“El verso, por dondequiera que se quiebre, ha de dar luz y perfume”

Por Astrid Barnet

“No se trata de Obama ni de Trump. Se trata de una política sostenida a lo largo de casi sesenta años contra nuestro país. Trump ha recrudecido esta política. Hay algo que sí nos han impuesto los Estados Unidos y que estamos en el deber de denunciar, y es el criminal bloqueo de cada uno de sus gobiernos contra la Isla. Mientras el bloqueo exista, será imposible la normalización de las relaciones entre ambos países. Insisto en la palabra bloqueo porque resulta un eufemismo llamarle embargo, como lo hacen los políticos norteamericanos. Desde aquí les pedimos a todas las personas de buena voluntad de los Estados Unidos, que luchen contra el bloqueo del gobierno de su país contra Cuba”.

Así expresó el vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Pedro de la Hoz durante la clausura del Primer Festival Internacional Itinerante de Poesía “Nuestra América”, efectuado en dicha sede y en los también capitalinos Centro Cultural CubaPoesía, Centro Cultural Dulce María Loynaz y en la Casa del Alba Cultural.

La América nuestra, unida en las mejores voces de sus poetas, de aquellos para quienes “la emoción en poesía es lo primero, como señal de la pasión que la mueve”, como concibiese nuestro José Martí al partir a su vez de la pasión de sus principios patrios y de sus deberes y derechos insoslayables como ciudadano promotor de una Cultura muy cubana, universal “y donde el verso, por dondequiera que se quiebre, ha de dar luz y perfume”.

De esta forma transcurrió la segunda semana de julio en la capital de la Isla, con el Festival Itinerante…y sus lecturas declamadas en las voces de poetas de la Argentina (María Amelia Dinova); Colombia (José Alfredo Guzmán Carrascal y Erasmo Rodríguez Barreto), de Chile (Libertad Manque Salinas); Eslovenia (Ana Mateja Rozman); México (Manuel Cuautle); Perú (Mary Soto); y de prestigiosos poetas de Estados Unidos como Robert Louis Hass, Premio Pullitzer de Poesía 2008, John Fitzgerald y Elizabeth Hodges, entre otros, fueron escuchadas en las mencionadas sedes habaneras, además de la presencia de más de sesenta poetas cubanos de varias generaciones, como Miguel Barnet, Nancy Morejón, Alex Pausides, Karel Leyva, Yanelys Encinosa, Alberto Marrero, Georgina Herrera Jamila Medina Ríos, Alpidio Alonso y Basilia Papastamatíu, por citar tan sólo algunos.

Igualmente, en este último día de encuentro y, en su calidad de presentador en esta oportunidad, el también escritor y periodista De la Hoz destacó las presencias --en panel de lujo--, de la poetisa y Premio Nacional de Literatura Nancy Morejón y de dos politólogos e investigadores cubanos: Esteban Morales y Jesús Arboleya, quienes tuvieron a su cargo el análisis del tema Cultura y relaciones culturales. Vasos comunicantes.

Acerca de Nancy Morejón, De la Hoz afirmó que “es una de las escritoras cubanas más conocidas en los Estados Unidos, no sólo en el mundo académico, puede llegar también a un café literario en Albany o a una tertulia literaria en Nueva York, donde tiene cientos de admiradores. Igual sucede en Cuba, o en África en una ciudad tan aparentemente lejana para nosotros pero también muy cercana intelectualmente como es Ciudad del Cabo. Alice Walker –a quien todos ustedes conocen--, me dijo una vez Nancy es uno de los más refulgentes diamantes de las letras de Cuba”.

A su vez la laureada escritora enfatizó en que “aunque se supone que estamos en el reino de la poesía para que entendamos  las diferencias tan grandes entre estos dos mundos, Cuba y los Estados Unidos. Estos son momentos de mucha tensión y de mucha atención y es por ello la significación que tiene hoy la palabra Poesía para nuestra identidad. El conocimiento de Walt Whitmann lo tuvimos a través de las páginas de José Martí: sus famosos textos sobre Whitman, Emerson –este último a favor del medio ambiente, de la naturaleza--, la famosa relación entre Nicolás Guillén y Langston Hughes, al igual que la relación entre José Rodríguez Feo y Stevens…En mi caso he tenido el privilegio de asistir al proceso de traducciones que hizo Eliseo Diego sobre Hughes…En momentos más contemporáneos y donde el tema de género es tan importante, es bueno subrayar el valor que tuvo no sólo para otras generaciones, sino también para la actual, a figuras estadounidenses como Margaret Randall y Alice Walter.

“Y es que a través del tiempo, enfatizó, la Cultura en su género Poesía, ha servido para encontrarnos de manera bien independiente (como hoy se dice), creando un puente de pueblo a pueblo. Sin lugar a dudas que han resultado muy interesantes las lecturas de poemas que hemos tenido junto a personalidades de este mundo como Robert Hass y Narlan Matos, entre otros muchos, como son los casos de Martínez Furé y Roberto Falla, quienes representan esa otra zona no muy conocida relacionada con la tradición oral. Algo que ha traído a la lengua hispana y, en especial de Cuba, elementos procedentes tanto de los Estados Unidos como de otras regiones. Tradición oral relacionada también con la mejor escritura”.

En su intervención el investigador, politólogo y profesor doctor Esteban Morales rememoró que “entre los actos y hechos de agresiones de Estados Unidos contra la Mayor de las Antillas mencionó “el  secuestro del niño Elián, hecho que volcó un punto importante en relación con la percepción sobre Cuba”, y agregó seguidamente que “en los años setenta la Administración Ford se vio obligada a aceptar que arribaran a la Isla equipos de transporte procedentes de fábricas norteamericanas ubicadas en la Argentina; Reagan tuvo que negociar el retiro de las tropas cubanas de Angola, mientras que Clinton tuvo que aceptar el regreso a Cuba del niño Elián. Sin lugar a dudas, que empezó a ocurrir algo en relación con Cuba en los Estados Unidos. La propia comunidad cubana allá empezó a cambiar generacionalmente, y comenzó el arribo aquí de estudiantes norteamericanos. Pueden estar seguros de que este ha sido un intercambio que ha salvado a Cuba (…) Cuba tuvo en los Estados Unidos muchas voces solidarias y quienes veían a la Revolución cubana y sus líderes de forma más objetiva. Hasta que la política empezó a cambiar y Obama declaró el 17 de diciembre del 2014 que esta era una política fracasada, pues había aislado a los Estados Unidos. Pero nadie piense que Obama manifestó esto desde una posición derrotista o de dejadez de los intereses estratégicos de subvertir a Cuba. En mi opinión personal, ha sido el Presidente norteamericano quien mejor ha utilizado el garrote y la zanahoria en la historia de los Estados Unidos. Le manifestó al congreso empiecen a prepararse para levantar el bloqueo a Cuba, le puso las multas más increíbles a la banca norteamericana internacional para que no negociaran con la Isla. Sin embargo, debemos decir que fue el presidente que más hizo por un acercamiento hacia Cuba”.

En relación con el actual gobierno republicano de Donald Trump, el doctor Morales puntualizó que nuestro país “el intercambio cultural y académico cambia paradigmas, porque dentro de él está la labor de solidaridad que permite además cambiar la percepción sobre Cuba (…) Jamás le haremos concesiones a Trump, con vista a tener buenas relaciones con los Estados Unidos, porque nunca lo ha hecho. Por lo tanto hay que salvar el intercambio cultural y académico. Instrumento fundamental para dar al traste con las intenciones de todos aquellos que aspiren retrotraer nuevamente a Cuba hacia un período de agresividad. La Cultura salva. ¡Viva la Cultura!”

Por su parte el politólogo e investigador Jesús Arboleya enfatizó en que “Trump no se caracteriza por decir la verdad (…) Este es un gobierno bastante complicado para el mundo y, en especial para Cuba, porque si profundizamos en esto, Trump llegó a la presidencia sin el apoyo tan siquiera de su partido (Republicano), sin el apoyo de los grandes grupos de interés, con la oposición de la prensa, sin el voto mayoritario del electorado norteamericano”.

Especificó Arboleya que “Trump simplemente representó la emergencia de un sector particularmente perjudicado por la globalización neoliberal, y que le entregó el voto como una especie de castigo al estado (stablishment). Lo que hemos visto en él es un consenso para gobernar, que lo ha obligado a tener muchas contradicciones. Y esto es lo que ha pasado exactamente con Cuba (…) Primeramente, durante la campaña electoral, expresó que estaba de acuerdo con la política de Obama, pero después cuando trató de ganar el apoyo de un sector de la comunidad cubano-americana habló sobre su cambio de política respecto a la Isla. Es importante recalcar que él no ganó la Florida por el voto de la comunidad cubano-americana; comunidad que realmente votó por Hillary Clinton; incluso, fue la primera vez que un candidato demócrata superaba a un republicano en relación con el voto cubano-americano”.

La actividad contó con la presencia del doctor Armando Hart Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano, y del Héroe de la República de Cuba y poeta, Antonio Guerrero.