Las viñetas de la República Cisalpina en la Colección Lobo-Napoleón  de la BNCJM

Lic. Carlos M. Valenciaga Díaz. Especialista del área de manuscritos de la BNCJM.

La Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM) resguarda en su área de manuscritos el Fondo Julio Lobo que conserva la Colección Lobo- Napoleón conformada por treinta y seis subcolecciones dentro de la cual se distingue la subcolección de 964 viñetas de la República Cisalpina. Dada la gran cantidad de ellas que quedan pendientes de procesamiento, el objetivo del presente trabajo es abordar de manera descriptiva el tema por la frecuencia de aparición en publicaciones de la época de ese tipo de material gráfico, y enunciar su valor como fieles reflejos de un momento histórico

La República Cisalpina fue un  desaparecido estado al norte de Italia creado el 29 de junio de 1797, por Napoleón Bonaparte (1769 – 1821)  como resultado de  la fusión de los territorios de las  Repúblicas  Transpadana y Cispadana a partir de importantes victorias militares francesas contra las tropas de la Primera Coalición. Comprendía un territorio de unos 40.000 km² atravesados por el río Po y con Milán como capital y sede del gobierno.

Durante la Guerra de la Primera Coalición, en marzo de 1796, Napoleón Bonaparte había sido  nombrado Comandante en Jefe del Ejército Francés en el frente italiano, donde los franceses llevaban luchando desde 1792 contra tropas austriacas y piamontesas. En una exitosa serie de campañas relámpago, Napoleón invadió y derrotó al Piamonte en abril y posteriormente venció a las tropas austriacas conquistando a lo largo de 1796 el Ducado de Milán y el Ducado de Mantua, bajo soberanía austriaca. Posteriormente invadió los Estados de la Iglesia y conquistó la región de Emilia-Romaña. A medida que las tropas francesas avanzaban por suelo italiano, declaraban disuelto el orden feudal preexistente y apoyaban a los republicanos locales.

En febrero de 1797 se produjo la derrota definitiva de los austriacos en la región al caer la plaza fuerte de Mantua. Esta conquista francesa permitió garantizar unas comunicaciones seguras entre las ciudades cispadanas y la vecina  que se había fundado unos meses antes al norte del río Po .El 29 de junio de 1797, la República Cispadana fue denominada República Cisalpina. Unos días más tarde, el 9 de julio de 1797, lo que quedaba de la República Transpadana se integró también a dicha la República Cisalpina.

Cuando se aborda aquel importante pasaje de la Revolución Francesa se está develando un escenario histórico  que condicionó el proceso de integración de Italia, demostró el fortalecimiento militar en Europa de la  propia revolución, y contribuyó al ascenso del prestigio de la figura de Napoleón como su salvador ante el pueblo francés.

El testimonio documental que hoy presentamos en Tesoros a través de las viñetas de la República Cisalpina se hace necesario para que investigadores, académicos y estudiosos del tema puedan acercarse más al modo de organización, funcionamiento, aspiraciones, ética y estética de aquella República creada por Napoleón, que sería un laboratorio de ensayo a su imagen y semejanza para enfrentar los retos que su poder ilimitado le depararía en el futuro cercano.

Las viñetas (del fr.vignette,de vigne,viña, porque en su origen representaban racimos y hojas de vid; fr.vignette; i.cut, vigente, printer’s flower) según modernas definiciones constituyen “un dibujo o estampa que se pone para adorno en el principio o fin de libros o capítulos, algunas veces en los contornos de las planas, entre los artículos de un periódico o revista,etc.” o un “ dibujo adoptado por una empresa o entidad para usarlo en sus publicaciones, cartas, etc, como distintivo o etiqueta de los productos que elabora”.(Martínez de Souza, 2004)

Este tipo de documento especial del siglo XVIII se presenta de manera bella y exuberante en el encabezado de las cartas, notas, comunicaciones de órdenes militares  y decisiones administrativas, o sea, en toda la papelería oficial de la República Cisalpina como una manera de confirmar y validar  la autoridad de quien las suscribía y enviaba.

Así, resulta de interés esta viñeta del entonces General de División Louis Alexandre Berthier (1753 –1815) quien  tras sofocar la Guerra de la Vendeé (1793-1795), donde se distinguió con honor, hizo méritos de guerra que le valieron el ascenso a General de División y el nombramiento como Jefe de Estado Mayor del Ejército de Italia en 1796.

*****

<< Viñeta oficial del 18 de junio de 1797 del General de División Louis Alexandre Berthier, Jefe de Estado Mayor General del Ejército de Italia.

Se puede conocer a través de ella  todos los nombramientos militares correspondientes a su rango en ese momento de la Armée d’Italie de la République Française. Al centro la imagen de la Libertad está pisoteando las insignias de los países vencidos de la Primera Coalición, con una corona en su mano derecha formada por dos ramas de roble (chêne) con las correspondientes hojas lobuladas y bellotas -el roble ha sido tradicionalmente atributo de la fuerza física o moral en la cultura occidental-  y en la izquierda una larga pluma  para rubricar las leyes del futuro y garantizar la estabilidad y el orden, entre los preceptos Liberté-Egalité y todo sobre el indicativo que se emitía desde el Cuartel General de Milán el 30 mesidor, año V de la República única e indivisible. Una firma manuscrita al centro de su borde izquierdo, pendiente de identificación, refuerza su valía y autenticidad.  

La técnica empleada es en los casos estudiados el grabado en metal, lo que se verifica por la huella dejada por la plancha sobre el papel. Esa técnica permitía la obtención de todo tipo de ilustraciones que se caracterizaban por la nitidez de los trazos y con la que los grabadores lograban verdaderas obras de arte aún cuando se tratara de obras de pequeño formato como es el caso.

Los diseños eran reflejo del  neoclasicismo que abarcaba ya el ámbito cultural del momento como respuesta al barroco absolutista y como reacción de la burguesía contra el rococó, -la reacción de la virtud contra la decadencia- que adoptaba y promovía algunas de las ideas básicas de la revolución francesa, glorificaba las grandes virtudes de la antigüedad y aceptaba el paganismo. Además se reflejaba en ellos la admiración de los revolucionarios franceses del momento por el modelo de la República romana en perjuicio del Imperio, que convirtieron en un verdadero culto donde encontraban ejemplo e inspiración:

 “En efecto, y en la vigilia de la Revolución Francesa, los intelectuales, «animados por instancias de libertad y justicia», vieron en la República romana la imagen de la libertad”. (Cantarella, 1996). Lo dicho para Roma también era válido para Grecia, Atenas y Esparta convertidas igualmente en modelo del activismo revolucionario.

*****

Viñeta de la Administración Municipal de Lecco del 10 de agosto de 1798. (10 fructidor. Año VI) >>

Se puede apreciar en la viñeta de la Administración Municipal de Lecco ala República sentada con una pica en su mano izquierda,  arma típica del pueblo durante la Revolución, que tuvo su auge durante la toma de la Bastilla y luego fue frecuentemente utilizada en las revueltas populares sobre todo de París,  y sobre ella el  gorro frigio, o gorro de la libertad, cuya génesis se identifica con el  proceso de liberación de esclavos en la Antigüedad romana y que los revolucionarios escogieron como uno de los símbolos preferidos, alegando que Francia era un pueblo de esclavos, y que tras la Revolución se había convertido en una nación de hombres libres. En su mano derecha sostiene las fasces o haz de lictores, arma ritual romana  convertida  en símbolo político de la autoridad republicana en la antigua Roma.  El fasces clásico simbolizaba "la fuerza a través de la unidad"; si bien cada varilla independiente que formaba el fasces era frágil, todas las varillas como un conjunto constituían una fuerza apreciable. 

También aparece el Calendario Republicano Francés como en la figura 3 donde se consigna de manera  manuscrita la fecha del  16 de mayo de 1798.

*****


Viñeta de la municipalidad  de Novellara. (16 Floréal. Año VI Republicano).

*****

<< Viñeta de la municipalidad de Lugo en el Departamento del Lamone.10 de abril de 1798.

De pie se alza la República francesa con el casco de guerra de los soldados romanos y  a sus pies la presencia del gallo, símbolo de la necesidad de la vigilancia permanente para preservar las importantes conquistas de la revolución.

Así nos encontramos viñetas diversas del Ejército Francés que operaba en la zona: de Las Legiones Polonesa Auxiliares, División  Fiorella, General Milossevitz, Rto. Húsares, de la 4ta División Militar, Compañía Rochefort., entre otros muchos y de diversas administraciones municipales de la República  como Modena,  Cremona, Carpi, Nápoles, Novara,  Bereguardo,  Asola,  Bérgamo,  Lonato,  Treviglio, Peschiera,  Cadogno, Gallarate, Varese, morbegno, Desenzano, sondrío, Forli,  Cento, Olona,  y de S. Benedetto, Melia y Di Como que se presentan en las figuras 5, 6 y 7.

*****

Viñeta de la municipalidad de S.Benedetto del 29 de agosto de 1798.   

*****


Viñeta de la Administración central del Departamento del Melia.

*****

Viñeta de la municipalidad Di Como del 20 de febrero de 1798. En la mano de la República la escuadra y la plomada símbolo de la rectitud y la equidad dentro de francmasonería a la que pertenecieron la mayoría de los líderes de la Revolución Francesa.>>

Las  viñetas  tienen diferentes dimensiones, colores, diseños y características y en la mayoría de los casos se aprecia que fueron separadas del resto de la hoja mutilando quizás algún documento de más o menos importancia, que ya nunca se conocerá, pero por encima de ello está el valor de que se hizo detenida y sistemáticamente para reunir una colección que proyectara al futuro la verdad que tras sus símbolos se defendió allí en los albores de la historia moderna.    

En 1802 la República Cisalpina pasó a llamarse República Italiana y en 1805 se convirtió en el Reino de Italia, del que Napoleón fue su rey. En 1815, el territorio fue cedido a Austria. No cabe dudas que estamos en presencia de una subcolección que por lo numerosa y diversa puede aportar a la reconstrucción del  período histórico de la República Cisalpina. Las  leyendas que contienen las viñetas, sus indicativos hológrafos de números consecutivos, fechas, firmas y  notas unidos a su iconografía  son un desafío que merece la pena asumir y develar a través de la investigación científica teniendo en cuenta que en otras colecciones continuarán encontrándose ese tipo de representaciones gráficas producidas a lo largo del tiempo en otros países como testimonios de hechos históricos que quedan así congelados en el tiempo.

 

Bibliografía

Bornay E. (1996). Cómo reconocer el arte del neoclasicismo. Edunsa,
Barcelona.

Boppe, A., Raoul Bonnet. (1911). Les vignettes emblématiques sous la
Révolution. París & Nancy: Berger-Levrault.

Cantarella, E. (1996). El peso de Roma en la cultura europea. Madrid: Akal.

Dumas, A(1906). Napoleón.Editor Luis Tasso. Barcelona

Martínez de Souza, J. (2004). Diccionario de Bibliología y ciencias afines (3ra ed.).Salamanca; Madrid: Fundación Germán Sánchez-Ruipérez. Ediciones Trea, S.L.Págs 871-872.

Gutiérrez Quevedo, R.R. (2000) .Personajes celebres de los siglos XVIII y XIX: Iconografía. (Tesis inédita de Diploma). Universidad de La Habana. Facultad de Comunicación. Especialidad Bibliotecología y Ciencia de la Información, CUB.

Wikipedia. (2012). República Cispadana. Obtenido en http://es.wikipedia.org/wiki/República_Cispadana.