La biblioteca pública Antonio Bachiller y Morales de Cotorro: Un ejemplo de contribución a la Agenda 2030 de la ONU

Por Miguel Viciedo

<< Fachada de la Biblioteca

En saludo al 92 aniversario del natalicio del líder de la Revolución Cubana Fidel Castro, la biblioteca pública Antonio Bachiller y Morales del municipio Cotorro reabrió sus puertas a plena capacidad para ofrecer los servicios bibliotecarios, luego de una necesaria reparación constructiva de su inmueble gracias al presupuesto destinado por la Dirección Municipal de Cultura y el Gobierno del territorio.

El 13 de agosto se celebró el acto de apertura y asistieron Isabel García, directora municipal de Cultura; Osmany Lázaro Pereira, vicepresidente del Consejo de la Administración Municipal; Álvaro Álvarez, vicepresidente de la misma institución que atiende el Programa de Cultura; los promotores culturales de la localidad; el colectivo de bibliotecarios y trabajadores de la biblioteca, así como usuarios y vecinos de la comunidad.

Durante la reapertura Elisa Cabrera, directora de la referida biblioteca, tuvo a su cargo las palabras del sencillo acto. En su discurso comentó los esfuerzos realizados para la reparación del inmueble y detalló cada una de las acciones constructivas ejecutadas que mejoraron la imagen interior y exterior del inmueble, lo cual hará posible que puedan ofrecer los servicios de información y lectura a los miembros de la comunidad en un entorno mucho más agradable y confortable.

El acto estuvo amenizado por el joven solista vocal de la localidad Maylon González, alias El Puma, quien ofreció un mini recital con obras del repertorio musical internacional.

La biblioteca Antonio Bachiller y Morales fundada el 12 de octubre de 1983, ubicada en la calle 20 No. 6934 entre 69 y 71 en pleno corazón del Cotorro, un municipio agroindustrial de la periferia de la capital y que sirve a una población promedio de 77069 habitantes, es desde hace más de 10 años por sus resultados de trabajo y por los servicios de información que ofrece a sus usuarios con el concurso de un colectivo de trabajadores que poseen un alto sentido de pertenencia y de compromiso con la profesión es una de las instituciones más destacadas del Sistema de Bibliotecas Públicas de La Habana.

Múltiples y variados son los servicios de información y actividades culturales que ofrece a la comunidad esta institución, sustentados sobre la base de un diagnóstico socio cultural que les ha permitido identificar los intereses y preferencias de la población, sus necesidades y demandas, y diseñar un programa cultural que satisface esas solicitudes.

En tal sentido, es de destacar varios espacios culturales que forman parte de ese programa y que contribuyen a los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas en cuanto a bienestar y salud, educación de calidad, igualdad de géneros, reducción de desigualdades, protección del medio ambiente y los ecosistemas y que devienen espacios inclusivos de libre acceso a la información como:

Cultivando las letras, espacio que desde 1985 promueve la lectura y la formación de usuarios en las bases campesinas cada mes y que ha propiciado un acercamiento al sector campesino y sus familiares; Aprender para vivir, actividad que desde 2004 desarrolla la labor de inclusión literaria para aquellas personas que tienen alguna limitación físico motora como los jóvenes discapacitados del Taller Socio-laboral que radica en la localidad; y Consejos para mamá, espacio de promoción de la lectura y divulgación de información con temas de interés, que también realiza la biblioteca para mujeres embarazadas que permanecen de manera transitoria en el hogar materno, debido a que presentan algunas irregularidades en el período de gestación.

Los mencionados espacios culturales junto a los servicios de información y otras actividades que ofrece la biblioteca Antonio Bachiller y Morales han enriquecido la cultura general de los residentes y nativos del municipio Cotorro, han mejorado su calidad de vida y se han empoderado como ciudadanos.

<< sala de lectura

Otras bibliotecas públicas de la capital están inmersas en un proceso de reparación de sus inmuebles, fruto también del apoyo que han recibido de los gobiernos locales, como parte de la tarea del esfuerzo decisivo o de la contribución territorial del 1 por ciento del financiamiento del sector empresarial. Esperemos que al igual que la biblioteca municipal de Cotorro puedan reabrir sus puertas y ofrecer sus servicios de información en un entorno más atractivo y agradable como digno homenaje al 500 aniversario de la fundación de La Habana, declarada ciudad maravilla del mundo moderno en el año 2016.

*todas las imágenes son propiedad del autor