Razones para un encuentro

  Por Iandra

En esta ocasión, este espacio rinde homenaje al maestro de los historiadores cubanos Julio Le Riverend  Brusone en el XX aniversario de su desaparición física, Dr. en leyes, historiador y economista de larga trayectoria, graduado de Bachiller en Letras y Ciencias, y además, Director de la Biblioteca Nacional de Cuba "José Martí”, desde 1977 hasta 1988.

Para dar comienzo a este lindo homenaje y honrar la memoria de este gran ilustre de las Ciencias Sociales en Cuba estuvieron como invitados, el Dr. en Ciencias Históricas, Rolando García: Escritor e Investigador Titular del Museo Nacional de Historia de las Ciencias Carlos J. Finlay, Profesor Titular de la Universidad de La Habana y además,  miembro de la Sociedad Económica de Amigos del País (SEAP); y la Master en Promoción Cultural, Margarita León Ortiz:  Lic. En información Científica y Bibliotecológica, Investigadora Auxiliar de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí y Profesora Titular Adjunta de la Universidad de la Habana.

El Dr. Rolando como amigo y compañero de trabajo del  Dr. Le Riverend,  explicó a través de un breve pero muy explícito power point, los momentos más importantes de su vida, en los que él también fue partícipe. En el año 1967, se comienza a desarrollar un amplio movimiento de activistas de historia en el cual se destaca la activa participación del Dr. Le Riverend  a través de intervenciones y  magistrales conferencias  en actos y eventos de la UNHIC (Unión de Historiadores de Cuba);  concurrió a inauguraciones de museos y como jurado intervino en la entrega de premios en concursos de historia. Su puntualidad, seriedad y exigencia en todas las actividades a las que asistía, era admirable por los demás compañeros que allí se encontraban. Hizo alusión a las obras literarias más significativas que habían aportado significativamente a la historiografía nacional. No dejó de mencionar las distinciones y órdenes obtenidas durante su fecunda vida profesional, ni a su adorable esposa Mercedes Morales, quien siempre estuvo a su lado, en el trabajo, como en su vida sentimental, y en todas las presentaciones de sus libros,  ´´era una pareja excepcional, muy querida y muy respetada entre ambos´´ .(palabras textuales)

´´Su personalidad me imponía respeto… porque ya venía con un historial que ni imaginar que pudiéramos estar tan cerca de una personalidad como esta´´ (palabras textuales). Las cualidades del historiador, resaltaban en cada una de las palabras de la investigadora Margarita León, lo destacó como una persona muy pausada, y receptiva ante las opiniones y criterios de los trabajadores,  comentó además, sobre su desempeño y desarrollo como director de la Biblioteca Nacional, donde con una nueva estructuración,  unifica y refuerza el trabajo bibliotecológico en la institución, crea nuevos departamentos, cátedras, como ´´Enrique José Varona y María Villar Buceta´´, donde asistían investigadores  y pensadores para debatir temas referentes a la filosofía , la historia y la bibliotecología. Recordó momentos inolvidables con emoción y cariño vividos en ese periodo, muestras expositivas vistas por grandes personalidades de la literatura y de la cultura a nivel nacional e internacional, y expresó su gratificación por haberle aportado conocimientos novedosos tanto personal como  profesionalmente.

La audiencia con aplausos y diversas opiniones demostraron su empatía  por el Dr. Julio Le Riverend  Brusone, uno de los tantos directores que han marcado y han hecho historia en cada rincón de la Biblioteca Nacional de Cuba José Marti, cada uno con su experiencia y sus saberes según la época  que les tocó vivir, por eso este merecido homenaje a esta gran figura, porque aunque físicamente ya no se encuentre presente,  ha dejado su huella perenne en  el corazón de los que lo conocieron y de aquellos que no tuvieron el privilegio de conocerlo.