Un Libro raro español de Cristóbal Pérez de Herrera: Proverbios morales, y consejos christianos.

Por Olga Vega García

En esta oportunidad se ha seleccionado merecidamente un nuevo título de “tesoros” que cumple 400 años publicado en su primera edición, constituye una obra muy citada por la repercusión alcanzada en aquel entonces, y por ende estaba bellamente ilustrado con grabados xilográficos siguiendo los cánones de los libros de emblemas de la época, todo lo cual hace del mismo una verdadera joya bibliográfica, no obstante los problemas que presenta el ejemplar en cuestión debidos a la acción de agentes físicos, químicos y biológicos que incidieron en él durante un período tan prolongado de tiempo. 

Christoual Pérez de Herrera [i.e.] Cristóbal Pérez de Herrera fue un militar, navegante, médico, político y poeta español, nacido en Salamanca en 1558 y fallecido en Madrid hacia1620. Cursó los estudios de medicina, al parecer en su ciudad natal.  Fue destinado a las galeras del  almirante español Álvaro de Bazán, primer marqués de Santa Cruz (1526-1588) acompañándole en todas las acciones de guerra.  Nombrado  “Protomédico de las galeras reales”, se distinguió como estratega.

Regresó a Madrid en 1592, ciudad en la que se convirtió en el médico de cámara de Felipe II (1527-1598), rey de España, y formuló un programa de reforma de la mendicidad, muy común en aquel tiempo al igual que  la pobreza,  creando albergues; fundamentalmente el que con el tiempo se convertiría en el Hospital General de la Corte. Paralelamente a su especialidad médica desplegó una intensa actividad como arbitrista mediante  memoriales dirigidos al rey sobre diversos asuntos de interés.

Escribió libros y opúsculos, algunos muy importantes, entre los que se se destacael que fue un resumen de los conocimientos médicos de aquella época: su Compendivm totivs Medicinae ad tyrones (1614),  Las Dubitationes ad maligni popularisque morbi (1599),   Brevis et compendiosus tractatus de essentia, causis, notis, praesagio... Morbi Suffocantis (1615),  La Defensa de las criaturas de tierna edad, y algunas dudas y advertencias acerca de la curación de su salud. (1604), publicada en castellano y latín y Los Proverbios morales a los que haremos referencia.

En 1618 publicó esta edición príncipe en las prensas madrileñas de Luis Sánchez, titulada Proverbios Morales, y consejos christianos [sic. ],  muy provechosos para concierto y espejo de la vida, adornado de lugares y textos de las divinas y humanas letras y Enigmas Filosóficas, naturales y morales con sus comentos. Dividido en dos libros dirigido al Serenísimo príncipe Don Felipe de Austria nuestro señor…

Este niño, el  futuro rey de España Felipe IV (1605-1665),  contaba entonces 13 años,  y Pérez de Herrera le dedicó el texto “para excitar su divino y superior ingenio”, y a “Fernando de Acevedo, Presidente del Consejo de Castilla y Arzobispo de Burgos para que lo ponga en manos de su Alteza”.

Se insertaba en la tradición emblemática que ya desde el siglo XVI concedió gran importancia a refranes, proverbios y acertijos, pues se concibió según él mismo expresó “a imitación de la Emblemata del célebre jurisconsulto Andrés Alciato” (1) del cual se atesora un ejemplar en los fondos raros y valiosos de esta institución.

El texto estaba dividido en dos libros tal y como se consigna en la portada, el primero de ellos dedicado a los proverbios morales y consejos cristianos, con un total de 759 proverbios organizados en cinco tratados; y el segundo a los enigmas, en el que figuraban 323 enigmas de raíz popular y erudita distribuidos en tres centurias. 

Se intercalaron 13 emblemas compuestos por mote en latín, la ilustración correspondiente  y un epigrama resuelto en la mayoría de las ocasiones en forma de terceto, que contribuían a  explicar gráficamente algunas de las ideas propuestas.

Véase un ejemplo de ello:
Semper odoratis spirabunt floribus aba, la ilustración correspondiente y el verso en el castellano de la  época:
“Del jardín de la Escritura
y gravissimos [sic.] Autores
He cogido tantas flores”.

Se dice que diez de estos trece emblemas fueron elaborados veinte años antes para ilustrar su Discurso del amparo de los legítimos pobres, publicado en 1598.  En estos Proverbios Morales, modificó sus contenidos, para hacerlos más universales  y los reorganizó conforme a los temas tratados en la nueva obra. A ellos les añadió otros tres emblemas relacionados con el enigma y el ingenio, el carácter prudente y justo ante la fragilidad humana, y la metáfora de la nave que arriba a puerto como final de la travesía vital.

Publicada en la ciudad de Madrid, por Luis Sánchez en 1618, es la edición príncipe y constaba de [25], 224 hojas.  En Internet se cita frecuentemente una posterior de 1733 editada por Francisco del Hierro de la cual al parecer más existen más ejemplares en bibliotecas y librerías de anticuarios y de la que se han hecho reproducciones.

Con escudo real en su portada, tenía un grabado en metal firmado por Pedro Perret (1555-1625?), grabador flamenco, en el que se presenta el retrato del autor de este libro. Perret estudió en Amberes con M. de Vos y en Roma con Cornelio Cort. Fue muy solicitado por numerosos impresores para hacer portadas de libros, marcas tipográficas y viñetas. Establecido en Madrid, laboró para el rey de España Felipe II en vistas y planos de El Escorial, retratos, portadas de libros, y ese monarca  lo nombró «tallador de cámara» en 1595.

Además de los ya mencionados 13 grabados xilográficos enmarcados,  se incluyeron viñetas y letras capitales en este libro. Se tasó en treizento y diez maravedis [sic.] según constó en las páginas preliminares. Incluía índices al final del mismo: Índice de textos de las sagradas escrituras, Índice de autores citados en los proverbios, e Índice de autores de los trescientas y veintitrés enigmas de este libro.

    

Se anexó al final un texto con estampa de la Virgen, y una página adicional,  igualmente ilustrada, donde expresaba “Todo lo que en este libro se escribe, sugeto [sic.]a la corrección de la Santa Iglesia Católica Romana y a la censura de  los Sabios y Prudentes.  Soli Deo honor &gloria”.

     

Tiene sello adherido a la guarda y cuño en la portada,  de la Biblioteca del Colegio de Belén radicada en La Habana.

Presenta encuadernación posterior en piel, con muchas huellas de picaduras de insectos en la parte inicial y final del volumen.

En resumen, de nuevo se divulga un ejemplar antiguo, que ha sido avalado por la popularidad que alcanzó, convirtiéndolo en un clásico en el género,  y que pone de manifiesto una vez más que los plúteos de Fondos Raros y Valiosos de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí custodian sorpresas para satisfacción de los usuarios que desde cualquier lugar del mundo acceden a ellos.

 

Bibliografía citada

(1) ALCIATI, ANDREA, 1492-1550. Emblemata: quae singula concinnis inscriptionibus, imaginibus, ac caeteris, quae ad ornatum  castigationem pertinent, illustrantur . -- Valentiae: Per Ieronymum Vilagrasa, in vico Scapharum, 1660. – Su texto esta impreso en griego y latín. Presenta portada con grabado, viñetas y letras capitales xilográficas, y estaba Ilustrado con numerosos emblemas.

Bibliografía consultada

Biografía de Pedro Perret I [en línea] https://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/perret_i.htm. (Consulta:  21 mar. 2017).

Cristóbal Pérez de Herrera [en línea]
http://www.unav.es/biblioteca/fondoantiguo/hufaexp20/Deleitando_ensena/4._Autores/Entradas/2009/10/29_Perez_
de_Herrera,_Cristobal_%281558-1620%29.html (Consulta:  21 mar. 2017).

Pérez de Herrera, Cristóbal (1556-ca.1618) [en línea] http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=perez-de-herrera-cristobal (Consulta:  20 abr. 2017).

Cristóbal Pérez de Herrera [en línea]. Wikipedia - version of the 10/9/2016. (Consulta:  20 abr. 2017).

Pedro Perret [en línea] Wikipedia - version of the 11/21/2016. (Consulta:  21 abr. 2017).