José Martí en Repertorio Americano

Por Mauricio Núñez Rodríguez

La Biblioteca Nacional José Martí atesora una gran colección de la revista Repertorio Americano. Una publicación que nace en Costa Rica en la primera mitad del siglo XX y tuvo una notable circulación internacional.

Este año 2019 se cumple un siglo de la aparición de la prestigiosa revista que nucleó a buena parte de la comunidad intelectual del continente. La presencia del quehacer de los creadores cubanos de esa etapa fue significativa en sus páginas. La impronta del legado de José Martí, por ejemplo, estuvo jerarquizada en sus intereses editoriales. 

La experiencia de Repertorio Americano emerge y se mantiene por casi cuatro décadas (1919-1958) bajo la tutela de una sola persona: Joaquín García Monge. A diferencia de otras importantes revistas de América Latina integradas por varios creadores afines que devinieron posteriormente en grupos literarios y artísticos, en el caso de Repertorio, todo el proceso de la revista (edición, publicación, correspondencia, distribución) descansa en la férrea voluntad de su editor y fundador.

Garcí­a Monge viajó poco fuera de Costa Rica, sin embargo, tení­a comunicación con intelectuales y suscriptores de toda Hispanoamérica y también de Europa.

La obra de José Martí y su recepción en otros autores se reitera en los diferentes años de la revista —tal y como lo expresa la exhaustiva "Bibliografía martiana en Repertorio Americano" realizada por el colega Mario Oliva Medina—.(1) No es casual, entonces, que en año 1953 al cumplirse el primer centenario de su nacimiento, no solo se le dedicara un número especial en el mes de enero, sino que casi todas las entregas del año le reservan un espacio.

La impronta de José Martí en Repertorio Americano no debe analizarse desligada de la connotación de su imagen en Costa Rica, de las dos visitas que hizo al país, de los dos breves textos que le dedicara o de sus entrañables vínculos con Centroamérica. Pero, desde otra perspectiva, está relacionada estrechamente con la amplia presencia de patriotas y familias cubanas que emigraron a Centroamérica, específicamente, a Costa Rica a finales del siglo XIX como consecuencia de las etapas de la guerra por la independencia en la isla: la Guerra de los Diez Años (1868-1878) y la Guerra Chiquita (1879-1880).

Repertorio Americano —como legí­tima heredera de la mejor tradición de la prensa nacional— asume en sus páginas, no solo el universo de José Martí­, sino también el de otros próceres latinoamericanos como Bolí­var, Hostos, Sarmientos. Tanto es así que desde el año 1933 aparecen pensamientos de estas personalidades en las páginas de todos los números de la revista y es que "en el ideario Garcí­a-Mongeano encontramos por todas partes, aunque de manera dispersa, la importancia de las grandes figuras de América".(2)

El tributo a José Martí se multiplica a lo largo del año 1953, por ejemplo: aparecen poemas inspirados en su figura, se utiliza un fragmento de una de sus obras para recordar a Bolívar, se publican estudios que se detienen, no solo en la estancia de José Martí en diferentes países: México, Guatemala, España, sino también en secciones de su amplia creación.

Sus páginas se detienen en la recepción del pensamiento martiano en figuras de la intelectualidad cubana de la primera mitad del siglo XX. De ahí que las semblanzas sobre significativos estudiosos de su obra sea otra de las peculiaridades que identifica el homenaje desde las páginas de Repertorio Americano.

Sobresale la que brinda el puertorriqueño José Ferrer Canales sobre el pensador cubano Enrique José Varona, titulada “Perfil de Varona” y la titulada “Félix Lizaso, apóstol martiano” del autor mexicano José de Jesús Núñez y Domínguez.

Otra colaboración sustantiva resulta "Cecilio Acosta o José Martí". En el momento en que escribe este trabajo el poeta, crítico literario, ensayista, periodista y profesor universitario Augusto Arias (Quito, 1903-1974) era bien conocido en Ecuador por el conjunto de su obra; pero sobre todo por el Panorama de la literatura ecuatoriana que actualmente continúa siendo bibliografí­a de consulta en el sistema educacional de su país.

La presencia de ensayos que centralizan la temática martiana continuó posterior a 1953. Dos aproximaciones del ensayista cubano Juan Marinello (“Sobre el caso literario de José Martí” y “Martí Cataluña”, por ejemplo) aparecen en Repertorio Americano en el año 1954 y 1955, respectivamente.(3)

Repertorio Americano resultaba el espacio ideal para sensibilizar a los escritores y lectores de la región a propósito del acontecimiento histórico por su nivel de circulación, por el prestigio y respeto alcanzado a nivel continental y por la auténtica vocación martiana de su editor y diría más: porque confiaban en la revista y la consideraban un espléndido modo de divulgación.

Desde Repertorio Americano se le brinda un homenaje de carácter hispanoamericano a José Martí, si tenemos en cuenta los países de procedencia de los autores de los diferentes textos publicados o, dicho de otro modo, la revista lo recuerda de acuerdo a su propia naturaleza y al radio de acción universal que ya poseía.

Repertorio Americano se hace eco de todo lo que sucede en el continente en torno a la fecha. Es el homenaje a José Martí en el año de su centenario a través del diálogo intercultural, académico y fraternal que propicia las páginas de esta publicación decana de las revistas en el continente.

(1) Mario Oliva Medina: José Martí en la historia y la cultura costarricense, Editorial de la Universidad Nacional, Costa Rica, 2001, pp. 121-132.

(2) Mario Oliva Medina: José Martí en la historia y la cultura costarricense, p. 93.

(3) Juan Marinello: “Sobre el caso literario de José Martí” en Repertorio Americano, no. 17, 15 de septiembre, 1954; “Martí  y Cataluña” en Repertorio Americano, no.2, 15 de febrero, 1955.