Patrimonio documental: Conservación y socialización en la Feria Internacional del Libro de La Habana 2018.

  Por Mabiel Hidalgo Martínez

El Encuentro Científico Bibliotecológico que organiza la Asociación Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI), esta vez, en su decimosexta edición, con el título “Bibliotecas, comunidad y la Agenda 2030 de la ONU”, reunió a profesionales del gremio bibliotecario nacional y a participantes extranjeros, en pos de compartir el conocimiento y fomentar el debate. Este evento se realiza cada año, desde 2003, en el marco de las actividades por la Feria Internacional del Libro de La Habana.

El Panel “Patrimonio documental: conservación y socialización” fue el tema que ocupó la Sala Teatro de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM), en la mañana del 9 de febrero de 2018. Fuente de información valiosa son las colecciones y archivos que poseen las diferentes instituciones culturales del país y el rescate de la memoria historia contenida en ellos, las estrategias para una mejor conservación de sus documentos, entre otras aristas, fueron ejes temáticos que centraron la atención en el panel.

La moderadora, Lic. Mabiel Hidalgo Martínez, presentó las seis ponencias que tuvieron lugar, en representación de las Filiales provinciales de Villa Clara, La Habana y Sancti Spíritus, respectivamente. Comenzó la jornada la Lic. Marlén Lara Panol, de la Biblioteca Municipal “Antonio Arias”, de Caibarién, con el análisis de la publicación periódica Archipiélago y la prensa local de dicho territorio villaclareño. En un segundo momento, la investigadora de la BNCJM, Mabiel Hidalgo Martínez, presentó la “Visión del Caribe en los libros de la colección América de la BNCJM”, resultado de investigación que reúne elementos descriptivos del conjunto de libros del siglo XVlll sobre el proceso de colonización y caracterización de los pueblos caribeños, desde una perspectiva euro centrista.

La exposición de la investigadora española Gema Desirée Cristóbal Querol, en representación de sus colegas Isabel Portela y Susana Ramírez, con el tema “Los archivos personales en las Bibliotecas nacionales hispanoamericanas: necesidad de descripción archivística”, es válido destacar, pues ofreció una mirada crítica al proceso de catalogación de los archivos personales devenidos en colecciones, en las diferentes bibliotecas nacionales objeto de análisis.

El rescate de la memoria de personalidades que han aportado a la profesión bibliotecaria en el país, constituye una motivación para aquellos que hoy ejercen la profesión. Así lo expuso la Dra. Felicia Pérez Moya, en representación de la MSc. Carmen Sánchez, MSc. Amiris Llanos y  la Lic. Ana María, del Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus. La ponencia “Doctor José Manuel Castellón Mortera. Personalidad de la Bibliotecología espirituana”, es un tributo a un médico que dejó su impronta en el quehacer bibliotecológico de esa región.


Dra. Felicia Pérez Moya durante su exposición

Con el histrionismo al que nos tiene acostumbrado, el MSc. Osdiel Ramírez Vila, de la BNCJM, abordó la “Salvaguarda de encuadernaciones en piel y pergamino”, con ejemplos que movilizaron la conciencia de cada trabajador implicado en la labor de salvaguarda del patrimonio documental. Sus reflexiones en torno al conocimiento del objeto libro, para poder comprender sus particularidades y por ende, el abordaje necesario, es un llamado permanente que realiza el especialista, basado en la sensibilidad y el adecuado comportamiento durante todos los procesos que se realizan en nuestros centros.


MSc. Osdiel Ramírez Vila.

Como colofón “El Humor gráfico del Período Especial en el Dedeté (1994)”, del  Lic. Abel Molina Macías, en representación de la Biblioteca Histórica Cubana Americana, trajo al recuerdo escenas pintorescas de aquellos difíciles años para los cubanos, y la importancia de rescatar, desde la gráfica, los valores y características de una época.

Sin dudas, el panel de Patrimonio fue un espacio de socialización, de nuevos retos en los que enfocar la labor de investigación, conservación y rescate de los valores que nos unen en un contexto en el que, las tecnologías de la información suponen nuevas formas de lectura y de gestión del conocimiento.