Una exposición de Hip Hop Cubano con sabor a archivo, a memoria

Por Nuriem de Armas

Como un camino para acercarse al micro universo poco explorado del rap y el hip hop en esta isla caribeña quedó inaugurada en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí la Primera Exposición-Archivo de Hip Hop Cubano.

De acuerdo con su creador, el investigador Alejandro Zamora Montes, la muestra transita por más de 30 años de cultivarse esos llamados subgéneros musicales en este país y busca ganar en claridad respecto a procesos relacionados con el consumo cultural; racialidad; musicalidad; tecnología; religiosidad; sexualidad y género; política; ideología; entre otros.

En las palabras de apertura Zamora apuntó: “siempre he pensado que una manera fehaciente de conocer a una sociedad es mediante el estudio profundo de su música, incluyendo las corrientes más contemporáneas. En este sentido, la música rap y la cultura hip hop forman parte indisoluble del patrimonio cultural cubano, expresadas a través de flows nacionalistas, scratchs anticoloniales, grafitis defensores de lo diverso y un breakdance que invita a sacudir nuestros cuerpos y mentes para pensar y pensarnos”.

Durante la exposición el público pudo consultar de forma digital carpetas que cuentan con 1088 audiovisuales de hip hop cubano; 26 entrevistas; 5 programas radiales con temática hiphopera; 53 carpetas con publicaciones seriadas, tesis, libros y sitios web (7 tesis elaboradas por autores cubanos); 6 programas televisivos; 315 discos de rap cubano; 79 carpetas de fotos; así como materiales recibidos en calidad de préstamo y donación por prestigiosas instituciones cubanas como: la EGREM; el CIDMUC; el Museo Nacional de la Música; la propia Bncjm y por colecciones personales.

Como preámbulo, el director de la Biblioteca Dr. EduardoTorres Cuevas comentó la importancia de este proyecto que recoge una época, su historia y sus problemas, agregó que además se disfruta, pues permite viajar al recuerdo cuando se aprecia, sobre todo los dispositivos utilizados para escuchar la música en décadas pasadas.

La que se recoge en esta exposición es la música de nuestra ciudad y nuestro mundo sacado de lo universal y que lugar mejor que nuestro país para recoger cómo fueron llegando y mezclándose ritmos, gustos, ideas, sentimientos, afirmó Torres Cuevas.

Aseveró que la biblioteca estará abierta para recoger este tipo de proyecto, que muestra nuestra realidad e identidad, cómo somos sin disfraces ni maquillajes, así como se expresa en esta exposición es la manera en que tenemos que asumir lo que tenemos por hacer en los próximos años.

Por su parte, Zamora manifestó que sueña con la existencia en la Biblioteca Nacional de un fondo de Hip Hop cubano que sea sustentable, expresó: “Y si vamos a soñar en grande, que pueda existir un fondo de Hip Hop latinoamericano. Con un sistema capitalista cada vez más especializado en devorar humanidad… ¿cuánto ayudaría conservar un archivo que ofrezca narrativas de resistencia, alianzas, alegría y pensamiento del Hip Hop, entendido este como un proyecto político de los pobres, a nivel regional?”.

Señaló que ya existen varias canciones de rap que critican las recetas neoliberales del denominado “Donald Trump brasileño”, o rimas en código quechua esgrimidas por el rapero peruano Liberato Kani, en franca apología de procesos identitarios y tradicionales. Pero para lograr esta utopía precisamos estar unidos; elaborar estudios académicos profundos; ganar en liderazgo y conciencia política; poseer un objetivo común, amén de las diferencias; y manejar políticas culturales que permitan emprender proyectos interesantes, emancipadores. Siempre con visión de futuro y justeza. Sé que lo anterior no resulta tarea fácil, pero al final ganaría el Hip Hop; Cuba; Latinoamérica. Ganarían los “pobres de esta tierra” la posibilidad de perpetuarse. Y con ellos, como dijera el apóstol, quiero yo mi suerte echar.

La curaduría de la exposición corrió a cargo del historiador del arte e investigador Jorge Luis Montesino Grandías. A la presentación asistieron, además, Rubén Marín, director de la Agencia Cubana de Rap, Víctor Fowler, poeta y ensayista, así como Rodolfo Rensoli y Balesy Rivero, fundadores de los festivales de rap en Cuba, entre otros investigadores y musicólogos del Centro de Desarrollo de la Música Cubana (CIDMUC), algunos “moñeros” (pioneros en Cuba de la cultura Hip Hop) y cultivadores del género (activistas, raperos, grafiteras, Djs, bailadores).