Librínsula: La Isla de los Libros

Para llegar a Martí desde sus Cuadernos de Apuntes

Por Astrid Barnet

La Sala García Lorca del habanero Centro Cultural Dulce María Loynaz volvió a ser noticia una vez más con el espacio Espiritualidad y Literatura, el cual convocó en esta oportunidad al tema Grandes figuras de la Espiritualidad en Cuba: José Martí. Dos connotadas investigadoras del Centro de Estudios Martianos (CEM), las licenciadas Caridad Atencio y Mayra Beatriz Martínez tuvieron a su cargo una disertación donde una vez más, nuestro Héroe Nacional estuvo vigente a través de su trascendental pensamiento y obra.

La investigadora y poetisa Caridad Atencio enfatizó en su intervención acerca de los Cuadernos de Apuntes del Apóstol que “En los que trabajamos desde hace algún tiempo en el CEM y que poseen una increíble fuente de información; en cada uno de ellos hallaremos todo lo que va escribiendo durante su actividad como escritor, político y poeta. En ellos se incluyen un sinnúmero de borradores; de citas, conceptos, fragmentos y reflexiones ajenas que va trasladando a su pensamiento propio”.

Relacionado con este tema es que tengo publicados dos libros, uno, Cuadernos de Apuntes de José Martí o La legitimación de la escritura, donde realizo un proceso de sedimentación de sus saberes poéticos. Debo recalcar que estos cuadernos pueden ser abordados desde distintos campos disciplinarios, y yo lo hago a partir de su obra poética y literaria, mencionó la especialista.

El otro libro de su autoría es Apuntes en hojas sueltas o De la escritura rota al resto de la memoria, que incluye papeles que no llega a organizar en libretas. De esta obra escrita la prestigiosa investigadora compartió el tercer capítulo junto al público asistente reunido en la Sala García Lorca del mencionado centro cultural.

"En este tercer capítulo, que titulo La metáfora de su vida, planteo cómo se va conformando en El Maestro su autoimagen y es cuando me percato cómo deja entrever en su ego o elucubraciones personales los principios de su poética y su carácter escritural circunscritos a determinada época y movimientos literarios. Todo ello revela nítida y sintéticamente la naturaleza de su destino, quizás porque existe una necesidad de fuga en sus textos autobiográficos y simétrica necesidad de tomar e inscribir inevitablemente la huella de un sujeto unitario en un modelo lapidario de conocimiento. No obstante, el nivel de reflexión es afín tanto en los Cuadernos...como en los papeles sin organización", expresó Atencio.

En ellos, Martí reconocerá al dolor como elemento fundamental de su vida del cual siempre hallará forma fructífera de sobreponerse: "Yo tengo la fortaleza de la desventura, pero no tengo el arte de la felicidad", citó la investigadora.

Añadió que en estas notas abundan reflexiones y en elaboradas imágenes, reconoce su temperamento y la propensión a la angustia y el desasosiego; la comprensión de la naturaleza de su ser está ineludiblemente unida a una existencia de apostolado, a una vida dedicada al sacrificio: "Los dolores, como ángeles benévolos, corren los velos de mi vida".

Las ideas de sí poseen un profundo grado de interjección, afirmó la licenciada Atencio, "y un gran sentido de sorpresa (...) de gente que agita inesperadamente al Yo, y un auténtico estado de sufrimiento del que podemos imaginar que implica un nivel de autoreflexión que puede llegar a un acercamiento a la verdad, al profundo misterio del ser (...).

Vislumbrar se vuelve un hecho cotidiano en sus Apuntes, preñado de una gran agudeza intelectual y literaria, acotó.

Por su parte, la licenciada Mayra Beatriz Martínez desde hace más de diez años realiza estudios e investigaciones sobre literatura de viajes de Martí y en la primera Edición Crítica comentada de sus diarios de campaña.

Entre sus libros publicados está Convivencias del viajero y en la actualidad trabaja en la democratización del discurso narrativo en los diarios y crónicas de viajes de José Martí, una zaga iniciada en 1875 y que abarca muchos países: México, Venezuela, Costa Rica, Haití, Jamaica, los Estados Unidos.

Durante su disertación, la reconocida investigadora recalcó que "unir los conceptos de espiritualidad y religiosidad en Martí tiende a ser controvertido y confuso a pesar de que estudiosos como Fina García Marruz, Cintio Vitier y Reynerio Arce, lo colocan en línea con el Cristianismo. Tanto una como otra, responden a un particular posicionamiento humano ante el mundo que no necesariamente ha de guardar relación con un sistema de culto entendido como cuerpo de práctica predeterminado de rituales, ceremonias, indispensables para poner al hombre en contacto con lo que se considere sagrado".

Además refirió que todo ello contrastaría con el conocido anti dogmatismo martiano que se expresa en una buena cantidad de sus textos a lo largo de toda su vida y entre los cuales sobresalen aquellos en que realiza una evaluación crítica hacia la iglesia católica como institución, pero también en los que arremete contra la frigidez de las prácticas masónicas, contra el secretismo, no obstante pertenecer a esa institución fraternal.

"La espiritualidad martiana inclina a proponer un nuevo tipo de religión y ha de entenderse desde un punto de vista sociológico o en lo relativo a su actividad social dentro del grupo humano", destacó y añadió que Martí muestra "devoción, pero no abstracta ni personal, sino sentimiento de entrega a un ideal al que efectivamente se erija como sagrado; la necesidad de justicia para todos los hombres durante la vida y no postergable para un momento ulterior o de carácter divino.

 Martí propone una cosmovisión ética, una concepción moral del mundo renovada, a concretarse en realizaciones sociales. Su abordada nueva religión debía ser expresión cuasi metafórica hacia una devoción por la consecución del bien colectivo, comentó Martínez.

Especificó que los pilares en que se asienta la espiritualidad de José Martí, sustentada en cada uno de sus textos y que practicó durante toda su vida, "son los mismos que se convierten en herramientas para su labor emancipadora y proyecto liberador: el ejercicio de las virtudes útiles".