Virgilio Piñera: estar vivo, a pesar de todo

Por Mauricio Núñez Rodríguez

<< Virgilio Piñera.

En el año 1993 se organizó en la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana un postgrado que estudió la obra de Virgilio Piñera. En esa ocasión, el profesor universitario Salvador Redonet nos concedió esta entrevista* que ahora ponemos a disposición de los lectores de Librínsula.

La obra de Virgilio Piñera es el centro de interés en el curso de postgrado que se realiza en la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana. Para conocer detalles acerca de este ciclo de conferencias converso con su coordinador, el profesor universitario Dr. Salvador Redonet.

 ¿Cómo y por qué surge la idea de organizar este curso?

El 4 de agosto pasado se cumplieron 80 años del nacimiento de Virgilio Piñera. Se nos ocurrió, como justo homenaje, organizar un curso libre y de postgrado sobre la obra del autor de Dos viejos pánicos. El curso se ha concebido de la siguiente manera: primero, un segmento sobre la cuentística de Piñera, que se detiene en los relatos de Cuentos fríos y después, en los de Un fogonazo. En este primer ciclo, más que estructurarlo a partir de un solo expositor, me pareció mucho más interesante que se oyeran diferentes voces, distintos puntos de vista (y, sobre todo, opiniones de diferentes generaciones meditando en relación con la obra de Piñera). Así, por ejemplo, si bien la primera sesión estuvo a dos voces: la profesora Ana Cairo y yo (nacidos en la década del cuarenta), la segunda y la tercera las centró Alberto Garrandés (nacido en el sesenta) e investigador del Instituto de Literatura y Lingüística. Posteriormente, participaron jóvenes investigadores independientes, entusiastas piñerianos, como Jorge Brioso, nacido en 1965. Ahora, en este mes de marzo (y para cerrar el ciclo) otro joven investigador, Víctor Fowler (del año 1961), ocupará una sesión con el análisis del relato que le da nombre a Un fogonazo. Pienso, ya hacia el final, cerrar con la proyección de En el insomnio y la participación de su director.

¿Y qué otras zonas de la obra de Virgilio Piñera se espera analizar en los próximos encuentros?

En el mes de abril pasamos a la novela. En esta parte se incorpora la voz femenina de la más reciente promoción de críticos. Aquí deben exponer dos recién graduadas de nuestra Facultad (Artes y Letras), cuyos Trabajos de Diploma se ocuparon de La carne de René y Pequeñas maniobras y después, para variar, me ocuparía de Presiones y diamantes y Muecas para escribientes, las que considero noveletas. Posteriormente, habrá un ciclo de conferencias sobre la poesía de Virgilio Piñera, a cargo del investigador del Instituto de Literatura y Lingüística, Virgilio López Lemus. Más adelante, se ofrecerán otros encuentros sobre su teatro en la voz de la Lic. Bárbara Rivero, actualmente vicedecana del Instituto Superior de Arte. Esta propuesta para el curso puede ser una buena aproximación a Piñera.

¿Qué significación tiene para la cultura cubana la revitalización de la obra de Virgilio Piñera?

La obra de Virgilio Piñera nos es a todos los cubanos como el aire, la tierra, el mar. Para los no cubanos puede ser una manera de conocernos. Tomando un título de Cintio Vitier, te diría que Virgilio Piñera es una de las raíces de lo cubano en la Literatura. De ahí su significación; de ahí esta especie de boom. No es casual la revitalización –como tú lo llamas. Él siempre estuvo vivo, está y estará en el futuro. Se estrenan obras inéditas. Vuelven a reponerse otras. Esa es la significación: estar vivo, a pesar de todo.

* Esta entrevista fue realizada en marzo del año 1993 para el noticiero “Meridiano cultural” de la emisora CMBF, Radio Musical Nacional. Su duración no debía sobrepasar los 5 minutos.