Programa de alfabetización Informacional para los profesionales de la BNCJM

Por MS. c Reina Ramírez Granela

 

Tomando como punto de partida, los criterios esbozados por los especialistas en ALFIN, para la validación de los contenidos del programa formativo, relacionados por la autora en el número anterior de Librínsula, se ajustaron los objetivos temáticos y los contenidos, quedando conformada la propuesta del programa con 5 Unidades didácticas de aprendizaje.

La Unidad didáctica 1, dedicada a la Introducción al curso y definición del nivel de conocimiento de los participantes. Conformada por 5 objetivos temáticos y 4 contenidos. Los objetivos estarán encaminados a: Identificar la forma en que los participantes se relacionan con la información y las posibilidades de hacer un uso más eficaz de la misma,  reconocer las principales características del pensamiento crítico y creativo,  definir el concepto de alfabetización informacional como un proceso necesario y su relación con el contexto donde desarrolla su actividad profesional,  nombrar los conceptos de competencia, competencia informacional, gestión de la información y gestión del conocimiento y reconocer la importancia del uso de las TICs y su relación con la información y el conocimiento. Para ello se han detallado contenidos como: Surgimiento y evolución del concepto de alfabetización informacional, concepto de competencia informacional, conceptos relacionados con la gestión del conocimiento y la gestión de información, así como reconocer las Implicaciones de las competencias informacionales en el desarrollo social del país.

La Unidad didáctica 2, contará con 4 objetivos temáticos en los que se relacionan: Identificar métodos y herramientas que pueden ser utilizados para recuperar la información, formular estrategias de búsqueda de información eficaces que permitan la recuperación de la información, localizar las fuentes de información impresa y electrónica y aplicar las TICs en función de la localización y acceso de la información. En consonancia con ellos, se han previsto 6 contenidos temáticos: Importancia del acceso a los recursos de información actualizados para el desarrollo social, el concepto de búsqueda de información, su clasificación (búsqueda sencilla y búsqueda de avanzada), las herramientas de búsqueda,  (buscadores y metas buscadores, catálogos), el concepto de estrategia de búsqueda. Uso de los operadores booleanos, de truncamiento y sintácticos o de proximidad, las fuentes de información impresas y electrónicas (monografías, publicaciones seriadas, bases de datos, publicaciones electrónicas, obras de referencia), y el  uso de las tecnologías en el proceso de búsqueda de la información.

La Unidad didáctica 3 estará dedicada a la evaluación y organización de la información y del proceso de búsqueda de la información. Para ello se han previsto 5 objetivos didácticos: Comprender la necesidad de evaluar la calidad de la información proveniente de diferentes fuentes de información,  enumerar los indicadores que se deben aplicar para evaluar la información encontrada, aprender a evaluar la necesidad de información y la estrategia trazada para el acceso y recuperación de la información, aprender a utilizar los gestores bibliográficos, y aprender a utilizar los mapas conceptuales para organizar la información. Para dar cumplimiento a los objetivos de han tomado en cuenta los siguientes contenidos: Conceptos fundamentales: evaluación, lectura crítica, análisis y síntesis,  criterios e indicadores para la evaluación de la información. Características de la evaluación de los recursos electrónicos, pensamiento crítico y sociedad, la relación entre pensamiento crítico y la evaluación de la información, y todo lo concerniente a los gestores bibliográficos y mapas conceptuales.

La Unidad didáctica 4, está prevista para el uso ético de la información, con 2 objetivos temáticos: Identificar los elementos esenciales relacionados con la ética en el uso de los recursos de información y reconocer el valor de utilizar la información conforme a los principios éticos y legales. Para lograr lo se han previsto 5 contenidos: Ética y sociedad, descripción de los principales problemas éticos en el uso de la información, el marco ético y jurídico de la información: La Ley de derecho de autor y propiedad intelectual, concepto de Plagio. Legislación sobre el plagio. Incidencias que tiene para el individuo en el ámbito social y profesional, y las Licencias Copyright y Copyleft. Creative Commons. Las reglas de citación.

Y por último la Unidad didáctica 5: Comunicar y compartir el conocimiento, que cuenta con 2 objetivos temáticos: Aprender a comunicar de forma adecuada la información y prender a comunicar en la web 2.0, Redes Sociales, Blogs. Los contenidos previstos estarán centrados en: Principios de la comunicación en la sociedad actual, características de la Web 2.0, el uso de las Redes Sociales y el uso de los Blogs.

La planificación del programa docente se ha previsto con el apoyo administrativo e institucional, donde la  BNCJM apoya el desarrollo del Programa ALFIN, utilizando como estrategia la inserción en el mismo de trabajadores de las diferentes áreas que prestan servicios al público.

Se ha previsto La colaboración entre los miembros de la organización, los coordinadores del plan ALFIN, profesores, tecnólogos y expertos externos para la consecución de los objetivos. El personal que garantizará estará conformado por los coordinadores del programa, bibliotecarios, profesores, tecnólogos, la extensión constará con un plan de comunicación que promueva la necesidad de desarrollar el programa de ALFIN, incluyendo la motivación hacia el público meta,  y los beneficios de su aplicación.

En el proceso docente como medios de enseñanza se utilizaran: La Guía Orientadora, el mapa conceptual de los contenidos de la Unidad, conferencias en texto, Foro de discusión la bibliografía básica y la complementaria.

El control del aprendizaje estará orientado, a partir de lo planteado por Gratch Lindauer en su trabajo “Los tres ámbitos de evaluación de la alfabetización informacional”, se propone realizar el control del proceso formativo desde tres dimensiones: Los entornos de aprendizaje (incluye plan de estudios, oportunidades de aprendizaje), los componentes del programa formativo (incluye los contenidos y las oportunidades para el aprendizaje independiente), los resultados del aprendizaje (incluyen medidas de rendimiento en tests, evaluaciones sistemáticas, auto-evaluaciones.)

Los contenidos formativos se evaluarán a través de preguntas que estimulen el pensamiento crítico y el aprendizaje activo. En cada Unidad se aplicaran tareas evaluativas para examinar actitudes, expectativas y conocimientos de las habilidades informacionales desarrolladas por los estudiantes.

Las evaluaciones permiten la construcción del conocimiento adquirido, desarrollar habilidades en cada competencia básica y que el estudiante demuestre su actitud informacional.

Al concluir cada Unidad de aprendizaje se consolida el nivel de competencia logrado considerándose apto entre 70 y 100 puntos con la siguiente escala:

 

CONCLUSIONES

El curso de esta investigación iniciada en el año 2014, con el propósito de desarrollar acciones para la propuesta de un Programa de ALFIN, constituyó la base para fomentar el proceso de aprendizaje de las competencias informacionales en la BNCJM. El programa formativo propuesto, contribuirá al reconocimiento de la necesidad de adquirir competencias informacionales, para la superación del capital humano de la entidad. El estudio constituye el inicio de una etapa cualitativamente superior que incluye la consolidación de la cultura informacional en la BNCJM.

Los postulados teóricos metodológicos empleados constituyeron la base para continuar profundizando en el estudio. La ALFIN desarrolla en las personas conocimientos, habilidades y actitudes para identificar una necesidad de información, buscarla, encontrarla y procesarla, a través del uso de las tecnologías, aspectos esenciales para el éxito de los procesos sociales de hoy, que se revierte en favor  del desarrollo económico y social del país.

Consolidar el proceso de formación de competencias informacionales, es el reto que deben asumir  las partes involucradas en este proceso. Buscar nuevas maneras para instruir al resto de los trabajadores, y perfeccionar de forma continua el Programa Formativo propuesto una vez impartido, debe ser una tarea permanente.

Sigue siendo una necesidad la voluntad política para el apoyo de los directivos al proceso de formación de competencias informacionales, así como las dificultades con el equipamiento tecnológico y la conectividad. Se pudo demostrar además que no existen estudios anteriores en la BMCJM, relacionados con el tema ALFIN, lo cual constituye una debilidad en relación a la sistematicidad de las acciones para el desarrollo de estas habilidades. Se reconoce como fortaleza importante, el interés de los profesionales para contribuir al aprendizaje de las acciones de formación de competencias en ALFIN.

Es el ser humano, como ser social, quien determina el uso que ha de dar a la información, en función de su desarrollo personal y profesional, para que ello se revierta en el bienestar de la comunidad; es a partir de ese uso, que se produce la apropiación y la generación de nuevos conocimientos, en consonancia con el entorno tecnológico que nos rodea, y al cual no debemos estar ajenos, si se pretende potenciar el desarrollo de nuestra sociedad.

RECOMENDACIONES

Implementar  el curso de alfabetización informacional  en la BNCJM con la participación de todos los profesionales que participaron en el estudio.

Sistematizar el proceso de formación de alfabetización informacional para contribuir a la formación de una cultura informacional y el desarrollo social de los profesionales de la BNCJM

Hacer extensivo la aplicación del programa formativo al Sistema de bibliotecas Públicas de Cuba.

Tomado de: Propuesta de Programa de Alfabetización Informacional para los profesionales de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí. Tesis presentada en opción al Título Académico de Máster en Desarrollo Social: MS. c Reina Ramírez Granela. FLACSO – Cuba / La Habana, 2017.

Aprendiendo más sobre ALFIN…  Sabías que…    

El mismo se ha destacado por su amplia gama de estudios acerca de ALFIN. Recientemente se ha desempeñado como coautor del estudio, 75 lecciones aprendidas en programas de alfabetización informacional en universidades iberoamericanas, que aporta un significativo número de datos sobre estudios relacionados con  el tema acerca de la ALFIN.  

 

El paradigma ALFIN, con más de 30 años de recorrido en diversas áreas del planeta, ha tenido muchos estudiosos que ha realizado importantes aportes a sus presupuestos teóricos. El Latinoamérica específicamente, contamos con Alejandro Uribe Tirado, Dr. en Bibliotecología y Documentación Científica,   Profesor e Investigador en la Escuela Interamericana de Bibliotecología de la Universidad de Antioquia-Colombia.

<< Dr. Alejandro Uribe Tirado.  Imagen tomada de Internet

El concepto de ALFIN emitido por Uribe Tirado, es a nuestro juicio uno de los más abarcadores, en cuanto a contenido, el mismo ha puesto al descubierto los principales elementos que constituyen la esencia de este dialéctico paradigma expresando que:

Es el proceso de enseñanza-aprendizaje que busca un individuo o colectivo, gracias al acompañamiento profesional y de una institución educativa o bibliotecológica, utilizando diferentes estrategias didácticas y ambientes de aprendizaje (modalidad presencial, “virtual” o mixta–blendedlearning– o aprendizaje combinado, alcance las competencias (conocimientos, habilidades y actitudes) en lo informático, comunicativo e informativo, que le permitan, tras identificar sus necesidades de información, y utilizando diferentes formatos, medios y recursos físicos, electrónicos o digitales, poder localizar, seleccionar, recuperar, organizar, evaluar, producir, compartir y divulgar (comportamiento informacional) en forma adecuada y eficiente esa información, con una posición crítica y ética a partir de sus potencialidades (cognoscitivas, prácticas y afectivas) y conocimientos previos y complementarios (otras alfabetizaciones-multialfabetismo/literacias), y lograr una interacción apropiada con otros individuos y colectivos (práctica cultural-inclusión social), según los diferentes roles y contextos que asume (niveles educativos, investigación, desempeño laboral o profesional.

 ¡Te esperamos en el próximo número, no te lo pierdas!