Un fotógrafo que retrató la prensa desde su interior

A propósito del 106 aniversario del natalicio de Generoso Funcasta

  Por Mabiel Hidalgo Martínez

La fotografía tiene la magia de recrear disímiles entornos y llevarnos a lugares desconocidos, más si se trata de la obra de un experto que retrató con la magia de su cámara la sociedad cubana de la primera mitad del siglo xx.

A 106 años del natalicio de Generoso Funcasta Boizán se puede considerar su obra fotográfica por la magnitud que encierra, por la diversidad temática y la belleza iconográfica, cual crónica social de la Cuba seudorepublicana. Una parte significativa de sus materiales se encuentran en la Fototeca de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM), en la llamada colección Funcasta, que constituye un tesoro documental por su contenido..

Integrada por más de 10 000 negativos de vidrio,  más de 5000 negativos de nitrato y aproximadamente 4000 fotografías, almacenados en cajuelas de cartulina libre de ácido, la colección se encuentra en proceso de inventario que no ha concluido y pendiente a procesamiento. Los negativos en soporte vidrio le confieren valor patrimonial por la antigüedad de su técnica.

Desde muy joven Funcasta inició su carrera de reportero gráfico junto al experimentado fotógrafo Enrique Figarola, Kiko y trabajó en El Heraldo de Cuba, El Mundo, Revista Carteles, Bohemia, y después de 1959 en las revistas  Verde Olivo y Mujeres. La prensa escrita de la época se desarrollaba en escenarios que no fueron ajenos a su lente: edificios, talleres y el ambiente citadino en general; del mismo modo supo captar las figuras y actividades más populares de la época: presidentes de la República, obreros, comercios, juegos deportivos, festejos sociales, etc.

Funcasta aprovechó cada escena que atravesó su cámara y las hizo transcender por su belleza, logrando refractar la vida social republicana. Tal es el caso de los vendedores ambulantes: hombres provenientes de distintas razas, en su mayoría jóvenes, que anunciaban por las calles habaneras las últimas noticias.

Así, se encuentran materiales de referencia como se muestra en la fig.1 que describen gráficamente la procedencia humilde de los vendedores de periódico. En la presente ilustración se aprecian algunos de ellos sosteniendo un ejemplar del Mundo,  periódico que fue fundado el 11 de abril de 1901.


Vendedores de periódicos
Plata sobre gelatina
Colección Funcasta, BNCJM

Los negros y mulatos representaban en gran medida la masa de vendedores que se agrupaba en las afueras del edificio del diario. Funcasta presenta la imagen del  hombre pobre y marginado en la década del veinte del siglo pasado. Véase la vestimenta típica del vendedor de periódicos: el sombrero característico, con camisa de mangas largas y pantalón de pinzas, en una acera de la capital cubana. A pesar de la pobreza del atuendo, cabe señalar su elegancia, pues como muestran ambas fotografías, en muchas ocasiones trataban de conservar todos los elementos típicos del traje.


Vendedor de periódicos
Plata sobre gelatina
Colección Funcasta, BNCJM

El periódico El Heraldo de Cuba recogió también el trabajo de Generoso Funcasta. Durante el período presidencial de Gerardo Machado (1871-1939)  se convirtió en el diario que defendía los intereses del gobierno. Aledaño al edificio del Heraldo, se levantaba un ambiente típico de una calle habanera, así como el transporte del periódico, con su nombre rotulado en la parte superior del carro y otros autos que circulaban. La forma de vestir de algunos transeúntes que captó la cámara, también es punto de partida para la descripción de la ciudad en los albores de 1930.


Edificio del periódico El Heraldo de Cuba
Plata sobre gelatina
Colección Funcasta, BNCJM

La situación política del país durante la última etapa de gobierno de Machado era muy tensa, y Funcasta junto a Kiko, se unen al periodista del propio diario Ángel Gutiérrez, Cucho, quien estaba muy vinculado con los estudiantes revolucionarios. Estos, ayudados por obreros del diario, imprimían a escondidas panfletos contra la dictadura machadista.


Talleres del Heraldo
Plata sobre gelatina
Colección Funcasta, BNCJM


Obrero en el taller del Heraldo de Cuba
Plata sobre gelatina
Colección Funcasta, BNCJM

Las figuras 4 y 5 pertenecen a los talleres del periódico El Heraldo de Cuba, con un amplia vista que permite observar, a pesar de haber perdido el máximo de nitidez, la tecnología de la época. En estos talleres se realizó la actividad clandestina mencionada anteriormente.

Luego de los acontecimientos de la caída de Machado, El Mundo, con fecha 13 de agosto de 1933, publicó la noticia del saqueo e incendió los talleres del Heraldo, sito en Manrique y Virtudes. Este suceso destruyó totalmente las máquinas impresoras y los linotipos, lo cual le otorga más relevancia a los testimonios que sobre todo ello, en ese entonces, Funcasta había reunido sabiamente.

Es importante destacar que por el propio deterioro de la fotografía con el paso del tiempo, y teniendo en cuenta que se trata de imágenes en su mayoría realizadas para publicar en la prensa, se observa pérdida de nitidez, manchas y amarillamiento en muchas fotos, aunque de forma general, la colección se conserva en buen estado. Lo anterior se debe al incorrecto lavado en el proceso de revelado, debido a la rapidez que exigía la propia dinámica de trabajo de la prensa, lo cual atenta contra la calidad del producto a largo plazo. 

La riqueza de vistas, escenarios, eventos y personas de diferentes clases sociales que están contenidas en la Colección Funcasta, constituyen una obra gráfica de gran importancia histórica para las nuevas generaciones, al tiempo que se vuelve una herramienta significativa para estudios históricos, sociológicos y culturales por parte de investigadores y lectores en general que consulten nuestros fondos. Ahondar en ellas, en su mayoría, sin identificar, significa un reto y un placer a la vez.

 

Bibliografía

El Mundo, La Habana, 13 de agosto 1933. s.d.e.
Hidalgo, Martínez Mabiel: «La Colección de fotografías Funcasta en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí» en: Bibliotecas. Anales de Investigación, Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, La Habana, enero/diciembre 2011, No. 7, ISSN 0006-176X.
Oller Oller, Jorge: El asesinato de Rubierita. Grandes momentos del fotorreportaje cubano, en:
http://www.cubaperiodistas.cu/fotorreportaje/03.html. Consultado: 12 de mayo de 2014.