Hacer del trabajo de la UNEAC una obra de todos y para todos

Por  Astrid Barnet

La Habana

El tema de los Estatutos y Reglamentos relacionados con el VIII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), es una discusión muy importante que vamos a abordar a todo lo largo y ancho del país con todos los comités provinciales, además de que el próximo 19 de noviembre tendremos nuestro primer Consejo Nacional, el que estará directamente dedicado (reitero) a ese tema, muy debatido y polémico durante el Congreso, y a partir del cual hubo opiniones de todo tipo como es lógico --si tenemos en cuenta que a nuestra organización la caracteriza una membresía por su diversidad de criterios--, criterios que queremos informar para llegar a un consenso, porque aquí nunca habrá unanimidad […] Esos son nuestros andadores: los Estatutos y Reglamentos.

Así destacó el escritor Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, durante una conferencia de prensa efectuada en esta capital, junto a los presidentes de las comisiones de trabajo del VIII Congreso de dicha institución, para informar sobre la nueva etapa de labores proyectadas tras la magna cita de los escritores y artistas cubanos, efectuada el pasado abril.

Subrayó también que para el conocimiento de los planteamientos y discusiones relacionadas con las temáticas llevadas al Congreso, se preparan algunos folletos para ser distribuidos en especial a los jóvenes; además de la realización de nuevos programas dirigidos a espacios televisivos como Hurón Azul, Diálogo Abierto y al Noticiero Nacional de Televisión. « […] Ponderarnos, recalcó, en espacios televisivos --como es el caso de Hurón Azul-- para plantear y divulgar cuestiones importantes relacionadas con los jóvenes […] Tenemos una responsabilidad histórica al respecto. No imponer nada, pero sí escuchar, analizar y presentar propuestas que podrían ser atractivas a nuestra juventud».

Acerca del tema jerarquías, Barnet significó:

Estoy en contra de que el Ministerio de Cultura establezca jerarquías o que siempre se diga que la UNEAC es la vanguardia. Pero, ¿somos realmente la vanguardia? ¿Qué es la vanguardia? Fernando Ortiz nos enseñó en relación con la Cultura cubana que decir Cuba, es decir el Universo. ¿Qué existía en nuestro país en el momento de su descubrimiento? No existían tradiciones españolas, como tampoco africanas; existían frutas como mameyes, guanábanas, entre otras, mas no así gallos, ni chivos, ni caballos… Existían tan sólo aborígenes, nativos con una condición y fermento capaces de gestar una Cuba universal. La reacción debe ser mirar hacia el mundo, como visión universal, no como la de un cosmopolitismo de café con leche. Estoy en contra del localismo y del nacionalismo. La Patria es otra cosa: la tenemos todos. El arte no tiene Patria, es universal. Es por ello que lo relacionado con jerarquización es relativo […] Vamos a sugerir entonces ideas acordes a lo que tenemos, a los talentos con los que contamos en la UNEAC –los más avezados y con mayor experiencia--. Por otra parte, lo estético es muy subjetivo. Hay jóvenes con muy buen gusto y otros, que lo tienen pésimo. Debemos convocar, educar a nuestros jóvenes por el camino de la contemporaneidad, a no quedarse rezagados […] Tampoco creo que los jóvenes siempre tengan la razón: ellos tienen la intuición, la voluntad de vanguardia, pero a veces se equivocan producto de la falta de una educación en el hogar, familiar, o de una educación general o artística. Lamentablemente, en nuestras escuelas no se estudia arte, ni música. Para que un joven conozca acerca de la riqueza que ostentan las religiones africanas (o los patakis africanos), tiene que involucrarse en ellas […] Hay que explicarle al pueblo de Cuba y, en especial a sus jóvenes, que la única mitología que hemos tenido aquí es la yoruba, no la de los arcontes de Grecia –como bien destacara José Martí--; de esta forma, al igual que debemos y tenemos que aprender de las riquezas que hemos heredado de África y de España, también debemos hacerlo acerca de la contemporaneidad, de la vanguardia. Este es un tema verdaderamente complejo.

Numerosas y diversas son las actividades que la UNEAC tiene programadas para lo que resta del presente año. Al respecto, su vicepresidente Luis Morlote anunció –entre otras--, las presentaciones en el espacio Sábado del Libro (12 de julio), en la Habana Vieja, del título: Palabras de la cantante y trovadora Marta Valdés, al igual que de la obra titulada: El vecino de los bajos del inolvidable humorista Enrique Núñez Rodríguez (19 de julio); en septiembre se efectuará un taller sobre el gusto audiovisual; en octubre será discutido el Anteproyecto de Estatutos de dicha organización por parte de las diferentes sub sedes y comisiones de trabajo existentes en todo la Isla y, en ese mismo mes, se llevará a cabo su primer consejo nacional.

Asimismo, a partir de enero de 2015 Morlote anunció la realización de un nuevo proceso de crecimiento de la membresía. Igualmente expresó que cada una de las comisiones de trabajo del VIII Congreso de dicha institución estará interconectada con los miembros de nuestra presidencia nacional y con cada institución ministerial u organismo de gobierno –incluido el segmento de los cuenta propistas--, al igual que contribuirán en el reforzamiento de los temas de debate, de reflexión y de crítica. Hay que dar respuesta a todo lo planteado durante el Congreso.

Por su parte, Pedro de la Hoz, el también miembro directivo de la UNEAC hizo hincapié en la labor que realizan las distintas comisiones en diversos espacios, con el objetivo de potenciar el trabajo de la crítica creativa literaria en los medios de comunicación.

Ocho comisiones de trabajo como son: Educación, Cultura y Sociedad, la de Medios, Mercado e Industrias Culturales, o la de Cultura comunitaria se encuentran ligadas muy directamente a la vida de la sociedad cubana actual; con la diversidad de sus problemas en específico, sus aspiraciones, sugerencias y acciones educativas.

Finalmente, Barnet también informó que cercano a conmemorarse el Aniversario 112 del natalicio de nuestro poeta nacional Nicolás Guillén, se llevará a cabo una peregrinación al lugar donde reposan sus restos en la necrópolis de Colón el próximo miércoles 16, en horas de la mañana. Asimismo, ese día, pero en horas de la tarde, la Fundación Fernando Ortiz otorgará el Premio Catauro a su libro más importante en este año.

En suma, y como bien expresara el presidente de la UNEAC durante el pasado Congreso de esa institución: «Cada día los lazos entre las provincias, los municipios y la sede nacional se fortalecerán más para que nuestro trabajo sea verdaderamente una obra de todos».