Arte teatral y actividad política: una relación necesaria

Por Raúl Olivera Hernández

    En torno a la creación escénica y a los procesos políticos, en algunas ocasiones, se forman prejuicios y estereotipos que impiden una comprensión rigurosa de las problemáticas actuales.  Este tema lo podemos ampliar en el número 184 de la revista “Conjunto”, publicación dedicada al teatro latinoamericano, presentada en la sala Manuel Galich de la Casa de las Américas, sita en el Vedado. La dirección de dicha revista está a cargo de Vivian Martínez Tabares. En las páginas de esta revista, según la editorial, encontramos críticas, estudios teóricos e informaciones acerca del movimiento teatral latinoamericano, así como textos completos de obras que cumplen el doble objetivo de: ofrecer un campo para difundir la producción la producción teatral y romper la incomunicación entre los teatristas de la región.

   Esta nueva edición comienza con un trabajo de Andre Carreira, director, profesor e investigador brasileño, titulado ¨¨Teatro y participación política. En la segunda parte aparece el texto dramático ¨¨Dominicanish¨¨ de la autoría de Josefina Báez, actriz, performera, artista multimediática, bailarina, poeta y profesora residente en Nueva York. Para el cierre de la entrega literaria, el equipo editorial seleccionó el siguiente título: ¨¨Leer el teatro, lo personal es político¨¨ de Mariana Percovich, dramaturga,  directora y docente uruguaya. Aquí la autora analiza el libro ¨¨Si esto es una tragedia yo soy una  bicicleta¨¨ concebido por la escritora Legna Rodríguez Iglesias, el cual ganó el premio Casa de las Américas en el año 2016.

   El equipo de realización estuvo conformado por: Aimelys Díaz en la redacción, Pepe Menéndez en el diseño y Jorge Alberto Tartabull en la coordinación de  impresión. Esta revista de cierto modo puede funcionar como pretexto artístico, de hecho ocurrió así, para abordar temáticas de vital importancia en nuestro contexto, como son: el vínculo entre arte teatral y actividad política, la importancia de la participación ciudadana en los procesos políticos y artísticos, y la eficacia de los espacios institucionales encargados de promover la producción teatral de los diferentes creadores.

    En la portada de la revista se escogió una fotografía de la puesta en escena ¨¨Carmen Loisaida¨¨ de Teatro Círculo (Estados Unidos). En la contraportada apreciamos otra imagen fotográfica que pertenece a la obra ¨¨A missao en fragmentos…¨¨ de Eugenio Lima (Brasil). Es oportuno señalar la manera en que están organizados los textos literarios, que unido al empleo de los colores como blanco y negro, y el diseño usado en la publicación le otorgan impacto visual a la revista, propiciando de esta forma una lectura entretenida y reflexiva por parte del público que decida adquirir esta nueva edición

    ¨¨Conjunto¨¨ es un testimonio visual y gráfico de la escena teatral latinoamericana contemporánea. La revista recoge informaciones sobre la presentación de diversos creadores de la región, durante su recorrido artístico por otros continentes. Tal es el caso de la agrupación ¨¨¨Teatro Hispano Gala¨¨ fundada en la década de los años 70 del pasado  siglo, en Washington, D.C, Estados Unidos.

    El arte teatral se nutre de la actividad política y viceversa. Hacer teatro implica de modo directo o indirecto, participar de la actividad política. Al escenificar lo político estamos frente a lo que algunos autores denominan dramaturgia política. En síntesis, la creación escénica es una acción política.

    Mostrar lo que hacen los teatristas y  mostrarlo en espacios públicos es una necesidad artística, cada vez más presente en nuestros creadores. Temas como: la asignación de roles políticos prestando especial interés al tema de género, relación entre política y economía, las mediaciones espacio temporales del poder político, el uso del poder político como fuerza productiva y el papel de la tradición como base para modernizar lo político, son preocupaciones de carácter urgente de los artistas contemporáneos.