Aportes del Sharismo para la gestión de la información

Por Javier Santovenia Díaz

Se evidencia en el contexto actual un notable incremento  de interrelación entre las redes sociales y los sistemas de conocimiento, dando como resultado que las bibliotecas se encuentren en la necesidad de planificar necesarias transformaciones en su quehacer, que se caracteriza por acceder y compartir (share) datos, archivos y aplicaciones de certificada calidad entre las personas quienes utilizan computadoras de escritorio, dispositivos móviles entre otros medios de comunicación.

Estas transformaciones enfocadas en compartir estos conocimientos y experiencias con el uso de las tecnologías antes mencionadas tienen influencia del Sharismo, concepto acuñado por Isaac Mao, ingeniero informático e investigador en  diversos  campos de la enseñanza, quien afirma que  las instituciones son similares a los grupos de neuronas que forman redes ampliamente interconectadas,  y que mediante el cambio en la fortaleza de las sinapsis entre células, son capaces de procesar información, y aprender”.  1

Se puede agregar, que el Sharismo tiene como puntos de partida los resultados de la neurociencia y los estudios del cerebro humano que está codificado en el genoma humano. Así como que los ciudadanos están aprendiendo a participar activamente ya que cuánto más compartes, más obtienen para beneficio de sus instituciones en el camino hacia la sociedad del conocimiento.

Otra idea subordinada, pero no menos importante, la encontramos en la afirmación “Una red neuronal existe con la finalidad de compartir actividad e información”.  De la misma se puede afirmar que este modelo cerebral debería inspirarnos ideas y decisiones sobre las redes de colaboración entre los profesionales de la información se pone de relieve el rol que juegan las redes académicas y las instituciones de la información como uno de los ejes de la cooperación e integración para el desarrollo del conocimiento.2

La realidad inmediata nos impone un reto, porque cada profesional de la información constituye una célula y en unión de sus colegas comparten datos, información, conocimientos de mayor complejidad para la toma de decisiones operativas conforman una red neuronal; y los métodos compartidos deben estar basados hoy más que nunca en la confianza mutua mediante los procesos de aprendizaje, a tal punto que las comunidades de usuarios y programadores estén en condiciones de proponer innovaciones e iniciativas para la mejora continua de los procesos informativos – bibliotecarios y alcanzar los objetivos propuestos en nuestras respectivas instituciones.

Bibliografía

1. Portal Slideshare (2018).: Sharismo y conectivismo.  Recuperado desde: es.slideshare.net

2. Almuiñas Rivero, José Luis, & Galarza López, Judith. (2016).: Las redes académicas como ejes de integración y cooperación internacional de las instituciones de educación superior. Revista Cubana de Educación Superior, 35(1), 18-29. Recuperado en 26 de junio de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0257-43142016000100002&lng=es&tlng=es.

Ing. Isaac Mao