Biblioteca provincial Ramón González Coro. Pinar del Rio.

(Realizado por colaboradores del Sistema de Bibliotecas Públicas)

Por primera vez y según acta capitular del ayuntamiento de Pinar del Río de fecha 15 de mayo de 1895 se trata de poner en funcionamiento una biblioteca pública.

Años después el 19 de Junio de 1900 comienza a prestar servicios con carácter semipúblico, ya que era utilizada por alumnos y profesores la biblioteca del instituto de segunda enseñanza de Pinar del Río, situada en la Calle Maceo Esquina de Luz Zaldívar. Posteriormente se reestructura y el día 20 de mayo de 1942, con el nombre de José Martí, en un artículo de la época, se hace alusión a que el 99% de los habitantes de Pinar del Río creían que a esta Biblioteca solo podían acceder los alumnos del instituto.

Se conoce la existencia de otra en los predios del antiguo Gobierno Provincial, situada en la calle Maceo, a la que el pueblo llama: La quinta rueda del carro, porque abre solo a los empleados y funcionarios de la dependencia gubernamental.

La biblioteca de la Escuela Normal para maestros fue fundada el 4 de octubre de 1951 con el nombre de Ciprían Valdés. La misma podían utilizarla alumnos y profesores.

Además, la del Lyceum Femenino a la que solo tienen acceso las personalidades asociadas. En este mismo edificio se inaugura el 19 de mayo de 1953 una biblioteca con el nombre de Isabel Rubio.

Con el triunfo de la Revolución el 1ro de enero de 1959 comienzan a producirse trascendentales cambios políticos sociales y económicos en nuestro país de beneficio del pueblo. La elevación del nivel cultural resultó una de las primeras preocupaciones del gobierno revolucionario era indispensable eliminar el analfabetismo como primer paso y no obstante las limitaciones económicos comienza el avance impetuoso de radicales trasformaciones en todos los órdenes. Se hacía necesario crear bibliotecas en todo el país y mejorar las existentes.

En la ciudad de Pinar del Río era indispensable poner al servicio del pueblo una biblioteca. Surge la iniciativa y el 30 de mayo del 1959 se inaugura en el edificio del gobierno provincial sede de la coordinación provincial revolucionaria en la calle Martí entre Colón y Recreo de esta ciudad la Biblioteca Pública Ramón González Coro cuyo nombre rinde merecido homenaje al mártir pinareño que perdiera su vida en la lucha contra la tiranía.

La Biblioteca Ramón González Coro, en la actualidad Biblioteca Provincial del territorio, nutre en sus inicios su fondo bibliográfico de libros recuperados de esas instituciones privadas y tiene varias sedes hasta, que en 1976 ocupa el inmueble de la antigua ferretería Canosa S.A., ubicada en la calle Colón entre Martí y Máximo Gómez, espacio entonces construido como almacén para la ferretería. El arquitecto Mario Alea, está a cargo de la adaptación del espacio en función de los departamentos y salas que hoy caracterizan a la institución.

Por resolución número 97 de fecha 6 de diciembre de 1962 año de la planificación, la JUCEI Provincial dispuso el traslado de esta biblioteca para la coordinación Provincial de cultura, organismo encargado de este frente de la Revolución. En cumplimiento de lo dispuesto en la expresada resolución. Pasan a formar parte del nuevo organismo todo el personal que labora en la biblioteca así como los muebles y la cantidad de 3,331 libros con valor aproximado de $7868.49 que era entonces la colección de la biblioteca.

En julio de 1965 en el acto de inauguración se encontraban presentes como invitados de honor Ramón González Coro (padre del mártir) Silvino Estrella comisionado Provincial, Faure Chomón y otras personalidades, más la participación de un gran número de participantes.

La biblioteca realiza un gran trabajo en esta etapa para incrementar los hábitos de lectura en la provincia, mantiene un trabajo fuerte con sus usuarios, aunque en esta etapa por una reparación permanece cerrada durante un año. El 17 de abril de 1968 vuelve a abrir al público, aunque sin las condiciones idóneas para las funciones previstas.

Es una constante preocupación del Partido y el Gobierno en la provincia la búsqueda de un local más adecuado para la ubicación de la biblioteca por la falta de capacidad en la misma por lo que se realiza un nuevo traslado escogiéndose como local el edificio construido por los propietarios de la antigua ferretería Canosa s. a. ubicada en la calle Colón entre Martí y Máximo Gómez el cual se construye para ser destinado  a servir como almacén de materiales de construcción de la mencionada ferretería, esta parte del edificio se reacondiciona por el arquitecto Marino Alea con los requerimientos necesarios para situar una biblioteca permitiendo departamentalizar la misma y habilitar entradas independientes para adultos y  niños y jóvenes, además se logra una mejor ubicación.  El 25 de Julio de 1976 en saludo a la celebración del 26 de julio, se traslada la institución al nuevo local en la apertura del acto participa Julio Camacho Aquilera secretario del PCC en la Provincia, compañeros de la Dirección Nacional de Bibliotecas trabajadores de la biblioteca y otros invitados de la provincia. Cuenta en ese momento con los departamentos y salas correspondientes a una biblioteca de categoría provincial, local que ocupa hasta la actualidad.

La biblioteca incrementa su trabajo creando nuevos espacios, eventos y actividades culturales que incluye concursos, talleres, y realizan un amplio trabajo extensionista, incrementan también su trabajo metodológico.

Atesora en su Sala de Fondos Raros y Valiosos documentos patrimoniales de la localidad.

En el año 2013 se lleva a cabo un mantenimiento constructivo y se crea la sala de navegación, para el acceso a Internet de los usuarios.

La Biblioteca Pública Provincial, como centro rector metodológico de la Red de Bibliotecas en la provincia, asesora, orienta, supervisa y evalúa metodológica y técnicamente el funcionamiento general de las 16 bibliotecas públicas que posee el territorio (1 provincial, 10 municipales y 5 sucursales).