Galiano y San Rafael: dos calles que evocan la historia

Por Mabiel Hidalgo Martínez

La Habana cumple este 2019, cinco siglos de fundada y qué mejor homenaje que recorrer su historia a través de sus calles principales, sus tradiciones y eventos, muestras de la cultura que nos identifica como cubanos.

Una de las calles más populares de la ciudad de La Habana, es sin dudas Galiano, comienza en Malecón y termina en Reina. Según José María de la Torre, sus inicios se remontan a la construcción de un puente en esta Calzada para pasar sobre la zanja, por orden del ministro Interventor de Obras de Fortificaciones, Don Juan Martín Galiano. En 1836 el general Tacón le hizo dar a dicho puente la dirección de la calle.

En sus primeros años, Galiano se cerraba en la calle San Miguel y no fue hasta 1842 que se extendió hasta la de Reina. También se le denominó “la calle de los mangos”, pues “en ella se sembraron las primeras semillas de mango que en número de tres llegaron a esta isla”(1). El nombre oficial en la actualidad es Avenida de Italia, por disposición del Ayuntamiento de La Habana, el 17 de diciembre de 1917. 

Por su parte, San Rafael, la cual se cruza con Galiano y da inicio a un boulevart que desemboca en la calle Prado, también merece distinción respecto a otras calles de la capital de Cuba. Se le llamó durante una época “General Carrillo”, empieza en la calle Prado y termina en la de Mazón”(2).

San Rafael, conocida como “Avenida de la vanidad”, siempre fue “lugar propicio para el desfile de la belleza femenina y apostadero de los galanes”(3).

Desde finales del siglo XlX, el auge del comercio en dichas arterias, con énfasis en las variadas ofertas de las vidrieras, popularizó la frase “ir de tiendas”. “Así, tarde tras tarde, en todos los días del año, van “de tiendas” las habaneras: jóvenes y… menos jóvenes; solteras, casadas, viudas y divorciadas; pobres y ricas; chiquitas de sociedad y oficinistas u obreras”(4).

En el año 1936 se celebró el centenario de las calles Galiano y San Rafael.  La organización de los festejos estuvo a cargo de Conrado Massaguer y un grupo de patrocinadores entre los que estuvo la Asociación de Propietarios y Comerciantes de las calles de Galiano y San Rafael. Como resultado de la festividad se editó el Álbum Recuerdo del Centenario de las calles de Galiano y San Rafael 1836-1936, con abundantes grabados y fotos, así como pasajes históricos contados por prestigiosos periodistas e intelectuales.

    

Con motivo de las celebraciones por el centenario, se convocó diferentes concursos: el de jinetes, concurso de carruajes de tracción animal, de “dobles” de artistas de cine, de vidrieras, desfile infantil y carrozas. En el desfile de carrozas y carruajes resultó ganadora del primer premio, la carroza de la Cervecería “La Polar”.

    

La posición privilegiada de Galiano y San Rafael dentro del centro urbano de la ciudad unido a la historia, riqueza cultural y arquitectónica que las caracteriza, las convierte en referentes obligados para visitantes y residentes en La Habana. Conocerlas mejor, desde el pasado hasta tiempos cercanos, nos convida a amarlas y preservarlas con responsabilidad y sentido propios.

 

Citas

Galiano: la calle de los mangos. Avance. Octubre 12 de 1943. p. 56

Manuel Pérez Beato. Habana Antigua. Apuntes históricos. Tomo 1. La Habana: Seoane, Fernández y Ca., 1936. p. 224.

Manuel Pérez Beato. Habana Antigua. Apuntes históricos. Tomo 1. La Habana: Seoane, Fernández y Ca., 1936. p. 224.

El Curioso Parlanchín. “Como van de tiendas las habaneras”. En Álbum Recuerdo del Centenario de las calles de Galiano y San Rafael 1836-1936, p. 53.