Imaginarios:

Nuestra Librínsula no quiere dejar pasar por alto el XX aniversario del Concurso Leer a Martí, y por ello dedica su Imaginarios a este importante evento.

 

Celebración del xx aniversario del concurso leer a Martí

Por Margarita Bellas

El teatro de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí fue el escenario perfecto para este acto donde la Obra Martiana tiene un lugar privilegiado, aquí se reiteran sus maravillosos versos.

Cultivo una rosa blanca. En julio como en enero para el amigo sincero que me da su mano franca. Y para cruel que me arranca el corazón con que vivo cardo ni ortiga cultivo; cultivo una rosa blanca.

   

Con la lectura de este bello poema de nuestro apóstol nacional, recitado por la locutora del acto, la joven actriz Andrea Doimeadios, comenzó la celebración en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí de la celebración del 20 aniversario del Concurso Leer a Martí, tarea Insigne del Programa Nacional por la Lectura de Cuba rectorado por la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

La ocasión fue de lujo, tras escuchar las notas de nuestro Himno Nacional, la joven locutora hizo énfasis que la celebración estaba dedicada al 57 Aniversario de la Victoria de Playa Girón. El acto abrió con la presencia de Kenelma Carbajal, viceministra de Cultura. Nancy Machado Subdirectora General, Maritza Mirabal, Lourdes de la Fuente, Mario J Estrada, Sonia Núñez Amaro y Margarita Bellas, subdirectores de la BNCJM, los respetables miembros del Jurado de esta XX Edición y los más importantes invitados: los estudiantes premiados en cada uno de los niveles, así como otros invitados especiales y público en general.

Nancy Machado, Subdirectora General de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, inauguró la fiesta literaria martiana, realzando la importancia del concurso Leer a Martí y sobre todo que dicha iniciativa  haya arribado veinte años ininterrumpidos con un gran trabajo aglutinador de estudiantes de todos los niveles de enseñanza.

“Ser culto para ser libre”. La frase del Maestro se honró mediante la muestra de un video con un recuento desde sus inicios. A continuación se rememoró otra frase célebre del Maestro: “hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”, para dar inicio al reconocimiento a varios estudiantes que fueron premiados en más de una edición. El esfuerzo, la creatividad, sistematicidad y entrega tuvo sus lauros en Beatriz Shakira Valdés Suarez, Liesther Mucheli Borruel, Elisabeth María Valenciaga Méndez, Laura Castelló Caballero y Jennifer Bello Martínez. Elisabeth Valenciaga en nombre de todas ellas, leyó unas palabras de agradecimiento y expresó lo importante que ha sido en su vida estudiantil haber participado en el Concurso.

Otro momento importante en esta celebración tuvo lugar cuando Eddy Rodríguez, mostró el compendio digital realizado por un colectivo de especialistas de la Biblioteca Nacional en cual estaban presentes todos los trabajos premiados, con fotos, estadísticas, testimonios, relación de los miembros del jurado en cada una de las ediciones del concurso, los premiados, colaboradores, un memorable recuento del exhaustivo trabajo de estos 20 años.

“El amor, madre, a la patria, no es el amor ridículo a la tierra, ni a la hierba que pisan nuestras plantas” y “Honrar, honra”. La evocación de las célebres frases del Apóstol, fueron motivo para otorgar un reconocimiento especial a los miembros del Jurado Nacional que trabajaron arduamente para analizar los textos enviados al concurso, es un reconocimiento a las horas de discusiones y reflexiones, que permiten dar a la luz los resultados de la premiación nacional, recibieron el reconocimiento en este día los especialistas.

Jorge Juan Lozano Ros (Sociedad Cultural José Martí) Presidente.

Eddy Rodríguez Garcet (BNCJM) Secretario

 Y a los Miembros:

            Reinaldo Álvarez Lemus (UNEAC)

            Margarita Bellas Vilariño (BNCJM)

            Mercedes Alfonso Chomat (MINED)

            Margarita Morejón Diaz (BNCJM)

            Carlos Manuel Marchante Castellanos (MES)

            Vilma Ponce Suarez (BNCJM)

            Carlos Zamora Rodríguez (UNEAC)

            Loreto C.  Cárdenas Izquierdo. (BNCJM)

            Ana Margarita Bestard Echevarría (BNCJM)

            Miguel Viciedo Valdés (ASCUBI)

        Iliana Ortega Cerra (BNCJM)

Miembro de Honor: Tania Licea Jiménez (UNICEF), que año tras año colabora significativamente con el Concurso  

Tres de estas personas no podían dejar de ser objeto de una premiación especial. Con el apoyo del destacado artista, Alexis Gutiérrez Gelabert que recrea con su arte la obra martiana, y su gesto gentil de donar a la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí parte de sus obras para poder galardonar la labor por años a Jorge Juan Losano Ros, por su labor como presidente del jurado del concurso que más años consecutivos presidiéndolo. Por otra parte, dos miembros del jurado, que llevan formando parte del Jurado Nacional por catorce años consecutivos, Reynaldo Álvarez Lemus de la UNEAC y Mercedes Alfonso Chomat del Ministerio de Educación, fueron galardonados con un reconocimiento especial, donado por el artista plástico.

“Hacer, es la mejor manera de decir,” como dijera el Maestro, por lo tanto la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí no olvidó reconocer el apoyo prestado durante la veintena trayectoria del Concurso al Ministerio de Educación,  donde bibliotecarios escolares, maestros, guías y directivos siempre han estado presentes apoyando el evento Martiano. Por otra parte recibió también un reconocimiento especial el Campamento de Pioneros Ernesto Che Guevara que siempre ha acogido los premiados. No se pudo dejar de reconocer también a todos los contribuyentes como son LABIOFAM, Los Portales SA, CORACAN, COPELLIA, ASCUBI, Empresa de Pan y Dulces, Parque Zoológico Nacional, Ciego Montero, así como la Casa Natal José Martí, el Memorial José Martí, el Centro de Estudios Martianos, La Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena, la Oficina del Historiador de la Habana, la Fragua Martiana, las Unidades artísticas, la FEEM, LA OPJM, LA FEU y muchos otros que a lo largo de todos estos años han colaborado y abierto sus puertas a nuestros jóvenes martianos.

“La ignorancia mata a los pueblos, y es preciso matar a la ignorancia”,  por eso nuestro concurso es tan inmenso, pues hace que cada uno de las personitas que, según su nivel de enseñanza, se involucren y sean un poquito más cultos. Así comenzó la premiación del Primer Nivel de Enseñanza, los chicos de primaria que siempre son la mayoría de los concursantes. En la presente edición resultaron premiados: Vanessa de la Caridad Pantoja Pineda con Meñique y los amigos del cerro San Juan de la Isla de la Juventud, Melani Sierra Peña  con Querida Nene, Emnier Pupo Rondón con Mi amigo el camarón, ambos de Santiago de Cuba, Amanda Marimón Asencio con Para mi amiga Pilar de Pinar del Río, Erika Díaz González con Consejos encontrados en las páginas de un libro, Sheila Yanes Delgado con ¿Para qué luchas, Martí?, las dos de Sancti Spíritus,  Alexander Ernesto Puga Ramis con Un desfile de enseñanza de La Habana, Khaila María Nápoles Osorio con Arcoíris, de Las Tunas, Lindiana Vila Godoy con  Mi revista martiana, de Cienfuegos y Gabriela Molina Rivas con Un acto de amor, de Sancti Spíritus, quien recibió además el Premio Hortensia Pichardo por ser el mejor trabajo del Primer nivel.

“Saber leer es saber andar. Saber escribir es saber ascender”, con esta frase martiana comenzó la premiación de los alumnos del segundo nivel. Aquí resultaron premiados en esta XX Edición: Marien Piñero Rodríguez con Un encuentro inolvidable de la Isla de la Juventud, Laura Castello Caballero con Como mi segundo padre, de Camagüey, Laura Sánchez Ocaña con Carta a Martí, de Holguín, Daniela Mariño Altabás, con Las semillas mágicas, de Las Tunas y Santa Amanda Torres Rodríguez con Imaginando, también de Las Tunas, quien obtuvo además el Premio María Josefa Vidaurreta por ser la mejor concursante del Segundo Nivel.

    7

“Quien se alimenta de ideas jóvenes, vive siempre joven”, fue la frase selecta para dar inicio a galardonar a los jóvenes de tecnológica y preuniversitaria, pertenecientes al tercer nivel, quienes resultaron ser: María Karla Rodríguez Romero con Encuentro martiano con la naturaleza de Villa Clara, Jesús Randy Vargas Miranda con Queridos maestros Martí y Fidel, de Holguín, Liesther Muchuli Borruel con Hasta hoy… de Santiago de Cuba.

“Haga hombres, quien quiera hacer pueblos”, nuestros estudiantes universitarios están haciendo pueblo, como prueba de ello fueron premiados tres estudiantes de la Universidad Central de Villa Clara: Yinet Jiménez Hernández con su artículo Asia en Martí: el discurso de la alteridad en la Edad de Oro, Roxana Peña Olmo con su artículo El conocimiento científico- teórico de José martí en la Edad de Oro y Dailet Soriano García con el articulo La historia de América contada por sus hombres: la configuración indígena latinoamericana desde la perspectiva martiana en varios textos de la Edad de Oro, quién fue laureada además el Premio Gonzalo de Quesada y Miranda por ser el trabajo más destacado en el Cuarto Nivel.

   

Como finalización de la Premiación, se entregó un merecido reconocimiento al Premio Especial Por la senda se Martí. Yo soy Fidel, a Elianis Suarez Feliú  por su texto Con el sol del maestro de la provincia de Cienfuegos.

Otras instituciones y organismos se sumaron a la entrega de premios, estos fueron el Parque Zoológico de 26, La Dirección de prisiones de Pinar del Rio, la FEEM, la OPJM y la FEU.

   

Para agasajar a los homenajeados, la actividad artística contó con la participación del Coro Ensemble Vocal Luna y su cantoría infantil Lunita, bajo la dirección de la maestra Maribel Nodarse Valdés y el Coro de Adultos, los cuales deleitaron a todos con sus virtuosas interpretaciones, logrando involucrar a los presentes en sus cantos alegóricos cubanos.

Como parte del memorable evento, se inauguró la Exposición bibliográfica y plástica XX Aniversario Concurso Leer a Martí, estando presentes sus dos maravillosos artistas Alexis Gutiérrez Gelabert(1) y Rael Rodríguez Capote(2), quienes se sumaron con gran entusiasmo a la celebración de la Biblioteca Nacional de Cuba con motivo del XX Aniversario del Concurso Leer a Martí. El primer piso y el propio teatro en el momento de la premiación se vieron engalanados con obras de estos dos artistas.

   

El artista presenta para esta exposición una serie de piezas que interpretan, en su imagen visual los versos sencillos y varias lecturas de la revista La Edad de Oro de José Martí con una técnica mixta que envuelve disimiles materiales; que solo un artesano dedicado podría combinar. Los huevos, tienen también ingeniosos mecanismos que nos dejan ver pequeñísimas figuras dentro; siendo en algunas piezas el eje central de ellas. El resultado final son estas pequeñas obras a las que, el mismo artista denomina “bocetos para obras de arte”. Piezas de un innegable valor artístico. Además de la donación de sus obras para la premiación, ambos artistas inuaguraorn una exposición relacionada con el tema martiano. Los artistas dialogaron con el público asistente y tuvieron la satisfacción de poder recibir la opinión de varios de los especialistas que trabajan la obra Martiana. La exposición contó además con documentos, fotos, libros, productos digitales, convocatorias, plegables, testimonios y otros documentos, que pusieron de relieve la existencia del Concurso Leer a Martí durante estos veinte años. La exposición permaneció expuesta durante todo el mes de mayo, para celebrar la efemérides del 19 de mayo, día de la caída en combate de nuestro José Martí.

La fiesta concluyó con los premiados, los guías y algunos trabajadores de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí disfrutando de un momento de esparcimiento en la Biblioteca Parque de la mayor institución bibliotecaria del país. Inolvidable fue esta Jornada de premiación, donde las cámaras de la Televisión Cubana también acompañaron el suceso.

Un recuento necesario a propósito del Concurso leer a Martí

Al arribar el Concurso “Leer a Martí”, convocado por la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, a su 20 Aniversario, consideramos importante hacer un recuento de todos estos años en que niños, adolescentes y jóvenes se han involucrado con la obra Martiana.

En la publicación del libro Leer a Martí, primera edición (1998), se afirma que: «En Cuba nació un hombre cuya vida es ejemplo de sacrificio y heroísmo, uno de los hombres más nobles, valiosos y sabios que hayan existido, consagró su vida a la libertad de su patria y por ella murió, para todos ha de ser orgullo en nuestra tierra ese hijo de América que por sus virtudes, por su ejemplo, puede ser para todos los hombres del mundo el más noble espejo y el guía más puro, ese hombre es José Martí», creo que estas son razones convincentes para continuar con un Concurso que logra cada año relacionar, motivar y aproximar a estudiantes de todos los niveles de enseñanza a este hombre orgullo de Cuba y el mundo.

Me gustaría iniciar este recuento haciendo alusión a sus fundadores Eliades Acosta Matos, entonces director de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, y a Marcia Medina Cruzata que tuvieron la feliz idea de crear este Concurso como parte de las acciones del Programa Nacional por la Lectura rectorado por la Biblioteca Nacional. Desde su comienzo, importantes intelectuales se sumaron a la idea. La primera presidenta del jurado fue la ilustre intelectual Rafaela Chacón Nardi, Armando Hart, entonces director de la Oficina del Programa Martiano, también abrazo la idea con entusiasmo. Otros muchos intelectuales han estado relacionados con el Concurso y han honrado al mismo, siendo parte del Jurado, como es el caso de: Emilia Gallegos, Víctor Fowler, María Dolores Ortiz, Mayra Navarro, Adrián Guerra, Carlos Zamora, Omar Felipe Mauri, Mercedes Alfonso Chomat, Carlos Manuel Marchante,  Esteban Llorach Ramos quién merece la primera mención especial por haber sido por varios años el editor del libro Leer a Martí, mención especial merecen también en este recuento Jorge Juan Lozano Ros que es el presidente del Jurado en la actualidad y que por más años consecutivos funge como tal, pues lleva 8 años asumiendo esta responsabilidad, y Reinaldo Álvarez Lemus que es el miembro del jurado que por más años consecutivos, con un total de 14, continúa como  parte del mismo, en el año 2005 fue su presidente y varias veces editor del libro Leer a Martí y Martí en la Universidad. Otros muchos intelectuales a lo largo de toda la Isla se han involucrado en este concurso como: jurados provinciales, municipales y el nacional, revisores, divulgadores… a todos, el agradecimiento inmenso de la dirección de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

La Obra más recurrente durante estos años es La Edad de Oro, algo lógico si se tiene en cuenta que los alumnos con mayor participación han sido los niños de primaria. Los personajes de Pilar, Meñique, Masicas, Bebé, Raúl, Loppi, Piedad, Leonor, Magdalena… y otros muchos, nos han acompañado desde la primera edición hasta la última.

 En el año 2009 y por una idea del Dr. Eduardo Torres Cuevas, director actual de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, se incorporan los estudiantes universitarios al concurso, y se publica por primera vez en ese año el libro Martí en la Universidad. Importantes artículos con gran profundidad y estudio de la obra martiana han llegado a manos del jurado, quienes aspiran a que muchos más estudiantes del cuarto nivel de enseñanza se involucren.

 Un análisis cuantitativo nos permite afirmar que las tres provincias con mayor cantidad de premios nacionales son, en este orden, La Habana, Sancti Spíritus y Camagüey, mientras las menos galardonadas resultaron ser Artemisa, Mayabeque y Granma, aunque todas las provincias han recibido premios en una u otra edición.

El primer nivel (niños de primaria), ha sido el más premiado siendo las provincias más destacadas Sancti Spíritus, La Habana y Matanzas.

En cantidad, el segundo nivel (la secundaria), ocupa el 2do escaño de premiados y las provincias más destacadas resultaron ser La Habana, Camagüey y Guantánamo.

En el tercer nivel (el preuniversitario y los tecnológicos), se destacaron las provincias de La Habana, Camagüey y Holguín, ocupan también el 3er lugar en cantidad de premiados.

Con respecto al cuarto nivel (la universidad), Villa Clara, Matanzas y La Habana, son las provincias con resultados significativos, ya que las provincias de Camagüey, Holguín, Cienfuegos y Guantánamo también tienen resultado en este nivel, aunque con pocos trabajos. El resto de las provincias no ha conseguido premios en el 4to nivel. En total 9 provincias no han tributado trabajos para el nivel universitario, solo 7 han sido merecedoras de premios.

Por último, la Enseñanza Especial no se comenzó a premiar desde los inicios del concurso y aunque ocupa el último lugar por niveles en premiación, es oportuno señalar que siempre envían trabajos, lo que nos permite afirmar que en estas escuelas se trabaja con la Obra martiana. La Isla, Guantánamo y Holguín son las tres provincias más significativas. Artemisa, Ciego, Las Tunas y Granma no han obtenido premios en la referida enseñanza. Mientras que el resto de las provincias solo han obtenido uno o dos premios en dicha categoría.

En los primeros años del Concurso, la masividad fue muy fuerte, se obtuvieron cifras considerables de estudiantes que participaron en el certamen desde la Base, transitando por todos los niveles municipal, provincial y nacional. A medida que el Concurso fue avanzando se comenzó a medir más la calidad y la profundidad de los temas, por eso se puede observar que en sus inicios se otorgaban entre 50 y 60 premios nacionales, y desde hace algunos años solo se premian entre 20 y 30 trabajos.

Antes de concluir nos resulta imprescindible destacar como un Concurso tan importante, por lograr que estudiantes de todas los niveles de enseñanza se aproximen a la obra martiana, ha podido involucrar a lo largo de todo nuestro país a bibliotecarios escolares, universitarios y públicos. También a directivos de cultura, padres, educadores, intelectuales, estudiosos de la obra martiana, editores, y a un sin número de patrocinadores. A todos los directivos de las Bibliotecas provinciales, de educación y pioneros. El apoyo incondicional del Campamento Ernesto Che Guevara, y demás Instituciones que nos abren sus puertas durante la Jornada del Concurso. También a los trabajadores de la Biblioteca Nacional vinculados con el certamen, que tienen gran protagonismo en el proceso del mismo, y pertenecen a uno u otro departamento. A niños y jóvenes que cada año brindan su arte en nuestras galas de premiación. A los niños y jóvenes que donan sus dibujos para ilustrar nuestros libros. Y a los miembros de los Jurados en todos los niveles. Por último reconocer a los niños, adolescentes y jóvenes que escriben y Leen a Martí pues “Honrar, Honra” como dijera Martí. A todos ellos nuestro sincero y emotivo reconocimiento por estos 20 años de esfuerzos en esta noble idea de homenajear cada año al más universal de todos los cubanos, José Martí.

(1) ALEXIS GELABERT, pintor, escultor, historietista, diseñador y ceramista es el gran diapasón que enriquece la obra de este creador de la plástica. Ha participado en gran cantidad de Exposiciones y Muestras. Obtuvo el Premio Concurso ORO NUEVO, Historia sobre La Edad de Oro. (Historieta) que otorga la Oficina del programa Martiano. Su obra dedicada a recrear con arte la Obra martiana es maravillosa. Entre los libros que tiene publicados se encuentra Un sueño un deseo, Ilustraciones. Y Aventura desde la Edad de Oro, 2015. Este autor dono a la Biblioteca Nacional 5 de sus obras para poder homenajear a personas e instituciones que han contribuido con su accionar a fortalecer el Concurso Leer a Martí.

(2) RAEL RODRÍGUEZ CAPOTE, con orgullo afirma que es de Bauta, diseñador industrial y artista plástico. Con vasta experiencia en otras ramas del arte como el diseño y el mosaico, incursiona en un trabajo artesanal diversificado y que a su vez conecta otras ramas del arte como la escultura, la pintura y la orfebrería. Su obra en la técnica de mosaico es amplia. Inspirada en la Obra de nuestro apóstol, encuentra un singular punto de partida en los huevos que hiciera el orfebre ruso Peter Carl Gustanochich-Fabergé, los cuales por su gran hermosura sirvieron de inspiración

Premios Nacionales Concurso Leer a Martí  por provincias en los 20 años de existencia.

Lugares

Provincias

Cantidad de premios nacionales

1

La Habana

88

2

Sancti Spiritus

70

3

Camagüey

64

4

Matanzas

61

5

Holguín

54

6

Villa Clara

51

7

Cienfuegos

49

7

Guantánamo

49

8

La Isla

38

9

Santiago de Cuba

36

10

Las Tunas

34

11

Pinar del Rio

30

12

Ciego de Ávila

25

13

Artemisa

21

14

Mayabeque

19

15

Granma

13

TOTAL

 

702

 

Tabla General Premios Nacionales por años, ediciones y niveles.

AÑOS

Ediciones

1ER N

2DO N

3ER

4TO N

E ESP

Premio Especial

TOTAL

1998

I

25

25

 

 

 

 

50

1999

II

23

20

19

 

 

 

62

2000

III

24

20

18

 

 

 

62

2001

IV

22

14

16

 

 

 

52

2002

V

22

13

9

 

 

 

44

2003

VI

17

10

16

 

 

 

43

2004

VII

15

7

4

 

 

 

26

2005

VIII

18

13

12

 

 

 

43

2006

IX

20

10

6

 

2

 

38

2007

X

15

13

10

 

1

 

39

2008

XI

8

10

9

 

2

 

29

2009

XII

9

7

3

3

 

 

22

2010

XIII

9

5

6

4

 

 

24

2011

XIV

6

4

3

4

 

 

17

2012

XV

8

7

4

3

2

1

25

2013

XVI

11

4

2

3

2

 

22

2014

XVII

13

5

3

3

5

 

29

2015

XVIII

11

5

4

3

5

1

29

2016

XIX

7

3

9

3

2

 

24

2017

XX

10

5

3

3

 

1

22

TOTAL

XX

293

200

156

29

21

3

702

Tabla General por provincias y niveles de los Premiados  Nacionales del Concurso Leer a Martí en 20 años.

Provincias

Cantidad

1er nivel

2do nivel

3er nivel

4to nivel

Enseñanza Especial

Premio Especial

Pinar del Rio

30

18

5

6

 

1

 

Artemisa

21

9

6

6

 

 

 

Mayabeque

19

6

8

3

 

2

 

La Habana

88

32

24

27

4

1

 

Matanzas

61

26

15

15

5

 

 

Cienfuegos

49

21

13

13

1

 

1

Villa Clara

51

13

17

7

13

1

 

Sancti Spiritus

70

44

15

8

 

1

2

Ciego de Ávila

25

12

6

7

 

 

 

Camagüey

64

21

20

20

2

1

 

Las Tunas

34

16

10

8

 

 

 

Granma

13

6

6

1

 

 

 

Holguín

54

17

13

17

3

4

 

Stgo de Cuba

36

16

12

7

 

1

 

Guantánamo

49

17

20

7

1

4

 

Isla

38

19

10

4

 

5

 

TOTAL

702

293

200

156

29

21

3

Porcientos por niveles

42% 1er nivel

29% 2do nivel

22% 3er nivel

4% 4to nivel

2, 5 % Enseñanza Especial

0, 40 % Premios Especiales

 

Con el sol del Maestro

Por: Elianis Suarez Fiallo.

Soy una estudiante de preuniversitario y estoy en el parque divirtiéndome con mis amigos, de pronto escucho que alguien apaga la música, observo que las personas hablan en voz baja, veo a otras tristes con lágrimas en las mejillas, ¿Qué pasaría?, cuando pregunto, una amiga me responde- murió Fidel, un sentimiento triste se apodero de mi corazón, la noticia me tomo de sorpresa.

No hay duda había muerto el gran seguidor de las ideas del apóstol. Ese papel de guía eterno, de ejemplo de conducta y de alineamiento con los pobres de la tierra frente a toda acción de injusticia, de preocupación por el decoro y la dignidad fueron sentimientos de Martí abrazados por Fidel, no solo le basto con asumirlos, sino que se encargó de multiplicar esos valores una y otra vez en cada uno de nosotros.

En su reflexión “La Revolución Bolivariana y Las Antillas”, del 7 de febrero del 2010, escribió:

“Recuerdo en mi época de niño, en mi primer colegio leía con asombro sobre el Diluvio Universal y el Arca de Noé, más adelante centre mi interés en Martí a él le debo mis sentimientos patrióticos y el concepto profundo de que Patria es Humanidad. La audacia, la belleza, el valor y la ética de su pensamiento me ayudaron a convertirme en lo que creo que soy: un revolucionario”.

No resulta difícil encontrar la presencia de nuestro Héroe Nacional en el pensamiento y el accionar de Fidel ´´traigo en el corazón la doctrina del maestro´´, expreso Fidel en su alegato de autodefensa durante el juicio por los sucesos del 26 de julio  de 1953.

Martí fue el verdadero guía, la luz del sol que ilumino a nuestro comandante, en sus convicciones para alcanzar la América soñada. José Martí, siempre estuvo alerta ante las intenciones malignas de los burgueses del norte y mientras escribía La Edad de Oro, descubrió a tiempo sus objetivos. Por eso, se enfrasco en la lucha para alertar a los pueblos del sur y a todos los niños del mundo con palabras cariñosas e inteligentes.

El consideraba a la América como una Patria grande, y a ella se consagro por entero, los alerto del peligro que representaban los países poderosos y ambiciosos como los Estados Unidos que querían apoderarse de los más pequeños, esto lo hizo mediante sus obras como en el periódico Patria, artículos que escribió para el periódico argentino “La Nación”, que se publicaba en Buenos Aires, en esas crónicas explico las triquiñuelas de los Estados Unidos al querer arrebatarnos nuestra libertad.

Nuestro Héroe Nacional quiso que toda América se uniera con lazos de amor, amistad y colaboración. Consideraba que la unión era la solución para acabar con todos los males.

Nuestro Apóstol sentía profunda admiración y respeto por los héroes americanos y sobre ellos dejo páginas inigualables para que las nuevas generaciones conozcan a los paradigmas que lucharon por nuestra independencia como: “Los tres Héroes”, en “La Edad de Oro”. Fidel en su gran obra revolucionaria nos inculco el amor y el respeto hacia los mártires de la revolución como a Vilma, Celia, Camilo, Che y otros muchos. Martí le explico a los niños las creencias mitológicas,  su origen a través de la obra “La Ilíada” y “El Padre de las Casas”. Fidel mediante la entrevista con Frei Betto y después el libro “Fidel y la religión”, nos explica su visión crítica sobre la religión, del papel de las iglesias y los creyentes en Cuba y America Latina.

Algo por lo que Martí lucho siempre fue la igualdad para todos los hombres. Para él no había razas, pues consideraba que el corazón de los hombres era lo que valía y no el color de la piel. Martí admiraba profundamente al indio, pensaba que el aporte y la presencia de este fue indispensable en la creación de la America. Todo esto lo dejo plasmado con su obra “Las Ruinas Indias”.

Fidel también lucho porque todos fueran iguales, sin distinción de raza, ni sexos; hoy todos vamos a la misma escuela todos podemos estudiar una carrera, todos vamos al mismo hospital. Hoy todos somos iguales.

Es por todo esto, que cuando recibí esta triste noticia a mi mente llego este gran recuerdo, no porque conocí a Martí sino que solo basta con leer y reflexionar sobre su obra donde siempre está presente este hermoso sentimiento, para darnos cuenta que hoy en día se hace cada vez más vigente el pensamiento martiano que inculcado a través de nuestro Comandante en Jefe, nos hace más humanos y más revolucionarios.

Lo que con el sol del maestro y el ejemplo de Fidel lograremos todos, la America que ellos soñaron, tal como expreso Martí en sus Versos Sencillos

Cuando al peso de la cruz

El hombre morir resuelve,

Sale a hacer bien, lo hace, y vuelve

Como de un baño de luz.

Fidel exclamo “yo debí nacer sobre una pila de libros”. Pero el propio Martí plasmó en otro apunte una confesión que complementa a la cita y es igualmente aplicable a Fidel: “el libro que más me interesa es el de la vida”.