Detrás del Capitolio…

Texto y fotos: Lucía Sanz Araujo

“Todos estos valores ostentan una vista del Capitolio orlado por una viñeta artísticamente dibujada, presentando en conjunto un sello original y de notable belleza”, así reza en uno de sus párrafos la nota informativa La nueva emisión de sellos de correos será un remember del Capitolio publicada por el diario Heraldo de Cuba el 9 de marzo de 1929.

Y sí, realmente resulta muy atractiva la emisión postal Inauguración del Capitolio de La Habana puesta a circular el 18 de mayo, del año ya citado, tanto para los coleccionistas como para quienes gustan de la investigación.

Esta es la primera vez en que aparece reflejada tan soberbia edificación, una de las más recurrentes en la filatelia de la mayor de las Antillas, y con ella la historia yacente tras las imágenes.

Mediante el Decreto 310, rubricado el 6 de marzo por Gerardo Machado, presidente de la República, se resolvió autorizar a la Secretaría de Comunicaciones “el estudio y confección de un modelo adecuado de sello de correos” especificándose elementos como: medidas, valores faciales, cantidades y colorido de las piezas.

Entre los elementos tomados en cuenta para realizar la citada emisión se exponía en los tres POR CUANTO:

“…el día 20 del próximo mes de mayo es el señalado para la inauguración oficial del Capitolio.

“…dicha inauguración constituye un acontecimiento que, por las proporciones extraordinarias de esa edificación y lo que ella representa para la nación cubana y el embellecimiento de nuestra Capital, debe ser conmemorado en nuestros sellos de correos al igual que lo hacen otros países cuando inauguran una obra de importancia.

“… en la Secretaria de Comunicaciones se han recibido y se reciben constantemente peticiones verbales y escritas de elementos filatélicos y ajenos a la filatelia, manifestando la conveniencia de proceder a la impresión de una emisión de sellos conmemorativa de tan notable acontecimiento, para así difundir por el mundo entero tan elocuente muestra de nuestra cultura y progreso”.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco…

Cinco estampillas conforman la emisión Inauguración del Capitolio de La Habana. Sus valores faciales son: 1 centavo (color verde); 2 centavos (rojo); 5 centavos (azul); 10 centavos (carmelita o castaño); y 20 centavos (violeta). Con una medida de 25 milímetros de alto por 30 milímetros de ancho; fueron confeccionados en papel con filigrana del tipo Estrella, y poseen dentado 12.5.

Al igual que otras muchas emisiones realizadas durante la etapa republicana, no se consigna en los documentos oficiales al autor del diseño, sin embargo, una pista, para posteriores indagaciones, nos la brinda una imagen conservada en el voluminoso expediente de la emisión conservado en el Museo Postal Cubano José Luis Guerra Aguiar.

      

Es la fotocopia de una muestra del sello conmemorativo aprobado el 26 de marzo de 1929 por el Doctor Rafael Sánchez Aballí, Secretario de Comunicaciones, en el lado inferior izquierdo se señala: OGR. Dibujante. Montalvo.

Otros aspectos sumamente interesantes para los investigadores resultan también aquellos enfocados al proceso de diseño y posterior venta de las piezas.

En el caso del primer aspecto, se conserva una misiva fechada el 5 de febrero de 1929, firmada por Carlos Miguel de Céspedes, Secretario de Obras Públicas en ese momento, en la que se queja de inexactitudes y desproporciones en el dibujo de la pieza que se le había presentado por parte del Señor Montalvo, Director de Correos y exige una pronta subsanación.

Respecto a la venta, bien valdría la pena ahondar en la queja publicada por el diario La lucha donde se llama la atención a Sánchez Aballí acerca del acaparamiento por parte de agiotistas de los sellos de la emisión. Incluso existen documentos relativos a una instrucción por malversación postal.

Del lenguaje filatélico

Emisión: Sello o grupo de sellos impresos con un mismo diseño y/o motivo puestos a circular en la misma fecha.

Dentado: Perforación que poseen los sellos entre sí y que facilita su separación. Suele indicarse por el número de orificios contenidos en dos centímetros, se señala primero la medida horizontal y luego la vertical cuando la pieza tiene los cuatro márgenes dentados. Se mide por medio de un instrumento llamado odontómetro.

Filigrana: Dibujos o marcas que posee el papel donde se imprimen los sellos a fin de evitar su falsificación.

Valor facial: Precio escrito en los sellos y hojas bloque. Cubre las tarifas postales y es el de venta en las oficinas de correos. Se expresa en la moneda del país emisor.

 

Pies de fotos

1. Cinco valores, un mismo motivo.

2. Cubierta (sobre) circulada con todos los sellos de la emisión dedicada al Capitolio de La Habana.

3. Muestra del sello aprobada el 29 de marzo de 1929 donde aparecen distintas indicaciones, entre ellas las iniciales del dibujante.

4. La prensa se hizo eco de la emisión mediante la publicación de diversas notas y comentarios.

5. Recorte de prensa en el que se expone cómo se lanzaron al mar las planchas, troqueles y rodillos utilizados en la confección.