su exlibis, en las portadas de ambos volúmenes aparece su cuño.

<< Ponce de León.

Otra edición atesorada en los fondos raros y valiosos de la BNCJM  es la de Amsterdam: Chez François L´Honoré, 1733, producida en un formato mucho menor; está dispuesta en 4 volúmenes que abarcan los años: 1493-1502, 1503-1606, 1625-1691, 1691-1724, cada uno de los cuales se inicia con una ilustración en la que se plasma la llegada de Colón a Guanahaní; se incluyen también materiales cartográficos y grabados con escenas de costumbres.

Cabe suponer que para la escritura de su internacionalmente conocida novela El Reino de este Mundo publicada por primera vez en 1949, el autor cubano Alejo Carpentier, Premio Miguel de Cervantes, luego de una visita a Haití efectuada seis años antes, tuvo que consultar en algún momento la obra de Charlevoix,  ya que como bien dice el escritor cubano “es menester advertir que el relato que va a leerse ha sido establecido sobre una documentación extremadamente rigurosa que no solamente respeta la verdad histórica de los acontecimientos, los nombres de los personajes –incluso secundarios–, de lugares y hasta de calles, sino que oculta, bajo su aparente intemporalidad, un curioso cotejo de fechas y de cronologías….” (3). Resulta por tanto factible  que un clásico como la Histoire de l'Isle Espagnole fuera consultada por él, tanto más que suministraba un rico material cartográfico que le permitía ahondar en detalles sobre la geografía de la Isla y en especial sus asentamientos urbanos a mediados del Siglo XVIII, unas pocas décadas antes de que se desarrollaran los hechos recreados en la novela.

Por todo lo antes expuesto retomamos la idea de que los libros antiguos no pueden ser considerados como simples objetos, raros y envejecidos, que suministran información ya obsoleta, en lenguas aún en proceso de formación, no siempre fáciles de leer, sino que destilan incomparable originalidad y permiten a literatos o investigadores actuales nutrirse de ellos para crear nuevos impresos, que como en el caso del “Gran Alejo” se convierten en obras maestras de la literatura universal.

IBLIOGRAFÍA CITADA.

  • Testimonios: cinco siglos del libro en Iberoamérica: Caracas – Madrid 1992. – Madrid: Biblioteca Nacional; Asociación de Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica; Caracas: Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de servicios de Bibliotecas de Venezuela, 1992. -- p. 121
  • Idem.
  • Carpentier, Alejo. Prólogo.  En: El Reino de este mundo.  -- Caracas: Fundación Celarg, 2005.  – p. 16
  • BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA.

    Dampierre, Jacques de.  Essai sur les sources de l´Histoire  des Antilles Francaises (1492-1664.) --  Paris A. Picard et Fils, 1904.  -- p.  157- 167.
    Francois-Xavier Charlevoix [en línea] http://www.thecanadianencyclopedia.com/index.cfm?PgNm=TCE&Params=A1ARTA0001527 [Consulta 11 ene. 2011]
    Historia de la República Dominicana [en línea] http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_Rep%C3%BAblica_Dominicana [Consulta 19 ene. 2011]
    Palau y Dulcet, Antonio. Manual del Librero Hispanoamericano. 2. ed. corregida, y aumentada por el autor. -- Barcelona: Librería Palau, 1950. – t.4,  p. 260.
    Pierre François Xavier de Charlevoix [en linea] http://en.wikipedia.org/wiki/Pierre_Fran%C3%A7ois_Xavier_de_Charlevoix [Consulta 19 ene 2011]]
    Pierre François-Xavier de Charlevoix [en línea]  http://faculty.marianopolis.edu/c.belanger/quebechistory/encyclopedia/PierreFrancois-XavierdeCharlevoix-QuebecHistory.htm [Consulta 11 ene. 2010] Nota: Tomado de W. Stewart Wallace, ed., The Encyclopedia of Canada, Vol. II, Toronto, University Associates of Canada, 1948, 411p., p. 36.
    Pierre François Xavier de Charlevoix.  Microsoft ® Encarta ® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
    Sabin, Joseph.  Dictionary of books relating to America from its Discovery to the present time. – New York: J. Sabin & Sons, 84 Nassau Street, 1870. --  t.3, p. 518-9.
    Spillane, Edward. François-Xavier Charlevoix. The Catholic Encyclopedia. Vol. 3. New York: Robert Appleton Company, 1908. 19 Jan. 2011 <http://www.newadvent.org/cathen/03631a.htm>.