Ingeniero de semblantes… (De nuevo Stalin en Cuba)

Por Jorge Luis Montesino Grandias 

 

Stalin es una de las figuras perpetuas en el panorama político e ideológico mundial; lo cual indica que nunca deja de estar; la exposición titulada REMOVED (anularse) tiene la virtud (entre otros propósitos) de acentuárnoslo.

 

Informe

Primero: la inauguración se realizó en marzo, mes en el cual murió Stalin.

Segundo: REMOVED abre sus puertas al público el viernes 3, y es el día 5 (pero en 1953 a consecuencia de una hemorragia cerebral) que el hombre acerado cierra sus ojos.

Tercero: Abel Herrero expone semblantes de humanos antes exterminados y purgados bajo mandato de S.

Cuarto: el conjunto expositivo transmite ambiente de campo santo, desde donde nos miran 13 rostros fantasmales ejecutados específicamente para la galería El Reino de este mundo: Vsevolod Mejerhold, Alekandr Voronskij, Andrej Platonov, Osip Mandelstam, Isaak Babel, Pavel Florenskij, Jurij Dombrovskij, Damil Charus, Evgenij Zamjatin, Boris Piliajak, Nikolai Klynev, Nikolaj Gumilev, Marina Cvetaeva.

Quinto: retratos o biografías pintadas a celebres intelectuales y escritores para ser vistos en la institución mayor a cargo del saber, la Historia, la literatura y los libros en Cuba: la Biblioteca Nacional José Martí.

Sexto: así Herrero coloca de frente el bloque martiano y el gris acerado y frio…

Séptimo: REMOVED es un pretexto humano, un gesto después que Auswitch retiene la poesía.

II

El Reino de este Mundo, galería perteneciente a la Biblioteca Nacional, durante el mes de marzo cobijó una muestra insólita en el escenario expositivo cubano. REMOVED, fértil en su síntesis aplastante, irradia vectores de singulares contenidos hacia múltiples direcciones.

En mi opinión:

  1. Ajustados al factor institucional (Biblioteca Nacional José Martí)
  2. El temporal (diálogo con la memoria universal y su repercusión contemporánea)
  3. El socio-político (experiencia en la constitución y desarrollo de sociedades humanas viables)
  4. Y el discurso yuxtapuesto al género retrato.

Así quedan colocados frente a frente el potencial simbólico-cultural que instituye y atesora la Biblioteca… a través de su galería, por una parte, y, por otra, una de las etapas de oscura contradicción en el filoso camino por el Socialismo en tierra Soviética. Marco de diálogo que favorece incógnitas haciendo nido en la cabeza de quien mira REMOVED.


Luis Falbello. Bohemia. Año 36, Núm. 6, febrero 6 de 1944. Departamento Hemeroteca Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

Como núcleo irradiador del plan y potencial metafórico de la muestra, concebido por sus organizadores, la insigne institución hecha palabras con la historia universal y cubana conservada en cuantiosas páginas que de una u otra forma documentan el controvertido periodo sometido por el “padrecito rojo”. Clasificados como Proceso de Moscú y purga estalinista desvariada en los años treinta y cuarenta alcanzan considerable espacio en los medios de comunicación y el debate ideológico mundial, y, por supuesto, insular sincronizados al contexto eslavo, respecto al cual se iría entretejiendo parte del proceso político y estético-artístico cubano desde la década de 1920. Ello propicia diálogo en la discusión de las ideologías antes de quedar en papel. REMOVED, en sus artífices, tampoco pierde de vista el enclave urbano del edificio. Así, ambas (la exposición y la biblioteca a sus órdenes) nos abren las puertas retiradas de un pasado.

La temporalidad hace de las suyas, modelo de un potencial propositivo y mediador que llega a perturbar en perspectiva histórica.

Abel Herrero, artista cubano residente en Italia desde 1994, se planta y hace guiño a la Historia. Sus temas o zonas sociales, políticas e ideológicas de indagación artística escudriñan y revelan negativos. Se ha dicho que Stalin (digo yo en su mónada) garabateaba la superficie de las fotografías a sus reprimidos; de hecho los 13 semblantes expuestos echan en cara aquellas frontales y perfiles adheridos a expedientes y archivados. El semblante es represión y el retrato es-posición. Los trece presentados en óleo sobre tela hablan de la condición humana restringida, con la palabra en la punta de la lengua…

¿Y por qué semblantes pintados y no retratos en el sentido ortodoxo del género?; pienso mientras circulo con la mirada la galería de ambiente fantasmal. Despliegue de semblantes, es decir, de sucesivas expresiones, regaños, confesiones, más que formales retratos al óleo sobre tela. Son facciones que contienen la represión, el asedio individual e ideal.  

Fíjese el lector que distingo semblante de retrato para respaldar la elaboración axiológica e iconicidad de una visualidad fantasmal, tensada en el juego mente-rostro. Ninguno posó frente a su verdugo compelido a retener un físico de archivo. Estos semblantes son consecuencia de opresivas experiencias de vida de intelectuales y escritores clasificados de “enemigos” y “traidores” del pueblo, a la vez que sutilezas estéticas de Herrero para que sintamos lo que no se advierte a simple vista en “la capacidad fantasmal de la imagen”, según Rafael Acosta de Arriba en sus palabras de presentación para la muestra.

Debido a su política espeluznante y dramatismo, REMOVED puede escapar de la oportuna y justa consideración que la acompaña en su realización, confluencias en esta coyuntura, signo de observancia y ecúmene.      

Pero se entiende clarito…

Finalmente, aunque se considera canónico abundar sobre la curaduría y la museografía, componentes básicos en la proporción de cualquier exposición, reitero el estilo de informe o sumario de estas líneas.

 

Nota sobre Luis Falbello:

“Dibujante, especializado en dibujo comercial, fallecido en Madrid hacia 1969. Trabajó para distintas empresas radicadas en La Habana. En 1940 hizo retratos de deportistas para el Diario de la Marina.” En: “Diccionario de artistas plásticos cubanos”, Guillermo Sánchez, Departamento de Arte Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.