El conocimiento y uso de las TICs y la validación del programa formativo de Alfin de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí

Por Reina Ramírez Granela

El conocimiento de las habilidades en el uso y manejo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) y su constante desarrollo, aportan sin lugar a dudas, valor agregado a nuestro trabajo específico.

El ámbito del desarrollo tecnológico para la gestión de información en la actualidad, exige una inminente necesidad de desarrollo de habilidades en las bibliotecas, es por ello que estar actualizados y en permanente superación exige de nuestros técnicos y profesionales una cuota extra de atención.

Las bibliotecas forman parte indisoluble del conocimiento que adquiere una buena parte de la sociedad, ya sean escolares, públicas, especializadas, etcétera. Es en estos recintos, patrimoniales es donde se adquiere una parte de la cultura que contribuye, de manera positiva, a complementar todo tipo de estudios y a enriquecer, en gran medida, el acervo investigativo de una considerable parte de la población.

La utilización de estos medios, devenidos del constante desarrollo de las TICs, se ha extendido, por su forma dinámica y su fácil traslado y manipulación. Las mismas propician la adquisición y transmisión de contenidos en tiempo récord, lo cual ha beneficiado el desarrollo de las comunicaciones, el empleo de herramientas para su uso, la masificación y transmisión de contenidos, a través de Internet, favoreciendo además el desarrollo de las personas, y el de sus proyectos.

Es conocido que el paradigma de la Alfabetización Informacional (Alfin) formula varias habilidades que se requieren para la óptima gestión de información a través de los medios tecnológicos.

Más allá del empleo de una computadora debidamente habilitada con las especificidades técnicas que se requiere, desde el punto de vista de hardware, software, y de tener garantizada la interconexión a través de redes tanto internas como externas, que posibiliten el éxito de su funcionamiento (aspecto aún incompleto en nuestros predios); debemos planear y cumplir el mayor reto de nuestras entidades bibliotecológicas en este momento, la preparación de su capital humano de cara a las exigencias de un futuro que ya está tocando a las puertas con insistencia.

En tal sentido se debe trabajar en la capacitación del personal con el objetivo de lograr el empoderamiento de los conocimientos que se requieren, para estar a tono con el funcionamiento de la biblioteca moderna, y en virtud de estos procesos dinámicos de obtención de la información a través de las TICs, con lo cual se brindará un mejor servicio a los diferentes usuarios que nos visitan.

En el número anterior de Librínsula esbozamos algunas consideraciones de los resultados obtenidos en el diagnóstico realizado en nuestra entidad, para evaluar e identificar las competencias informacionales de los profesionales de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (Bncjm). A continuación podrás apreciar algunos aspectos tomados en cuenta, para la elaboración del programa formativo en Alfin, los cuales se basaron en teorías existentes y experiencias de otros centros pioneros en esta actividad en Cuba, con varios años de recorrido, como es el caso de Infomed (Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas) y además conocerás el criterio de varios de sus expertos que validaron el programa propuesto en la Biblioteca.

(…) Partiendo del diagnóstico realizado, a partir de la variable: Identificación de competencias informacionales de los participantes, se pudo constatar que la mayoría de los encuestados en la Bncjm, poseen un nivel de desempeño regular, en el uso de las TICs, lo cual posibilitó la elaboración y planificación del Programa formativo en Alfin, que dio culminación al estudio. A través de los vacíos de conocimiento demostrados se definieron los contenidos de aprendizaje, para trabajar en base al cambio, sobre la necesidad de la superación profesional.

En la elaboración de la propuesta del Programa Alfin para los profesionales de la Bncjm, se consultó la literatura existente, y se tomó como referencia algunas experiencias aplicadas a estos fines en otras entidades del país.

Como todo programa formativo, se tomaron en cuenta algunas bases epistemológicas, las cuales estuvieron basadas en el Enfoque histórico- cultural de Vigostsky, que parte del siguiente planteamiento teórico:…”Detrás de todas las funciones superiores y sus relaciones, se encuentran genéticamente las relaciones sociales, las auténticas relaciones humanas (Vygotsky, 1995:150). Desde la perspectiva vygostkyana el pensamiento formal no se construye solamente como producto de la evolución biológica sino, y fundamentalmente, como resultado de la historia humana a través de los procesos de mediación formativa (Bronckart, 2003).

La Teoría Socio Cultural de Vigostky (1981), define el desarrollo de los individuos ligado indisolublemente a su interacción con el contexto socio histórico- cultural. Se aplica el concepto de “Zona de Desarrollo Próximo” planteado por este autor como una relación dialéctica entre el aprendizaje y el desarrollo. El aprendizaje precede al desarrollo y una enseñanza adecuada contribuye a crear zonas de desarrollo próximo; la zona de desarrollo próxima es el espacio dónde se construye el conocimiento, dónde sucede la formación y dónde hay una influencia mutua entre el educador y el educando. Así, “el sujeto que construye el conocimiento es, para cualquier tipo de constructivismo, un sujeto activo que interactúa con el entorno”. (Serrano y Pons, 2011)

Se tuvieron en cuenta, además los siguientes preceptos teóricos y metodológicos de la formación por competencias:

Enfoque de Markless para el desarrollo de la alfabetización informacional en ambientes digitales y el desarrollo del pensamiento crítico. (Markless y Streatfield, 2007).

Las normas publicadas por Australia y New Zealand Institute for Information Literacy (2004). (Instituto para la Alfabetización de la Información (2004).

Las normas sobre aptitudes para el acceso y uso de la información en la Educación Superior (ACRL/ALA, 2000).

Normas de competencias informacionales para el Sistema Nacional de Información en Salud.(Fernández, Zayas y Urra, 2008)

Para la estructuración del plan estratégico de alfabetización informacional se siguieron los pasos propuestos por el Institute for Information Literacy (Association of College and Research Libraries (El Instituto de Alfabetización de la Información (Asociación de Bibliotecas Universitarias y de Investigación) que aparecen en el trabajo Características de los programas de alfabetización en información que sirven como ejemplo de las mejores prácticas publicadas en el año 2000. Esta propuesta fue revisada y adaptada a partir del contexto en el que se aplicaría, quedando conformada de la siguiente forma.

Misión: Desarrollar conocimientos, habilidades y actitudes en los profesionales de la Bncjm, mediante la implementación de un Programa de Alfin que brinde oportunidades de aprendizaje.

Visión: Consolidar en los trabajadores de la Bncjm la cultura informacional y las competencias informacionales.

Metas: Formar líderes de Alfin que sistematicen la formación de competencias informacionales en la Bncjm.

Objetivos

1.Desarrollar competencias informacionales en los trabajadores de la Bncjm.

2.Reconocer los elementos que forman parte de un proceso de formación de competencias informacionales.

3.Identificar una necesidad de información, las fuentes esenciales, vías para su acceso y formas de usabilidad con visión crítica y un comportamiento ético.

4.Adquirir habilidades para insertarse de manera exitosa en la sociedad de la información y el conocimiento

5.Adoptar decisiones informadas desde diferentes posiciones y con pensamiento crítico.

Tipo de actividad: Curso

Título: Programa de Alfabetización Informacional para los trabajadores de la Bncjm Nivel: institucional

Modalidad: semipresencial.

Tiempo de duración: 10 semanas (80 horas)

Personal a los que va dirigido: Profesionales de la Bncjm

Sede: Universidad Virtual de Salud del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas/Infomed

En cuanto a los temas, objetivos temáticos y contenidos: Se previó dedicar la primera semana a realizar un diagnóstico inicial en el inicio del curso, sobre el nivel de conocimientos que poseen los estudiantes sobre cada competencia y a su familiarización con la plataforma educativa Moodle .

Para la conformación de unidades didácticas y contenidos del programa docente se realizó la triangulación metodológica para obtener información validada sobre las unidades didácticas y los contenidos que formarían parte del proceso formativo. Se tuvieron en cuenta además elementos conceptuales que vincularan las competencias informacionales de los trabajadores de la Bncjm con el desarrollo social.

Formaron parte de este análisis , el criterio de especialistas, los vacíos de conocimiento identificados en el desarrollo del diagnóstico que aportaron datos a la investigación a partir de la aplicación de los instrumentos metodológicos utilizados (grupo focal, observación, cuestionario, entrevista), las tendencias actuales para la conformación de programas Alfin identificadas en la  investigación documental, los contenidos relacionados con el desarrollo de las TICs y los contenidos descritos en las competencias informacionales.

Para validar el Programa formativo en Alfin, se sometió el contenido a la valoración por criterios de expertos, en la que participaron cinco especialistas que tienen experiencia en el desarrollo e implementación de programas de Alfin, específicamente en el sector de la salud, compuesto por dos doctores en ciencias, dos máster en ciencias y un licenciado.

La descripción de la evaluación estuvo monitoreada por el empleo de un instrumento basado en el método Delphy, diseñado para recoger los criterios de los  especialistas teniendo en cuenta la evaluación de tres variables fundamentales (suficiencia, pertinencia y nivel de actualización) de los objetivos estratégicos y los contenidos del Programa propuesto. Se utilizó una escala de Likert en el rango de uno a cinco donde: 1(indica la menor cualidad y 5 la mayor). La descripción de las variables obedece a los siguientes criterios:

Suficientes: Se refiere a que están recogidos todos los criterios y objetivos que tributan al desarrollo de la Alfin.

Pertinentes: Que los objetivos y contenidos del Programa se correspondan con las competencias informacionales que deben desarrollar los profesionales de la Bncjm para contribuir a la formación de usuarios y al desarrollo social.

Actualizadas: Que los contenidos se correspondan con las actuales tendencias de formación de competencias informacionales.

Los resultados de la evaluación de los expertos aportaron los siguientes elementos para la validación de los objetivos temáticos y contenidos del programa propuesto.

El 100 por ciento de los especialistas participantes señalaron que los objetivos temáticos de las cinco unidades didácticas eran suficientes para desarrollar los contenidos, así como pertinentes al corresponderse con las competencias informacionales a desarrollar por los profesionales de la Bncjm y tenían una actualización adecuada. (en todos los casos se obtuvo el mayor puntaje)

El 60 por ciento de los especialistas participantes en la validación realizó recomendaciones para enriquecer los contenidos de las unidades didácticas con contenidos relacionados con el desarrollo social de los individuos.

Todos los especialistas señalaron en las recomendaciones la necesidad de enfatizar en la adquisición de habilidades para el manejo de las TICs.

Un especialista recomendó la revisión y ajuste de los verbos utilizados para la definición de los objetivos (…)

Tomado de: Propuesta de Programa de Alfabetización Informacional para los profesionales de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí. Tesis presentada en opción al Título Académico de Máster en Desarrollo Social: MS.c Reina Ramírez Granela. FLACSO – Cuba / La Habana, 2017. Continuará…

Aprendiendo más sobre Alfim… 

¿Sabías qué?…        

Formular estrategias de búsqueda posibilita una mejor gestión de la información

¿Por qué son importantes las estrategias de búsquedas? ¿Cómo aprender a buscar eficientemente?

Como bibliotecarios de estos tiempos debemos apropiarnos de habilidades que nos ayuden a ofrecer un servicio de excelencia, para lo cual debemos desarrollar estrategias de búsquedas, que garanticen obtener en menor tiempo, una información fidedigna y con la calidad que requiere el usuario, para ello existen algunas fórmulas que a continuación te ofrecemos:

Para no hacer tan amplia la búsqueda hay que delimitar los límites del tema, esto nos ayudará a definir los alcances de la investigación en su acceso, tanto espacial, temporal o conceptual, y cómo debemos ubicarnos en los detalles de la temática, cuáles palabras o términos serían claves para su búsqueda, de qué área geográfica estamos hablando, de qué período de tiempo se trata, a qué industria puede pertenecer la información deseada, cuál es el tema principal, entre otras variantes.

Cuando tengas definido y delimitado el tema, observarás que hay palabras que pueden tener uno o más sinónimos, o engloban un concepto determinado, o por el contrario, puedes encontrar términos que no quieres que estén relacionados con la búsqueda. Para ello se recomienda hacer un listado con las palabras del tema que buscas, sinónimos, nombres de personas e instituciones. VisuwordsTM es una excelente página que te puede ayudar a enriquecer tu listado en términos. Una vez que tengas el listado puedes realizar combinaciones de palabras claves, temas, conceptos y materias con instituciones o ubicaciones geográficas, para ello puede utilizar los operadores booleanos (conectores que ayudan a definir la relación entre dos o más términos de búsquedas). En el próximo número te diremos cuáles son estos operadores y que función realizan para enriquecer cada búsqueda que realizas.

¡No faltes, te esperamos!

 

Nota. Todas las imágenes fueron tomadas de Internet.