Una cubana que se honra con su obra

A propósito del Aniversario 185 del natalicio de Emilia Margarita Teurbe-Tolón

Por Ana Margarita Oliva Nuñez

Emilia Margarita Teurbe-Tolón y Otero, destacada patriota, cubana y matancera, más conocida como la mujer que bordó la bandera cubana, nació el 9 de enero de 1828 y murió en Madrid, España, el 23 de agosto de 1902.

«[…] reconocida, además de su ferviente amor por Cuba, por ser la primera mujer deportada por su insurgencia política y por legar sus bienes a la Sociedad Económica de Amigos del País para contribuir a la enseñanza gratuita en Cuba. En 1950, en conmemoración del Centenario del símbolo de los independentistas cubanos que ella confeccionó, el Congreso de la República proclamó oficialmente a Emilia como “Encarnación de la Mujer Cubana». Así la recordó Eusebio Leal, historiador de la Ciudad, el 23 de agosto de 2010, cuando fueron traídos los restos de Emilia a la tierra natal. Alrededor de su personalidad se han tejido disímiles versiones que la investigadora matancera Clara Enma Valdés ha sido capaz de ir aclarando, junto a Leal.

A propósito del Aniversario 185 del natalicio de Emilia Margarita Teurbe-Tolón es justo y necesario continuar profundizando sobre su vida, como manera de honrarla permanentemente.

En el momento en que nace esta gran mujer, Matanzas era eminentemente agrícola y el comercio tenía mucho auge porque su puerto estaba considerado como el primero exportador de azúcar en Cuba. Se vislumbraba un progreso industrial y cultural. Surgían grandes figuras en el mundo de la literatura y el arte. Se fundaba también uno de los periódicos digno de elogios por su impresión: Aurora de Matanzas, que se refunda después como: Aurora de Yumurí, en el que colaboraba también Miguel Teurbe-Tolón. Según Pedro José Guiteras en su libro Historia de la Isla de Cuba, era la reforma del periodismo cubano. Además, en aquellos momentos había sido llevada al lienzo la primera bandera revolucionaria, por la Conspiración de Rayos y Soles de Bolívar, en 1823. Las conspiraciones se sucedían y se sumaban a ellas adeptos de toda la Isla.

El periódico cubano La Verdad (1848- 1853), publicado en New York, estuvo muy vinculado a ella y a su esposo y primo hermano Miguel Teurbe-Tolón, jefe de redacción del mismo.

La Verdad auspiciaba y promovía la anexión de Cuba a los Estados Unidos, tendencia revolucionaria en aquellos momentos, ya que querían la separación de España, pensando que con la anexión a Estados Unidos lograrían alcanzar la abolición de la esclavitud y la independencia.

Miguel Teurbe-Tolón, escritor y poeta, trabajó en los proyectos expedicionarios de Narciso López, y en la concepción de tener una bandera cubana, así como en la Conspiración de Minas y de la Rosa. Utilizaba varios seudónimos, entre ellos Lola, cuando escribía en el periódico. Fue obligado a emigrar a los Estados Unidos en 1848, ya que era perseguido por las tropas españolas; sus ideas eran progresistas y anexionistas. Contaba con un grupo de colaboradores cubanos: Cirilo Villaverde, Ramón de Palma, Gaspar Cisneros Betancourt y otros que también utilizaron diferentes seudónimos para aparecer de manera clandestina en las páginas de La Verdad.

Por eso, una de las colecciones más solicitadas en la Sala Cubana de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, es la de las Publicaciones Periódicas Cubanas del siglo XIX, dada su importancia y valor histórico, científico, económico, político y social.

Estas publicaciones periódicas cubanas de la etapa referida, nos ofrecen un caudal muy rico de información. Representan además las ideas de la emigración cubana en el exterior, mayormente en los Estados Unidos. Gran parte de la intelectualidad cubana, y de patriotas cubanos e independentistas que estaban en el exilio por diferentes causas sobre todo políticas y económicas, aparecían en la palestra pública a través de la prensa escrita. Así podemos leer, estudiar, conocer, investigar y consultar en diferentes revistas y periódicos, importantes y variados trabajos acerca de la historia y la cultura cubanas, gracias al patrimonio bibliográfico, documental e historiográfico de la Isla en aquella etapa. La Colección Cubana del siglo XIX contiene desde libros,  folletos y prensa, hasta materiales especiales: mapas, fotos, manuscritos, grabados, recortes de periódicos y otros.

En el periódico La Verdad, que forma parte de estos fondos, aparecen poemas de Miguel Teurbe-Tolón como: “Despedida” y “Poema del Desterrado”, y artículos sobre los revolucionarios cubanos, refutaciones a Saco, algunos discursos políticos antianexionistas y artículos sobre Europa y América, especialmente relacionado con todo lo que sucedía en Cuba alrededor del movimiento anexionista.

EL 13 de marzo de 1850 Miguel Teurbe-Tolón publica en una sección titulada: “Rasgos históricos de las mujeres de América”, un artículo dedicado a las mujeres cubanas, en especial a las matanceras. Las llama Ondinas del Yumurí. Se refiere a la indignación y el patriotismo cívico de estas valientes en el suceso acaecido el 10 de octubre de 1849 en el baile que se celebró en la Sociedad Filarmónica de Matanzas, donde fueron amenazadas de cautiverio por mantener una digna posición ante sus ideales.

Página del periódico La Verdad. Fondos Colección Cubana de la BNCJM. >>

«En 1848, descubierta la conspiración dirigida por López, y en previsión de las medidas represivas del Gobierno español contra los implicados en el movimiento, Miguel huye desde el puerto matancero hacia los Estados Unidos. Emilia permanece en la ciudad al cuidado de la madre y de las propiedades e intereses de la familia.

El joven poeta, inmerso en las actividades políticas que continuaron los emigrados cubanos en Nueva York, mantuvo correspondencia con su esposa y demás colegas matanceros. Esta comprometedora comunicación, espiada por las autoridades coloniales, originó la imposición de varias causas judiciales tramitadas por la Comisión Militar Ejecutiva y Permanente de la Isla. Una de ellas, iniciada contra Emilia Teurbe-Tolón, la acusaba de infidente y de ser colaboradora del esposo en los planes conspirativos.

»Sometida a interrogatorios, órdenes de registro y prisión domiciliaria, finalmente fue deportada de Cuba en marzo de 1850. Se convertía así en la primera cubana desterrada por causa política».

Estas palabras aparecen en un artículo de la investigadora Clara Enma, titulado “La Ondina del Yumurí”, que podemos corroborar si consultamos en el periódico La Verdad, el artículo de su esposo Miguel Teurbe-Tolón: “A la ´Patria´ de New Orleans”, que se publica el 18 de mayo de 1850 refiriéndose a la orden de destierro de Emilia Margarita Teurbe-Tolón y Otero.

En la colección de manuscritos de la Sala Cubana existe una papelería perteneciente a Leopoldo Goicoechea: “Historias y chismes sobre diferentes causas a algunos héroes de la revolución cubana”, entre la que se encuentra la causa seguida a Emilia Teurbe-Tolón y otras personas, coleccionado específicamente por Manuel Isaías Mesa, quien perteneció a la Sociedad Cubana de Estudios Históricos.

Legajo del Archivo Nacional de Cuba perteneciente a la colección de manuscritos de Manuel Isaías Mesa Rodríguez, que se refiere a la causa iniciada a Emilia Teurbe-Tolón el 13 de febrero de 1850 por la Comisión Militar. Fondos Manuscritos de la BNCJM.>>

No hay mejor homenaje a esta excelsa mujer que recordarla a través de su obra, reflejada en los fondos de nuestra Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, y de la que queda mucho por conocer e investigar. Emilia Margarita Teurbe-Tolón hondea movida por el aire de la patria cada día en toda Cuba y conocerla debe ser para todos, y más para las nuevas generaciones, un deber ineludible.

 

Bibliografía

Morales y Morales, Vidal: Iniciadores y primeros mártires de la revolución cubana,  Imprenta Avisador Comercial, La Habana, 1901.

Gay Calbó, Enrique: La Bandera, el Escudo y el Himno, Imprenta Siglo XX, La Habana, 1945.

Diccionario de la Literatura Cubana, Instituto de Literatura y Lingüística de la Academia de Ciencias de Cuba, t. 2, Ed. Letras Cubanas, La Habana, 1980.